EL UNIVERSO POR DESCUBRIR

Misterios, Ovnis, Mitología, Sucesos Paranormales, Historia, Leyendas, Conspiraciones, Militaria y Noticias.

Month: septiembre 2015

SERES MITOLOGICOS VOLADORES

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Continuando con la serie de seres mitologicos hoy os dejo la serie sobre los Dragones y seres mitologicos voladores espero que lo disfruteis, no olvideis comentar o darle a me gusta, un saludo blogueros.

SERES MITOLÓGICOS VOLADORES

ARPÍAS O HARPÍAS

harpias

Una arpía es un desagradable y horrible ser, en parte mujer y en parte buitre.
La parte inferior de su cuerpo y las alas son de buitre, y el torso y la cara de mujer, en concreto de una bruja. Su pelo es grueso, duro y enmarañado, como un estropajo, y tiene los dientes podridos. No suelen llevar ropas y siempre están envueltas en un fétido olor. Son seres tan sucios que infectan a otros seres al atacarles con sus garras.

Su lenguaje se basa en una especie de gritos y cacareos muy desagradables. Sin embargo, las arpías pueden entonar, con bastante gracia, un canto mágico capaz de hechizar a quien lo escuche, sobre todo a humanos y semi-humanos. Esta canción la usan cuando se ven atrapadas o cuando quieren atraer a viajeros ocasionales hasta su guarida.
Se deleitan molestando a otros seres y animales, sin embargo, son bastante cobardes, sobre todo si se encuentran solas, por lo que suelen huir con frecuencia. A pesar de ello, son muy vengativas y pueden seguir a un enemigo durante kilómetros.
Sus guaridas están situadas en la línea de la costa y son, frecuentemente, cuevas un poco profundas y tan sucias que ningún animal se atreve a acercarse. En ellas guardan algunos tesoros que se mezclan con toda la suciedad. Estas guaridas albergan a unas diez o doce arpías. Las arpías pueden colaborar esporádicamente con humanos ejerciendo de espías.

En la mitología griega, las Harpías o Arpías eran hermosas mujeres aladas conocidas principalmente por robar constantemente la comida de Fineo antes de que éste pudiera comerla, haciendo cumplir así un castigo impuesto por Zeus. Esto las llevó a pelear con los Argonautas. En tradiciones posteriores fueron transformadas en genios maléficos alados de afiladas garras, que es como se les conoce popularmente.

Las Harpías eran hijas de Electra y Taumante y hermanas de Iris. Hesíodo las describía en su Teogonía como criaturas de «adorables cabellos».
Fineo, un rey de Tracia, tenía el don de la profecía. Zeus, furioso con él por haber revelado secretos de los dioses del Olimpo contra la voluntad de éstos, le castigó confinándole en una isla con un festín del que no podía comer nada, pues las Harpías siempre robaban la comida de sus manos justo antes de que pudiera tomarla.
Este castigo se prolongó hasta la llegada de Jasón y los argonautas, que enviaron a los héroes alados, los Boréadas, Calais y Zetes, tras las Harpías. Éstos lograron espantarlas, pero no las mataron a petición de Iris, quien prometió que Fineo no volvería a ser molestado por ellas. Agradecido por su ayuda, Fineo contó a los Argonautas cómo superar las Simplégades para poder continuar su periplo.
La versión básica de este mito, a medida que fue contada una y otra vez, añadió nuevos detalles: a saber, que las Harpías no robaban la comida sino que la ensuciaban con sus excrementos, haciéndola incomible. Pronto fueron vistas como difusoras de suciedad y enfermedad, adquiriendo también su más famosa apariencia monstruosa.
Con esta forma fueron agentes del castigo, que raptaban a la gente y la torturaban de camino al Tártaro. Eran despiadadas, crueles y violentas y vivían en las islas Estrófades. Solían ser vistas como personificaciones de la naturaleza destructiva del viento.
Según Hesíodo, las Harpías eran originalmente dos: Aelo (‘viento tempestuoso’, a veces llamada Nicótoe) y Ocípete (‘vuelo rápido’). Posteriormente los romanos añadieron a Celeno (‘la oscura’), considerada la más malvada de todas. Homero nombra en la Ilíada una llamada Podarge (‘pies veloces’), madre, tras unirse con el viento Céfiro, de Janto y Balio, caballos de Aquiles. También se hace a las arpías madres de Flógeo y Hárpago, caballos de los Dioscuros (Cástor y Pólux).
Eneas encontró a las Harpías en las Estrófades cuando éstas robaron repetidamente el banquete que los troyanos estaban preparando. Celeno los maldijo, diciendo que los troyanos estarían tan hambrientos que se comerían sus mesas antes de que el día terminase. Los troyanos huyeron asustados.

DRAGÓN
^09614D845A7645E329DBE9212C51306ED1412C830C2A0FC0BA^pimgpsh_thumbnail_win_distr
Los dragones son inmensos reptiles alados pertenecientes a una de las razas más antiguas que existe en la mitología.
Son famosos por su enorme figura, de unos treinta metros, y por sus cualidades mágicas.
Los dragones se pueden clasificar según el color de sus escamas. Dentro de cada especie de dragón hay categorías que se basan en la edad. El poder de un dragón va en aumento con los años, de manera que los dragones adultos son, posiblemente, las criaturas más poderosas dentro del mundo mitológico.
Son seres independientes que rara vez viven en comunidad. Prefieren tener su propia guarida, generalmente una cueva grande, donde guardar sus pertenencias y preciados tesoros. Para un dragón, su tesoro es algo muy valioso; hace su cama con montañas de joyas y monedas y se deleita mirándolas.
Su piel es escamosa y con los años se va haciendo más dura. Además, suele tener gemas engarzadas entre las escamas que desvían las flechas. Por esta razón, se piensa que los dragones adultos son inmunes a los proyectiles.
La inteligencia de un dragón es variable, puede ir desde la de un astuto animal hasta la de un ser inteligente como pocos. Independiente de su inteligencia, un dragón es un ser con los sentidos muy agudos, por lo que puede detectar incluso a seres invisibles. Además, un dragón tiene clariaudiencia natural en su guarida y escucha hasta el mínimo sonido dentro de ella.
Los dragones se caracterizan por su ataque a través del aliento. Cada dragón, dependiendo de sus características, atacará con un aliento distinto, ya sea fuego, ácido, un cono de hielo, gas, rayo eléctrico, etc. También ataca con las garras, con los enormes colmillos, pateando, azotando con las alas y con golpes de cola.
El vuelo del dragón es muy ágil a pesar de su gran tamaño. Es característico su vuelo en rizo, al igual que el circular, para lanzarse después en picado.
Un dragón es un ser mágico que tiene capacidad de lanzar conjuros. Estos conjuros son adquiridos durante los años, de ahí que un dragón adulto sea más poderoso mágicamente que uno joven. Los conjuros los lanzan innatamente, sin necesidad de libros ni objetos mágicos.
Durante los años se han definido dos grupos principales entre los dragones; los buenos y los malvados. Normalmente, no interactúan entre ellos ya que estas dos subespecies llevan separadas muchísimos años.
Dragones benévolos
Dragón Dorado
dragon dorado
Esta raza se caracteriza por sus escamas de color dorado y por su longevidad. Se trata de la raza de dragones más poderosa y también de una de las más inteligentes y sabias. Defensores de la justicia por naturaleza, estos dragones han estado presentes en leyendas e historias, sin embargo, fueron exterminados por los Sombras Infernales, otra raza. Encontrar un dragón dorado actualmente es casi imposible.
Habilidades
Aliento de fuego: Una habilidad muy común entre la mayoría de razas que consiste en lanzar una ráfaga de fuego por la boca.
Viento divino: Un potente rugido que arrasa todo a su paso.
Curación: Exhalando su aliento los dragones que poseen esta habilidad pueden curar heridas.
Fuego Griego: Una mejora del Aliento de Fuego se trata de un fuego más caliente y que no se puede apagar con agua.

Dragón Plateado
^84E1FB8A71057D69F7363DF2B4B3549A9C81234DBE318CD2C3^pimgpsh_thumbnail_win_distr
Son los dragones qué más quieren y protegen a los humanos, pues se han mezclado mucho tiempo ya con ellos. Los más famosos reptiles de este color son Silvara, que vino bajo la identidad de una doncella elfa de la tribu de los Kalanesti, y su hermana Gwyneth, la mujer-dragón que cautivó el corazón del caballero Huma.
Estos dragones tienen unas brillantes escamas plateadas, se dice que son parientes lejanos de los dragones dorados y se diferencian de ellos en que son más rápidos aunque un poco impulsivos. Son orgullosos por lo que no se aconseja insultarlos.
Habilidades
Aliento de fuego: Una habilidad muy común entre la mayoría de razas que consiste en lanzar una ráfaga de fuego por la boca.
Grito de guerra: Si un dragón posee esta habilidad podrá lanzar un chillido agudo para distraer a su oponente o incluso aturdirlo.
Velocidad: Un dragón que posea esta habilidad será más rápido que otro de su misma raza que no la tenga.

Dragón Broncíneo
^B11763451E5CF760FE257FA2F17E403B9CF339D965C2B0C831^pimgpsh_thumbnail_win_distr
Este dragón posee unas preciosas escamas muy brillantes, de color bronce, y su tamaño es más que considerable. Suele habitar cerca de lagos y mares. Amigos de las sirenas.
Habitan en climas tropicales y lugares de mucha humedad, como los lagos.
Son amistosos con los humanos y semi humanos, y les gusta observarlos en su rutina. Para ello, se transforman en un animal pequeño, ya que tienen la capacidad de poli morfizarse.
Su aliento tiene dos formas; la de rayo eléctrico y la de nube de gas de repulsión. Además, los dragones broncíneos pueden lanzar conjuros para crear muros de niebla y controlar el clima.
Aunque sus guaridas son secas, están situadas cerca de pequeños mares, lagos y ríos. Son excelentes nadadores y les encanta bucear para buscar perlas y tesoros. Se muestran amistosos con otros seres marinos como sirenas, delfines y elfos de mar, aunque no lo son tanto con los piratas. De hecho, los dragones broncíneos destrozan barcos piratas en cuanto tienen oportunidad.
Dragón Ocre
^9680BBC1C024A1478FFE3898BBCA21B5D9AF1154BD0FA88DED^pimgpsh_thumbnail_win_distr
Estos dragones son propios de climas muy cálidos, como desiertos y llanuras, y son inmunes al calor y al fuego.
Sus escamas son de un color ocre oscuro durante su juventud y con los años se hacen más claras hasta que llegan a ser del mismo color que la arena del desierto. Su aliento puede ser un cono de gas de sueño o una nube de calor. El calor es tan fuerte que puede ser ampollan te. Sus conjuros son capaces de crear o destruir agua, controlar la temperatura, controlar los vientos e, incluso, invocar a un djinn.

Dragon Cobrizo
6dragon cobrizo
Viven en lugares rocosos. Aunque son benévolos, son unos dragones demasiado ambiciosos. Poseen dos tipos de bocanadas: la primera es un potente ácido y con la segunda pueden detener los movimientos del enemigo volviéndolos más lentos

Dragones Malvados
Dragón Rojo
7 dragon rojo
Los dragones rojos solían vivir cerca de los volcanes o en lugares muy calurosos. Normalmente, los dragones rojos no atacaban si no eran provocados, pero cuando lo hacían eran realmente agresivos, aunque no llegaban a ser tan desalmados como los dragones negros. Las llamaradas que lanzaban, eran grandes, ya que podían doblar a su cuerpo.

Dragon Negro
8 dragon negro
Normalmente, eran encontrados en pantanos, aunque había algunos que solían habitar guaridas debajo del suelo. Despiadados por naturaleza, devastaban todo a su paso, pero sólo atacaban si con el ataque podían sacar algo para su beneficio. Usaban un ataque poderoso que cubría los cielos de obscuridad, momento en el que podían pasar inadvertidos y atacar.
Dragón Azul/Hielo
9 dragon azul hielo
A los dragones azules también se les llamaba dragones de hielo, pues habitaban en zonas sumamente frías. Estos dragones eran pacíficos y tenían una piel muy gruesa, piel que los protegía de cualquier ataque de enemigo, incluso los dragones negros dudaban antes de tomar la iniciativa de atacar a uno de estos dragones.
Dragón Verde
10 dragon verde
Los dragones verdes, eran una raza extraña. Algunos dragones verdes eran muy pacíficos mientras que otros eran muy agresivos. Ellos habitaban en los bosques frondosos o en cuevas demasiado obscuras. No eran una raza fuerte, pero eran veloces e inteligentes. Atacaban cuando se sentían en peligro y cada uno de ellos portaba unas garras muy afiladas.

Dragon Blanco
11 dragon blanco
Pertenecen a la clasificación de “Dragones Malignos” y son los más pequeños de las especies de dragón. Estos dragones se adaptaron a las zonas frías y prácticamente no viven en otro lugar. Lanzan cubos de hielo donde encierran a sus enemigos.
OTROS DRAGONES
Neo dragón
13 neo dragon
Son muy poco comunes, extremadamente raros. Su aspecto varía, algunos cuentan con 4 patas delanteras y dos traseras, 4 ojos e incluso 6 paras de alas inmensas y fibrosas. No tienen escamas, su piel es lisa y sus alas están hechas de pluma y pelaje. No se puede decir mucho de estos dragones, ya que sus cambios en aspecto de unos a otros son tales, tanto en color, tamaño y cuerpo que lo más probable es que no existan dos parecidos, lo más mínimo. Sus pulmones están capacitados para volar a alturas inalcanzables sin problemas, sin temerle a la presión. Su apariencia es hermosa a la par de temible, y la gente prefiere evitarlos a toda costa. Su elemento base es Viento, y su debilidad depende del otro elemento que se les haya asignado.
Dragón Europeo
12 dragon europeo
Es el más común. Tienen como base Viento y Piro, pero en ocasiones se da el caso de que su elemento pasa a ser “Hielo”, un elemento poco común. Cuando eso sucede los dragones tienen escamas blanquecinas, y se les denomina “dragones nórdicos” o “de las nieves”.
El concepto moderno del dragón europeo es de una criatura capaz de expulsar fuego, alado, grande, cuatro patas, y con cuernos. Muchas historias modernas representan a los dragones como seres extremadamente inteligentes, capaces de hablar y, algunas veces, asociados con grandes magias y hechizos. La sangre de los dragones son fuentes de propiedades místicas: por ejemplo, al legendario Siegfried le permitió entender el lenguaje de las aves; a otro héroe, la sangre del dragón en su cuerpo le creó una armadura natural impenetrable. Así mismo, los dragones europeos clásicos protegen una caverna llena de oro y tesoros; por lo general siempre hay un caballero de un reino que intenta eliminar a la bestia, y salvar una princesa.
Es el más común. Tienen como base Viento y Piro, pero en ocasiones se da el caso de que su elemento pasa a ser “Hielo”, un elemento poco común. Cuando eso sucede los dragones tienen escamas blanquecinas, y se les denomina “dragones nórdicos” o “de las nieves”.

Dragón Asiático
14 dragon asiatico

Los dragones del este son comúnmente símbolos de la buena suerte o salud en algunas partes de Asia, y también son adorados a veces. Los dragones asiáticos se consideran como reguladores míticos del tiempo, específicamente lluvia y agua.
Este dragón es una mezcla de muchos animales. Una cabeza de un caballo o un camello, oídos de buey, el cuello o el cuerpo de una serpiente, escamas de pescado, pies de tigre, y garras de águila. Los dragones comunes tienen de tres a cuatro garras, donde el dragón imperial tiene cinco. Los dragones del este pueden volverse a voluntad, invisibles o visibles. Este dragón suspende generalmente una perla alrededor de su cuello, simbolizando el sol y llevando a cabo la energía del dragón. En el este, si uno encuentra un dragón recibe un regalo en comparación con muerte. El dragón es un compañero y maestro.
El dragón del este se encuentra en muchos lugares dependiendo de su naturaleza. El dragón subterráneo es encargado del tesoro guarda el metal precioso y las joyas encontradas que fueron enterraron profundamente dentro de la tierra. El dragón terrestre o señor del río regula y mantiene los manantiales, alterando sus cursos según lo necesite. Los dragones divinos o señores del tiempo forman las nubes, el viento, y la lluvia. Finalmente, el dragón celestial protege los cielos y los hogares de los dioses.
Al contrario de la mayoría de los tipos de dragones, los del Este no tienen alas (de hecho, los dragones del Ying-Lung eran los únicos que poseían alas.) ¿Cómo lograban volar entonces estos dragones? Bien, la gente del Este veía a los dragones como seres mágicos, por lo tanto su vuelo era “por Magia”.
La mayoría de los dragones del Este podían transformarse. Podían tomar la forma de diversas criaturas, tales como bestias u hombres. Para cuando hacían esto, eran siempre los más hermosos y bondadosos de toda la especie.
Dragones mesoamericanos
(Aquí no se hablaba de dragones, pero sí de serpientes gigantes)

16 dragones mesoamericanos
Eran semejantes a los orientales, con cuerpos de larga serpiente y con pequeñas alas (normalmente tenían plumas de pájaro en todo su cuerpo), son particulares ya que pueden volar pero no escupir fuego. Normalmente eran ayudantes de los dioses (por ejemplo, Tlaloc montaba una serpiente de viento para subir al cielo y provocar la lluvia). Había de varios tipos, desempeñando varias funciones de la naturaleza.
Dragones nativos americanos
17 dragones nativos americanos
En las mitologías de los nativos, los dragones son fuerzas de la naturaleza, por ejemplo, se decía que con sus alas producían los relámpagos y las ventiscas. También había dragones que Vivian en cuevas y comían carne humana. Eran vulnerables a las flechas y dardos envenenados y también vivían en lugares cercanos al agua.
Dragones famosos en la cultura popular
18 dragones famosos 118 dragones famosos 2

18 dragones famosos 318 dragones famosos 4
Los dragones son tan ricos para la imaginación, que alrededor de todo el mundo se siguen haciendo historias de ellos en todo el mundo, ya sea en canciones, series, películas, videojuegos, etcétera. Algunos ejemplos son Smaug en “El Hobbit”, Sheng Long en “Dragon Ball”, Drogon en “Game of Thrones”, Fújur en “La historia interminable”, Mushu en ‘Mulan’, Draco en ‘Corazón de Dragón’, Dragona en “Shrek” etc…..

Dragones Marinos
19 dragones marinos
No cuentan con alas y en ocasiones sin patas traseras, son dragones sin probabilidad alguna de escupir fuego. Cuerpo largo y resbaladizo como el de una serpiente marina cubiertos enteros de escamas generalmente azuladas y verdes perfectas para el camuflaje. El más famoso de la especie es el Leviatán, la mayor serpiente marina que se logró con la fama de crear tsunamis sin ninguna dificultad. Son de carácter frío y cauteloso, muy inteligente y rápido en el agua. Aguantan la respiración largos tiempos. En tierra son menos hábiles, pero no por ello torpes.
Su elemento base es Agua, aunque pueden controlar Hielo también. Débiles a Planta y Tierra.
Dragones de Latón
20dragones de laton
Viven en zonas arenosas. Son muy escandalosos y aparatosos y tienden mucho al egoísmo. Hablan hasta por los codos y viajan con los aventureros sólo por el hecho de escucharlos
hablar. Sus bocanadas pueden provocar sueño, miedo o ambos y son dragones que dominan la magia.

Dragón de Montaña
22 dragon de montaña
El dragón de la montaña se conoce como tal porque en tiempos medievales habitaba mayoritariamente las montañas y otros lugares remotos. Sin embargo, su nombre no es muy apropiado.
 Dragón Mestizo
23 dragon mestigo
No son una raza en sí, no se les considera “sangre pura” ya que son la unión de dos especies de dragones diferentes. Según las dos especies unidas, el dragón que nazca será una combinación del padre y la madre. Como por ejemplo, la mezcla más usual es la de dragón europeo y marino. Podría decirse que son las mantícoras de su raza. Cuerpo de dragón europeo pero alas y plumaje de dragón mesoamericano, patas traseras de dragón marsupial pero alas de dragón africano.
Dragón Marsupial
24 dragon  marsupial
Especie no muy común, solo residen en Australia. Sus patas traseras tienen una fuerza y agilidad impecables, su aspecto es muy parecido al de un canguro, solo usa sus patas delanteras a la hora de apoyarse o descansar, ya que son mucho menores y no pueden usarlas demasiado. Su cola es fuerte aunque flexible a la vez, y su mayor arma. No es aconsejable atacarles cuando están de espaldas. Tienen unas pequeñas orejas y cuernos en la cabeza. Son completamente aerodinámicos, y mayoritariamente son alegres e hiperactivos. Su elemento base es Piro y Tierra y son débiles a Viento.
Dragón Lindworm 
^09776A01CF234793115CB6F3AFCD8D1DBE5E9086451DDDB51E^pimgpsh_thumbnail_win_distr
Un lindworm (llamado lindorm en Escandinavia y Lindwurm en Alemania); consiste en dos palabras germánicas que significan la “serpiente que entrampa”  es una gran serpiente-dragón de la mitología y del folklore europeos. Las leyendas divulgan que poseía dos o ninguna piernas. En el folklore nórdico y germánico, el lindworm es similar al wyvern, aunque carecía de alas. Los Lindworms eran supuestamente muy largos y comían ganado y cuerpos, invadían abadías y comían a los muertos de los cementerios.
Dragon Jaculus o Amphitere

25 dragon jaculus

También conocido como Amphitere, es una serpiente o un dragón con alas pequeñas sin piernas. Similar a su pariente americano más pequeño el coatl de la mitología azteca. Se dice que habitaba en enjambres en los árboles de franquincienso u Olíbano en Arabia. Cuando los árabes vinieran coger las especias valiosas, el jaculus solía atacarlos. El jaculus tenía una cola que terminaba en una punta de flecha aguda, como algunos dragones. El Amphiptère caía con gran velocidad desde los árboles usando su cola como una jabalina, perforando, de esta forma cazaba a sus presas en el bosque. Este tipo de dragones se divisó en la espesura africana, en el mediano este y hasta las islas Británicas
Dragon Lung 
26 dragon lung
Lung es el término utilizado por los chinos para nombrar a la gran variedad de dragones que poseen. Existen nueve tipos de dragones chinos Imperiales (nueve porque es el número de la suerte): el dragón de cuernos Qiu Lung, el dragón celestial Tian Lung, el dragón espiritual Sheng Lung que controla las lluvias el viento y las inundaciones, el dragón terrenal Ti-Lung, el dragón de tesoros ocultos Fucan Lung, el dragon acuático Wang-Lung, el dragón que arrolla Pan Lung, el dragón amarillo Huang Lung, y el rey dragón Ying Lung.
Los dragones imperiales poseen cinco garras mientras que los koreanos tienen cuatro y los japoneses tienen tres. Según la leyenda establece, los dragones se originaron en China y cuando más lejos viajaban más garras perdían hasta el punto de no poder continuar el viaje.
Dragon Ryū
27 dragon ryu
El ryū conocido como Tatsu es oriundo de Japón. Es un ser grande y fantástico, serpententino, y es similar al dragón lung chino y el yong coreano. Se diferencia de los demás dragones porque solo tiene tres dedos en cada pata. Se representa sin alas, cubierto de escamas, con piernas cortas y cuernos. Se asocia generalmente con las aguas de la superficie, las nubes o los cielos. Existen 6 tipos de dragones Japoneses, ellos son:

Sui-Riu, es el Dragón-Rey japonés. Estaba a cargo de toda la lluvia, y lo conocían a veces como “el dragón de la lluvia”.

Han-Riu, es un dragón japonés rayado. Aunque tiene alrededor de cuarenta pies de largo, este dragón nunca puede alcanzar el cielo.

Ri-Riu, un dragón bastante desconocido, tiene una vista excepcional (en comparación con otros dragones, por supuesto).

Ka-Riu, era uno de los dragones más pequeños, siendo que el dragón tenía solamente siete pies de largo. Es dicho, sin embargo, que Ka-Riu era ardientemente rojo.

Fuku Riu es un dragón de buena suerte.

Hai-riyo es un “Dragón-Pájaro” japonés. Este era la forma “desarrollada” de un dragón.
Dragón Amphisbaena
28 dragon amphisbaena
Amphisbaena, es una palabra griega proveniente del termino amphis, que significa “ambas maneras”, y el termino bainein, significando “para ir”, también llamada la madre de hormigas, es una serpiente come hormigas con una cabeza en cada extremo. De acuerdo a la mitología griega, la amphisbaena surgió de la sangre que goteó de la cabeza de la medusa mientras que Perseo marchó sobre el desierto libio con ella en su mano. Tempranamente se describe a la amphisbaena como una criatura venenosa, con dos cabezas y cuerpo serpentino. Sin embargo, los dibujos medievales la figuran con dos o más pies escamados, particularmente pies del pollo y alas emplumadas. Algunos incluso la representan con cuernos, y similar a un dragón con una cabeza de serpiente en su cola y oídos pequeños, redondos. Mientras que otros afirman que ambos “cuellos” son de tamaño igual y no se puede determinarse cuál es la cabeza posterior. Muchas descripciones del amphisbaena dicen que sus ojos brillan intensamente como velas o relámpago.
Las cabezas de las amphibaena tienen dos mentes separadas, y pueden separarse en dos mitades así como unirse nuevamente en un solo cuerpo.

Dragón Amphitere 
29 dragon amphitere
Es un término aplicado generalmente a los dragones o serpientes emplumados. Las variedades de esta criatura generalmente no poseían piernas, solo un par de alas. Los Amphiteres tenían reputación de poseer gran sabiduría o conocimiento, así como una cierta forma de energía consecuentemente. Muchos también se suponían guardianes de tesoros. Al igual que en la mitología draconiana, se le atribuían cualidades especiales a las partes del cuerpo. Uno de éstas era los ojos, que generaban efectos hipnóticos en cualquier persona. El Amphithere es el único tipo de dragón americano, teniendo solamente sus alas como miembros. Se distribuye por todo el continente y existen tres sub-especies: la norteña, la meridional y la sureña.
Draco americanus tex, el dragón norteño, conocido como serpiente con alas, sus alas como las de una polilla y un cuerpo por completo cubierto de piel.
Draco americanus mex, el dragón de Centroamérica, conocido como la serpiente de emplumada, tiene plumas sobre todo su cuerpo, y está asociado a Quetzalcoatl la divinidad Azteca.
Draco americanus incognito, el dragón habitante del sur, nada se conoce sobre este dragón debido al hecho que puede camuflarse en casi cualquier ambiente.

Dragón Prehistórico
^7AAE73B9ADE33FD909932332417F28B99E0F9C89BD3CD761E3^pimgpsh_thumbnail_win_distr
Los dragones del cretácico fueron los animales voladores más grandes que jamás han existido. Estas criaturas ancestrales descendían de un grupo de reptiles acuáticos y semi-acuáticos que habitaron los pantanos marinos hace 200 millones de años. En un principio, las especies terrestres se apoyaban sobre sus cuatro extremidades y eran incapaces de volar y escupir fuego. Una de estas especies, sin embargo, desarrolló la habilidad de caminar sobre sus dos patas traseras, permitiendo una posterior evolución de las extremidades delanteras que finalmente terminarían por convertirse en alas.
Llegados a este punto, del cual no se tienen referencias fósiles, los dragones comenzaron a aprovechar las bacterias de su intestino para producir hidrógeno. Esta ventaja les permitió superar el obstáculo del peso (presente, por ejemplo en los pájaros y murciélagos) y los llevó a convertirse en la mayor criatura voladora de todos los tiempos. El dragón prehistórico llegó incluso a competir con uno de los grandes depredadores de la época, el Tyranosaurus Rex.
Más adelante en el tiempo, los dragones comenzaron a ingerir minerales inorgánicos como el platino, que funcionaban como catalizadores del hidrógeno almacenado previamente en sus vejigas. De esta manera, se incorporaba a la coraza de los dragones la poderosa arma de escupir fuego. El dragón prehistórico había nacido.

Dragones “Salvaticos”
^C48EDE24F3D3852DFDA4B54738518723D62CAC86E4D9DA37CB^pimgpsh_thumbnail_win_distr
Los dragones de la selva vivían en densas arboledas y bosques de bambú. Estas criaturas heredaron el enorme y sinuoso cuerpo de su predecesor marino. Gracias a ello, eran capaces de moverse con facilidad a lo largo de la vegetación de la selva. También conservaron la habilidad de nadar. Así, en el caso de una estación excesivamente calurosa o de un incendio forestal, siempre podrían refugiarse en los ríos
El Dragón de la Cólquida
^6049B87A2C5FE6CC42763EACE936F364FEC368EE6F578204A6^pimgpsh_thumbnail_win_distr
De la mitología griega era el guardián del Vellocino de oro. Tenía un larguísimo cuello e incontables anillos como una serpiente, y silbaba horriblemente a tal punto que lo escuchaban a la distancia. Se decía que nunca dormía, y a él se enfrentaron Jasón y Medea. Ésta, usando sus hechizos y pócimas rociadas con una rama de enebro, logró hipnotizarlo y hacerlo dormir. Según otras versiones, Jasón mató al dragón. Existe también una variación de la historia, solamente conservada en el dibujo de un florero antiguo, en la que el dragón engulló a Jasón y luego lo regurgitó.
Ladón es descrito como un dragón de cien cabezas que custodiaba el Jardín de las Hespérides, el cual fue asesinado, según algunas versiones, por Atlas y según otras, Heracles. Cuando fue destripado, su sangre cayó al suelo del Jardín y de cada gota creció un árbol drago.
Su genealogía es dudosa: para algunos era hijo de Forcis y Ceto; para otros era hijo de Tifón y Equidna. Fue enviado por Hera para proteger las manzanas de oro del jardín de las Hespérides como obstáculo para Heracles, que tenía como uno de sus trabajos robarlas. Para agradecer su servicio, Hera subió sus restos al cielo, formando la constelación del Dragón
Dragon Quetzalcóatl
^604F9686BA4A65C0569D356970EFF6678073C37D6671D0BB86^pimgpsh_thumbnail_win_distr
Es uno de los dioses de la cultura mesoamericana. Es considerado como el dios principal del panteón prehispánico. Quetzalcoatl ‘serpiente preciosa’ significa precioso debido al plumaje reluciente del dragón, recordemos que las plumas eran utilizadas por los pueblos americanos a manera de joyas, posee un plumaje de brillantes colores, además de un gran tocado de plumas rodeando su cabeza a manera de melena.

Dragon Leviatán
^B23DA5608CE57E389AD55C6E79B6E5C1D43F7617E657403746^pimgpsh_thumbnail_win_distr
Es una bestia marina del Antiguo Testamento, a menudo asociada con Satanás, creada por Dios. Descrita en el libro de Isaías.
Dragon Níðhöggr

35 nidhoggr
En la mitología nórdica, es un dragón hembra que vive en el Niflheim (el inframundo) donde crece una de las raíces del árbol Yggdrasil, la cual roe sin cesar hasta que venga el Ragnarök y todo se destruya. Luego de la regeneración, Nidhogg atormentará las almas humanas que hayan quedado en el Niflheim.
Yamata no Orochi

36 yamata no orochi

Dragón en la mitología japonesa, es un terrible monstruo de ocho cabezas y ocho colas que fue asesinado por Susanoo, quien tras esto encontró la sagrada espada Kusanagi en su cuarta cola.
Dragon Seiryū
37 seiryu
Dragón de color azul, en la mitología japonesa, que forma parte de los cuatro monstruos divinos. Es representante de uno de los puntos cardinales, el este. Simboliza, también, el elemento agua.

El cuélebre

38 dragon el cuelebre
Culebre o serpe son los nombres dados a una criatura legendaria, perteneciente a las mitologías asturiana, cántabra y gallega, la cual es descrita como un ser con forma de dragón, similar a una serpiente alada.
Vive en cuevas donde guarda tesoros.

Dragon Ladón

39 dragon ladon
En la mitología griega, era un dragón de cien cabezas (cada una de las cuales hablaba una lengua diferente) que guardaba el jardín de las Hespérides, por lo que también se le conocía como Dragón de las Hespérides. Era hijo de Forcis y Ceto o de Tifón y Equidna según la versión.
Fue enviado por Hera para proteger las manzanas de oro del jardín de las Hespérides, y Heracles lo mató en uno de sus doce trabajos. Para agradecer sus leales servicios, Hera subió sus restos al cielo, desde donde entonces forma la Constelación del Dragón.
Dragon Fucanglong

40 dragon fucanglong
En la mitología China, es el Dragón de los Tesoros Ocultos.
Dragon Uróboros

41 dragon uroboros
El uróboros, es un símbolo que muestra a un animal serpentiforme, engullendo su propia cola, conformando con su cuerpo una forma circular. El uróboros simboliza el esfuerzo eterno, la lucha eterna, o el esfuerzo inútil, ya que el ciclo vuelve a comenzar a pesar de las acciones para impedirlo.
Dragon Ryūjin

42 dragon ryujin
La divinidad tutelar del mar en la mitología japonesa. Este dragón japonés simbolizaba el poder del océano. Tenía una gran boca y era capaz de adquirir forma humana.
Dragon Xiuhcóatl

43 dragon xiuhcóatl
Se trata de una serpiente color verde turquesa que puede verse en los cielos nocturnos cuando cruza el firmamento a toda prisa como estrella fugaz.
Dragon Tianlong

44 dragon tianlong

En la mitología China, es el Dragón Celestial.

Rey Dragon

45 rey dragon

En la mitología china hay cuatro Reyes Dragón, que son: Ao Guang, Dragón del Mar Oriental; Ao Qin, Dragón del Mar del Sur; Ao Run, Dragón del Mar del Oeste y Ao Shun, Dragón del Mar del Norte.
Además de gobernar la vida acuática, manipulaban también las nubes y tenían control sobre la lluvia. Cuando había una gran sequía o una inundación, los chinos antiguos creían que era porque uno de los Reyes Dragón estaba enfadado y estaba castigando al mundo humano. Por eso, en la mente del pueblo chino los Reyes Dragón son una divinidad seria y cruel en comparación con otras divinidades tradicionales chinas.
Dragon Herensuge
46 herensuge
En la mitología vasca, es un espíritu demoníaco cuya forma es la de un enorme dragón. Volaba dejando un rastro de fuego, y haciendo un sonido aterrador. Se alimentaba de caballos y burros, y a veces raptaba seres humanos y los ahogaba, se los comía o, simplemente, los hacía enloquecer.
Dragon Fafnir

47 dragon fafnir
Dentro de la mitología nórdica, Fafner o Fafnir era el hijo del rey enano Hreidmar y hermano de Regin y Ódder.
Regin y Fafner mataron a su padre para conseguir el oro, pero este último decidió que lo quería todo para él, convirtiéndose en un dragón (símbolo de avaricia).
Dragon Dilong

48 dragon dilong
En la mitologia China es el Dragón del Inframundo.
Dragon Huanglong

48 dragon huanglog
El Dragón Amarillo, que emergió del río Luo para enseñar a Fuxi los elementos de la escritura.
Dragon Yinglong

49 dragones yinglong
El Dragón Alado, se cree que había sido un poderoso sirviente de Huang Di, el Emperador Amarillo, y que fue inmortalizado posteriormente en forma de dragón.
Dragon Amaru

50 dragon amaru
Es una deidad, representada como una serpiente alada, con ojos cristalinos y hocico rojizo, y una cola de pez.

Es una deidad que se relaciona con la economía de las aguas que riegan las tierras agrícolas, simbolizando la vitalidad del agua que permite la existencia del pueblo aimara. Así la deidad Amaru simboliza el agua que corre por los canales de irrigación, ríos y vertientes y que hacen posible que las semillas del cultivo se transformen en hortalizas. Además se dice que todo lo que compone la vida está escrito en las escamas del Amaru.
Dragon El Piasa

51 el piasa
Es una supuesta criatura legendaria propia de la mitología de los nativos norteamericanos, especialmente en el estado de Illinois y la zona alrededor del río Misisipi.
Se trata de un ser alado que se presenta una vez al año para recolectar su alimento y así mantenerse hasta el año siguiente.

ESFINGE

52 esfinge

En la mitología griega, la Esfinge era un monstruo con rostro y pechos de mujer, cuerpo de león y alas de águila. Se las describe como a seres maliciosos, volubles y muy violentos. Son grandes depredadoras y sienten predilección por la carne humana. Tienen la costumbre “felina” de juguetear con sus víctimas humanas antes de devorarlas y les encanta plantear acertijos o enigmas. Sin embargo, tienen mal perder y a menudo, si una víctima se les escapa, caen presas de una furia autodestructiva.
En la mitología egipcia la esfinge es una estatua masculina con cuerpo de león, el torso de un hombre y, a veces, con alas. Las cabezas humanas eran representaciones de reyes. Una de las esfinges más admiradas es la que se le atribuye al rey Khaf-Ra. En ella se representa al rey con el cuerpo de un león tumbado.
En la mitología griega la esfinge era un demonio que presagiaba mala suerte, muerte y destrucción. Su descripción sigue siendo la de un león alado con torso humano pero, en este caso, se trata de un torso femenino y con cola de serpiente. Esta esfinge se tumbaba en las rocas y lanzaba acertijos a quien pasase por allí. Si el transeúnte no acertaba el acertijo era estrangulado por la esfinge con su cola. El nombre de esfinge viene del griego sphingo y significa “la estranguladora”.
Una de las adivinanzas más antiguas de la que se tiene constancia es la que fue formulada por primera vez por la Esfinge, pasaban cerca de ella. Los que no respondían correctamente eran ejecutados ipso facto.
La adivinanza es:
“¿Qué animal anda a cuatro patas por la mañana, con dos al mediodía y con tres por la noche?”

“Nadie era capaz de resolver el acertijo, y todos cuantos lo intentaron terminaron devorados por la monstruosa Esfinge. Hasta que Edipo, respondió: Escucha, aun cuando no quieras, Musa de mal agüero de los muertos, mi voz, que es el fin de tu locura. Te has referido al hombre, que cuando se arrastra por tierra, al principio, nace del vientre de la madre como indefenso cuadrúpedo y, al ser viejo, apoya su bastón como un tercer pie, cargando el cuello doblado por la vejez”. La Esfinge, furiosa, tras escuchar la respuesta acertada de Edipo, se arrojó al mar.
En la mitología fantástica existen 4 tipos de esfinges aladas;

Androesfinge

53 androesfinge

Es una esfinge alada con cuerpo de león macho y cabeza y rostro humano. Su principal tarea es la de proteger a las otras esfinges de los humanos. Se afirma de ellas que son de carácter y naturaleza bondadosa, y muy inteligentes. Entre todas las esfinges es la de mayor fortaleza. Se dice que con sus poderosas garras puede matar a un hombre de un sólo zarpazo. Tienen poderes mágicos y pueden lanzar  conjuros, pero a pesar de ello sólo los utilizan con fines curativos y para defenderse.
La mayor arma con la que cuentan sin duda es su gran rugido. Pueden rugir tres al día. El primer rugido hace que los que lo oyen huyan despavoridos. Si le siguen molestando el segundo rugido les dejará paralizados.Pero si lanza el tercer rugido, es tan devastador que quien lo escuche quedará fuertemente debilitado y podría morir. Las androesfinges son buscadas por las ginoesfinges (su contrapartida femenina) para aparearse.
Ginoesfinge

54 ginoesfinge

Son leones alados con rasgos faciales femeninos. No son tan fuertes como las androesfinges pero son más inteligentes y sabias. Viven en climas cálidos y desérticos. Les encantan los acertijos y suelen ayudar a los viajeros a cambio de acertijos u otra información que consideren interesante como, por ejemplo, la localización de una androesfinge. También tienen magia y pueden lanzar muchos tipos de conjuros, uno de ellos, la clariaudencia, que les permite escuchar comentarios de otros seres aunque no estén cerca. Son amantes de los tesoros, por lo que aceptan gemas y oro a cambio de algún favor.
Crioesfinge

55 crioesfinge
Son esfinges masculinas con el cuerpo de león alado y la cabeza de carnero. Son de inteligencia baja y de carácter neutral. No son tan fuertes como las androesfinges pero, aun así, cuentan con poderosas garras y con los cuernos de su cabeza para atacar ferozmente al enemigo. Se dedican a localizar ginoesfinges para aparearse con ellas. Al localizar la cueva de una ginoesfinge luchan entre ellas y el macho ganador del combate entra en la cueva. En el antiguo Egipto la cabeza del carnero representaba el alma del Universo y por tanto simboliza   al Dios Amón (es el rey de los dioses). El culto a este dios tenía muchos seguidores y se le representaba como un ser humano con cuernos de carnero. Con el tiempo llegó a considerarse como el único dios de Egipto. El Templo de Karnak fue el principal lugar de culto a Amón. La entrada es un dromos, un callejón bordeado decriosesfinges, estatuas con cabeza de carnero y el cuerpo de la esfinge, asignadas al Dios Amón. Flanqueado a ambos lados, la funcionalidad de las criosesfinges como guardianes del Templo, la de hacer retroceder a los demonios.
Hieracoesfinge

56 hieracoesfinge

Hieracoesfinge es el nombre de una bestia mítica Hieracoesfinge es el nombre de una bestia mítica, un grifo o quimera cuyas representaciones se han encontrado en manifestaciones escultoricas de Egipto y la heráldica europea. Estas esfinges de naturaleza malvada tienen una escasa inteligencia pero, físicamente, son muy fuertes, Tiene el cuerpo de león y la cabeza aguileña del grifo, que es la de un halcón en Egipto (Horus).
El nombre fue acuñado por Heródoto después de ver las esfinges con cabeza de halcón en Egipto.). No pueden lanzar conjuros, así que en el combate con otros seres luchan ferozmente atacando con sus garras o con su afilado pico. Suelen encontrarse en bandas de unas 10 hieracoesfinges. Las hirecoesfiges son enemigas eternas de las androesfinges. Buscan también a las ginoesfinges con fines reproductivos. La hieracoesfinge es tomada por algunos como un augurio del mal.

ESTIRGE

57 estirge

Las estirge es un ser volador de la mitología romana  que succionan sangre para poder sobrevivir.
Su forma física es parecida a la de un pájaro con alas parecidas a las del murciélago, ojos amarillos similares a los de un insecto y 4 patas medianas con las que se agarra a sus víctimas y un enorme y alargado pico con el succiona la sangre a sus víctimas.
Una vez la estirge ha atacado y ha empezado a succionar es prácticamente imposible separarla del cuerpo de su víctima, excepto matándola.

Drenan unos 2 litros de sangre cada vez que atacan, por lo que cuando terminan de succionar están bastante hinchadas. Las víctimas suelen perecer en ese momento, sobre todo los niños y los seres más pequeños.
No todos los seres son susceptibles de ser atacados por la estirge puesto que algunos como los ogros, gigantes… tienen la piel demasiado dura para el pico de la estirge.
Las estirges tienen muy desarrollados el olfato y la infravisión, lo que les permite detectar rápidamente una víctima potencial a la que drenar, incluso en la oscuridad.

Una vez se han alimentado, duermen durante dos días o más y lo hacen de manera muy parecida a la de sus parientes los murciélagos vampiros, es decir, colgadas boca abajo. Entran entonces en un sueño muy profundo, momento que aprovechan los cazadores de estirges para atacarlas.
Normalmente conviven en colonias que abarcan territorios de hasta 3 kilómetros, pero estas colonias son trasladadas de lugar una vez drenada la región.
Dice la leyenda que, a no ser que se mate a la estirge, cuando ataca es casi imposible que se despegue del cuerpo de su víctima hasta que termine de succionarle la sangre, y quienes son atacados por ella mueren rápidamente. Las estirges tienen muy buena vista y un buen olfato, por eso les es fácil detectar gente a la que atacar.
Cuando termina con su víctima, la estirge duerme durante días con un sueño muy profundo; este momento lo aprovechan los cazadores para atacarlas

AVE FÉNIX

58 ave fenix

El ave Fénix (Phoenix) es la leyenda de un ave capaz de renacer de sus propias cenizas. Es un símbolo universal de la muerte generada por el fuego, la resurrección, la inmortalidad y el sol. También representa la de delicadeza ya que vive solo del rocío sin lastimar a ninguna criatura viviente. Es un pájaro mítico de la mitología griega, que se consumía por acción del fuego cada 500 años, pero luego resurgía de sus propias cenizas. Cuando le llegaba la hora de morir, hacía un nido de especias y hierbas aromáticas, ponía un único huevo, que empollaba durante tres días, y al tercer día ardía. El Fénix se quemaba por completo y, al reducirse a cenizas, resurgía del huevo la misma ave Fénix, siempre única y eterna. El ave Fénix es muy fuerte, hasta el punto de cargar incluso elefantes.
Según el mito, poseía varios dones, como la virtud de que sus lágrimas fueran curativas. El ave Fénix también tiene el poder de transformarse en un pájaro de fuego, y es del tamaño de un águila. Por su muerte de manera diferente, el ave Fénix se ha convertido en un símbolo de fuerza, de purificación, de inmortalidad y de renacimiento físico y espiritual, siendo una de las grandes figuras hechas en los tatuajes.

Se cree que el ave mitológica apareció en el Oriente, y más tarde fue adaptada por los griegos. Según algunos mitos, vivía en una región que comprendía la zona del Oriente Medio y la India, llegando hasta Egipto, en el norte de África. Muy presente en la poesía árabe. Incluso la Iglesia católica posee una relación con el ave Fénix, los cristianos creían que el ave era un símbolo de la resurrección de Cristo. Se dijo en su momento que las cenizas del Fénix eran tan poderosas, que podrían incluso resucitar a los muertos.
El mito del Ave Fénix es retomado por literatos de todos los tiempos, entre ellos Dante y Quevedo.
Como se trata de una leyenda ampliamente difundida, aparece con diferentes versiones en tradiciones distantes en el espacio geográfico. En China, que toma el nombre de Feng representa a la emperatriz y junto al dragón, simboliza la confraternidad inseparable. Y el Simurg representa una idea equivalente.
También en la India, aparece una versión local de mito del Fénix: se trata de un ave que al alcanzar 500 años de vida se inmola en vísperas de la primavera en un altar que ha sido especialmente preparado para tal fin por un sacerdote. Pero es la misma ave la que enciende el fuego. Al día siguiente, entre las cenizas, una larva aparece que luego se transforma en un pequeño pájaro. En la tercera jornada, otra vez puede reconocerse al Fénix que regresa a su lugar de origen. En la mitología egipcia tomaba el nombre de Benú.
Forma parte del simbolismo de la alquimia, por el renacimiento a través del fuego. En efecto, ésta ave mitológica, en la leyenda medieval del fénix, vive en Arabia, pero vuela a Egipto el hogar de la alquimia, para sufrir su muerte ritual y regeneración. En esta versión, se trata de un ave púrpura o roja que al envejecer construye una pira de madera y especias para arrojarse en su interior. Los rayos del sol encienden el fuego y el pájaro aviva la llama utilizando sus alas hasta consumirse en su totalidad. Luego, un nuevo Fénix nace de las cenizas dejadas por el fuego.
En la mitología grecorromana, Hesíodo afirmará que el Fénix vivía nueve veces más que un cuervo. Ovidio la rescatará en su Metamorfosis.
En México, el Fénix aparece siempre en compañía del gran dios Quetzalcoatl y para los primeros cristianos, simbolizaba a Cristo, siendo alegoría de su muerte y resurrección.
Y hasta Plinio la incluirá en su Historia Natural, describiéndola como un águila grande que posee un collar dorado alrededor de su cuello, cuerpo color púrpura y cola azul con algunas plumas rosadas a la cual nadie jamás vio alimentarse. Estimó su longevidad en unos quinientos cuarenta años y explicó su regeneración se debía a que de los huesos y la médula del Fénix muerto nacen una suerte de gusanos. Por su parte, Isidoro de Sevilla la describirá como un ave muy longeva (quinientos años) que cuando advierte su envejecimiento construye una pira para inmolarse y luego renacer de sus propias cenizas.

GORGONAS
58 gorgonas
Las Gorgonas eran tres monstruos y se llamaban Esteno, Euríale y Medusa. Las tres eran hijas de las divinidades marinas Forcis y Ceto. De las tres, sólo esta última era mortal, pero era considerada la Gorgona por excelencia.
La cabeza de estos monstruos estaba rodeada de serpientes, tenían grandes colmillos, manos de bronce y alas de oro. Su mirada era tan penetrante que el que osaba mirarlas a los ojos quedaba convertido en piedra. Pertenecen a la generación preolímpica. Vivían en el Occidente extremo, no lejos del País de los Muertos. Todos les temían, y sólo Poseidón fue capaz de unirse a Medusa y darle dos hijos: el caballo alado, Pegaso y Crisaor.
Las leyendas se centran en Medusa, pues aunque según una tradición fue siempre monstruo, hay otra según la cual, era una hermosa joven que se atrevió a rivalizar con Atenea en belleza, por lo que la diosa la convirtió en la Gorgona. Otra versión cuenta que como Poseidón se atrevió a violar a la joven en uno de los templos de Atenea, ésta castigó a Medusa.
En la mayoría de las versiones de la historia, Medusa estaba embarazada de Poseidón cuando fue decapitada mientras dormía por el héroe Perseo, que había sido enviado a buscar su cabeza por el rey Polidectes de Sérifos. Con la ayuda de Atenea y Hermes, que le dio las sandalias aladas, el casco de invisibilidad de Hades, una espada y un escudo espejado, el héroe fue a visitar las Grayas para que le dijeran donde se encontraba la cueva de las gorgonas. Finalmente Perseo cumplió su misión.
El héroe mató a Medusa acercándose a ella sin mirarla directamente sino observando el reflejo de la gorgona en el escudo para evitar quedar petrificado. Su mano iba siendo guiada por Atenea y así cortó su cabeza. Además, Perseo se quedó con la sangre, a la cual se le atribuían cualidades mágicas: la que brotó de lado izquierdo era un veneno mortal y la del lado derecho curaba y resucitaba al que la bebiera. Por otro lado, su cabello hacía huir al ejército más numeroso. Del cuello brotó su descendencia: el caballo alado Pegaso y el gigante Crisaor
Para muchos mitólogos, Medusa simbolizaba el carácter maligno de la mujer que le dieran los griegos, y representaba a la mujer-demonio, a la madre que da la muerte, al lado oscuro de la femineidad.
GRIFO

60 grifo

El grifo era un animal mitológico parecido a la Esfinge, con aspecto de león alado y con cabeza de águila, un afilado pico y poderosas garras, Su tamaño es bastante grande, suelen medir unos 3 metros El grifo, que tiene su origen en el antiguo Oriente Medio y era conocido en Egipto en tiempos remotos, se asocia en el caso de Grecia a la figura de Apolo, que pasaba sus inviernos con los Hiperbóreos, una raza que se creía que vivía en la parte más septentrional de Europa. Los griegos situaban a los grifos allí, donde, según la historia, guardaban una gran cantidad de oro. Se supone que fue Arimaspen, personaje con un solo ojo, quien les robó todo lo que tenían.
Su comida favorita es la carne de caballo, por lo que es frecuente verlos atacando a caballos y levantándolos en el aire con sus poderosas garras. Los grifos cazan para alimentarse y lo hacen en grupos pequeños de no más de 12 grifos. Pueden combatir en el aire o lanzándose en picado con el peso de su cuerpo.
Estos seres tienen características de los dos animales de los que están formados. Por parte de las águilas tienen una vista y un olfato muy desarrollados. Su parte de león les lleva a vivir en manadas, dentro de las cuales siempre hay un líder.
Suelen vivir en montañas rocosas, construyendo sus inmensos nidos en las laderas. Estos nidos están hechos de ramas y hojas de gran tamaño que pueden traer de bosques situados a varios kilómetros de distancia del nido.
Pueden ser entrenados como monturas, pero es una tarea que requiere cierto tiempo. Una vez entrenados, los grifos son leales y defienden a su jinete hasta la muerte. Son muy valientes y luchan contra toda criatura a la que consideren una amenaza sin pensárselo dos veces. El jinete y grifo quedan unidos de por vida. Es muy habitual que sean montados por elfos silvestres, con los que mantienen una relación muy estrecha.
Los romanos no asociaban al grifo con Apolo, sino con Némesis, la diosa de la venganza (ver Némesis). El significado mitológico del grifo no era demasiado importante en ninguna de las dos culturas, pero la criatura se convirtió en un tema favorito en el mundo del arte. Los grifos decoran las paredes de la sala del trono del palacio de Knossos en Creta, que data del 1700 a.C. aproximadamente. Es el palacio que se supone perteneció al rey Minos, personaje que se mueve entre la mitología y la realidad (ver Minos). El grifo ha permanecido desde entonces en la temática artística, tanto en el mundo griego, como en el mundo romano y hasta nuestros días.

HIPOGRIFO

61 hipogrifo

Un hipogrifo es una criatura imaginaria híbrida  de apariencia mitad caballo y mitad águila, que se asemeja a un caballo alado con la cabeza y los miembros anteriores de un águila. Es una de las criaturas mitológicas más conocidas en las regiones de Mesopotamia y Egipto desde el año 3300 .de .C. Fue Virgilio el primero en hablar de tales criaturas, a las que usó para explicar en qué se basa una incongruencia; la de la presa que además forma parte del depredador. Virgilio imaginó así a un ser que fuese mitad grifo y mitad caballo. En esa época eran famosas las historias de grifos, considerados como seres majestuosos, y conocidos por su apetito voraz hacia la carne de caballo.
Siglos más tarde la idea es retomada por Ludovico Ariosto, que habla del hipogrifo en uno de sus poemas describiéndolo como un ser equilibrado y ágil, incluso más que el mismísimo Pegaso.
Se sabe que un hipogrifo es una de las monturas voladoras más rápidas y ágiles que existen, por lo que ha sido usado con este fin por humanos y humanoides. La parte equina del hipogrifo lo convierte, quizá, en un ser inferior al grifo en cuanto a fuerza, pero no en velocidad. Y es que los hipogrifos son tan veloces en el vuelo que pueden planear y aterrizar a velocidades vertiginosas y, además, con gran maestría.
Físicamente es como un caballo de color marrón o pardo, con alas de águila y plumaje anaranjado. Sus patas traseras son de caballo y las delanteras de águila. Suele medir unos 2 o 3 metros de largo.

El hecho de estar formados por mitad águila, mitad león, les convertía en un cazador muy poderoso, ya que poseían la vista de un águila y el olfato de un león, además, les gustaba cazar en grupos de no mas de 12 grifos, por lo que las posibilidades de supervivencia de las presas una vez localizadas eran prácticamente mínimas.

Solían vivir en montañas rocosas y muchos pastos, Como sucede en los leones, formaban manadas de grifos, y cada una de ellas estaba formada por un líder, y es que el hipogrifo era un ser omnívoro que podía comer tanto carne de caza como hierba de los prados. La zona habitada por los hipogrifos de una manada se consideraba su territorio y lo defendían vigilando y planeando desde los cielos.
Al igual que los grifos, los hipogrifos construían sus inmensos nidos en las laderas. Estos nidos estaban hechos de ramas y hojas. Los huevos de hipogrifo eran muy codiciados ya que estos seres podían ser adiestrados como monturas pero sólo cuando son jóvenes. Una vez alcanzada la edad adulta (3 años), se muestran más reacios a ser domesticados.
Pueden ser entrenados como monturas, pero es una tarea que requiere cierto tiempo. Una vez entrenados, los grifos son leales y defienden a su jinete hasta la muerte. Son muy valientes y luchan con toda criatura a la que consideren una amenaza sin pensárselo dos veces. Una vez domesticado, el jinete y grifo quedan unidos de por vida
Cuenta la leyenda que Alejandro Magno puso arneses a ocho grifos y los sujetó a una cesta, que el posteriormente empleo para volar a los cielos.

Hemos visto en muchas películas recreaciones de esta domesticación del hombre sobre los grifos, sin ir más lejos, en la famosa película Avatar, de James Cameron, podemos ver un guiño de esta unión en una escena en la que el protagonista intenta montar una criatura muy parecida a los grifos.

Simbolismo:

Se decía que los grifos custodiaban tesoros y eran especialmente feroces a la hora de defenderlos. Suelen aparecer en bestiarios y son emblemas de coraje recio, tal como demuestra su inclusión en los escudos de armas.
Con la llegada del cristianismo, fue utilizado también como símbolo de las cualidades humanas y divinas de cristo. Por esta razón, en las iglesias solían esculpirse imágenes de grifos.
Por todo ello, el grifo es uno de los animales más usados en escudos de armas, apellidos y ayuntamientos
LAMASSU

62 lamassu

El lamasu o shedu es un genio celestial de la mitología mesopotámica. El lamassu es un poderoso toro alado destinado a proteger templos y valiosos objetos sagrados.
Se dice de esta formidable criatura que consigue combinar la fuerza del toro, la libertad del águila y la inteligencia del hombre, ya que posee el cuerpo y los cuernos de un toro gris, las alas de un águila gigante y la cabeza de un ser humano varón.
Humano por encima de la cintura y toro por debajo de la misma, pero también tiene los cuernos y las orejas de un toro y con frecuencia con alas. Los toros, en Mesopotamia, se asocian sobre todo a las corrientes de agua que llevan a la fertilidad, al poder, al estar sobre la tierra, como se aprecia en sus recias pezuñas. Por otra parte la cabeza humana les dota de inteligencia y tiene larga barba historiada, lo que les liga a las divinidades. La cara esculpida representaba al rey que gobernaba en el momento de levantarse la escultura. Además lleva una tiara con cuernos (también ligada a la divinidad), cabellera espesa y cinturón (que representa el poder). Por el bajo vientre asoman escamas de pez y las alas de águila suponen relación con el sol (al igual que los antiguos egipcios, inspirado por la divinidad solar).
Son seres que recrean el equilibrio entre el cielo, la tierra y el agua, y permiten intermediar entre los hombres y las divinidades. Como espíritus del hogar protegían al pueblo común. Más tarde, durante el período babilónico se convirtieron en protectores de los reyes y se colocaban en las entradas de ciudades o palacios. Los acadios asociaban al dios Papsukkal con Lamassu (vertiente femenina) y al dios Išum con Shedu (vertiente masculina).
Para proteger las casas, los Lamasus eran grabados en tablillas de arcilla, que luego eran enterradas bajo el umbral de la puerta. Se colocaban a menudo en pares a la entrada de los palacios y las ciudades, en tamaño colosal. Las entradas solían mirar cada una hacia uno de los puntos cardinales. A veces, también eran motivo de decoración parietal en los palacios neoasirios.
Características del lamassu

El lamassu es un verdadero protector contra el mal. Estas criaturas tienen una habilidad especial para detectar el peligro acechando a seres de buen corazón, y no dudan en atacar y enfrentarse a cualquier ser con malvadas intenciones.
Son meditativos, tranquilos y solitarios. Habitan en templos abandonados y alejados de la civilización. Cuentan con una enorme sabiduría amasada durante años. Saben de leyes, orden y diplomacia, y ofrecen sus conocimientos ancestrales a quienes los necesiten.

El Lamassu Asirio

images
En la antigua civilización asiria ya era conocida la figura del lamassu, en ocasiones representado por un león alado en lugar de un toro. Esto no es de extrañar si se tiene en cuenta que la figura del león reflejaba el poder del soberano.
De hecho, se piensa que el lamassu con cuerpo de león es la versión mesopotámica de la esfinge que, siglos más tarde, la cultura griega rescató en su forma femenina.
En ambos casos, toro o león, este ser estaba considerado un espíritu defensor y sus estatuas se destinaban a custodiar las entradas de templos y palacios reales.

Lamassu Dorado

11986602_874495092636530_6291090764443523344_n

Se trata de una raza especial que procede de la unión del lamassu con un dragón dorado. Este mestizo está envuelto en un aura dorada mágica y su tamaño duplica al de un toro convencional.
El lamassu dorado tiene como única misión acabar con todo mal existente. Para ello cuenta con una enorme fuerza y con los conjuros propios de una criatura celestial. Puede bendecir, curar, usar la magia de la luz y hasta pedir “auxilio divino”.
Poseen, además, capacidades mágicas que les permiten crear círculos protectores, así como realizar conjuros que alejen el mal de otro ser.  Tienen también desarrolladas las habilidades curativas y regeneradoras.

MANTÍCORA

65 manticora

La mantícora es una criatura mitológica, la mantícora no es demasiado inteligente pero muy fiera y poderosa. Es un tipo de quimera con cabeza humana (frecuentemente con cuernos), con barba, densa cabellera leonina, el cuerpo rojo (en ocasiones de un león), y la cola de un dragón o escorpión además de una dentadura muy afilada, sus alas son las de un enorme murciélago y el resto de su cuerpo es el de un león gigante excepto la cola, cuya parte final está rematada por un aguijón muy parecido al del escorpión y Capaz de disparar espinas venenosas para incapacitar o matar a sus presas. Puede medir unos 5 metros de largo y hasta 3 de alto.
Dependiendo del relato mitológico, su tamaño varía desde el de un león hasta el de un caballo, y su descripción puede incluir o no la presencia de alas y coraza.
Es un ser carnívoro y tiene preferencia por la carne humana. Cuando tiene necesidad de comer ataca a sus víctimas soltando las púas de su cola que actúan como dardos venenosos. Una vez debilitada la víctima es fácil que sea atrapada por las afiladas garras de la mantícora, que intentará siempre permanecer en el aire para recibir los mínimos daños.
Estas criaturas abarcan territorios muy extensos de unos 50 kilómetros, normalmente bosques. Se emparejan de por vida y cuidan de su descendencia. Los cachorros de mantícora no pueden volar hasta que se hacen adultos. Un cachorro puede ser adiestrado con mucho esfuerzo pero nada garantiza que al ser adulto obedezca, de hecho, una mantícora no permite ser usada como montura.
Las mantícoras son seres malvados que, a menudo, se asocian con otros seres perversos para obtener una mutua protección.
La mantícora tienen su origen en la mitología persa, y su nombre significa ‘devoradora de personas’. Aparentemente, la mantícora entró a la mitología griega a través de Ctesias, un médico griego en la corte del rey Artajerjes II.
PEGASO

66 pegaso

Pegaso es un caballo alado de naturaleza mágico, inteligente, bondadoso y salvaje. Se dice que nació en las fuentes del océano y por eso recibió su nombre, que viene de la palabra griega phgh (pagé), cuyo significado es manantial.
Se trata de una criatura muy tímida que sólo puede ser domada por jinetes de buen corazón. Los pegasos detectan el mal innatamente y no servirán a quien intente domarlos con fines malvados.
Tienen la forma y el tamaño de un caballo árabe y unas enormes alas emplumadas. Suelen ser blancos, aunque también se conocen pegasos marrones y hay rumores de pegasos negros. Independientemente de su color, todos los pegasos son seres afables y nobles.
Acerca de su nacimiento se han dicho muchas cosas a lo largo de la historia, donde se asegura que nació en la Tierra, habiendo sido fecundado por la sangre que fue derramada por Medusa, cuando ésta fue asesinada por Perseo. En esta perspectiva, resulta que su padre es Poseidón, y Crisaor su hermano gemelo.
Otra versión sostiene que nació en la tierra, fecundado por la sangre derramada de la Gorgona, cuando Perseo la mató.
Cuenta la leyenda que Perseo, hijo de Zeus, decapitó a Medusa, una de las tres gorgonas, y de su cuello brotó Pegaso. Al poco tiempo de nacer, Pegaso golpeó el suelo del monte Helicón y de este golpe surgió un manantial que se considera la fuente de la inspiración poética.
A pesar de los intentos que muchos hicieron por domar al mágico y veloz caballo, sólo Belerofonte lo consiguió gracias a una brida mágica que le ofreció la diosa Atenea en sueños. Y así, Belerofonte y Pegaso cosecharon grandes proezas, como la muerte de la malvada Quimera, hasta el punto en que Belerofonte se comparó con los mismos dioses y trató de volar con Pegaso hasta el monte Olimpo para unirse a ellos. Pegaso derribó a Belerofonte antes de conseguirlo y Zeus recompensó al caballo dándole alojamiento en los establos del Olimpo, y le otorgó el rayo y el trueno como símbolos de su poder. Pegaso pasó a ser con los años una constelación estelar que se encuentra entre la de Piscis y la de Andrómeda.
Desde entonces, se dice que existe una raza superior de corceles alados llamada “Grandes Pegasos”, y son aquéllos que nacen del cuello de una medusa decapitada. Éstos son más fuertes y su tamaño es mayor. Suelen ser líderes de las hordas de pegasos y sólo pueden ser domados por los héroes más nobles.
Los grifos son los enemigos naturales de los pegasos. Cuando se enfrenta a un grifo, el Pegaso aprovecha su mayor velocidad en el vuelo para cansarle y distraerle. Si se enfrenta a un dragón, intenta atraerlo a lugares de difícil acceso para que el dragón no pueda seguirle fácilmente y, así, aprovechar este tiempo para atacar en picado con los cascos y con los dientes.
Por último, Zeus lo convirtió en Constelación, para que fuera eterno. Cuando esto sucedió, una pluma de sus alas cayó cerca de Tarso, y así la ciudad adoptó su nombre.

QUIMERA
67 quimera
La Quimera es un ser monstruoso volador de origen oscuro, híbrido entre un león, un macho cabrío y un dragón. En la mitología griega, Quimera (en griego antiguo ΧίμαιραKhimaira; latín Chimæra) era un monstruo horrendo, hija de Tifón y de Equidna, que vagaba por las regiones de Asia Menor aterrorizando a las poblaciones y engullendo rebaños y animales. Fue madre con Ortro de la Esfinge y el León de Nemea. Quimera procede del griego Χίμαιρα Khimaira, que significa “macho cabrío”.
La parte posterior es la de un enorme macho cabrío de color negro, los cuartos traseros de una serpiente o un dragón y una gran cabeza de un león color tostado, otra de macho cabrío, que le sale del lomo, y la última de dragón, que nace en la cola. Tiene también unas gigantescas alas de dragón, que suelen ser Negras o rojas. La quimera puede comunicarse en el lenguaje de los dragones, aunque no se dirige a las criaturas que considera inferiores.
Sus habilidades son tantas como los seres que la conforman, puede desgarrar a un hombre en un solo movimiento, vomita fuego por una o más de sus cabezas y por su trasero. Es sumamente rápida y puede acabar con cualquier ser viviente solamente con su ardiente respiración. Su hábitat dependerá de la parte dominante de la quimera, ya que la parte de dragón tiene preferencia por vivir individualmente, pero su parte de león prefiere las manadas. Normalmente se alimenta de carne.
Posiblemente no habría razón alguna para hacerle frente a este ser, si no tuviera una manía muy singular y es que gusta de apilar tesoros, aprovecha las monedas de los hombres, elfos y demás humanoides a los que ataca y mata, para formar sus montañas doradas y plateadas.
En la mitología griega, la figura de Quimera es destruida por el héroe Belerofonte cabalgando a lomos del corcel Pegaso. Pegaso consiguió cansar y desesperar a la temida Quimera gracias a su mayor velocidad en el vuelo, lo que permitió a Belerofonte asestarle un golpe mortal con la punta de su lanza.
Belerofonte combate a la quimera con ayuda de Pegaso y la mata. Fulgencio interpreta a la quimera como símbolo del amor: la parte leonina representa la impetuosidad de la fase inicial; la parte cabruna, el goce; y la presencia de la serpiente en la cola es el remordimiento que sobreviene cuando uno se da cuenta del pecado que ha cometido. En cambio, en el medievo tardío, la quimera simboliza la prostitución.

ROC
68 roc
Los rocs son aves gigantes, de escasa inteligencia, que habitan en climas cálidos y montañosos. Físicamente son como enormes águilas, con un plumaje marrón y dorado. Algunos rocs pueden ser enteramente rojos o negros, pero son considerados como portadores de malos presagios. Tienen una fuerza enorme con la que elevan a sus presas, incluso del tamaño de un elefante, por los cielos. Tienen un apetito voraz, y se elevan a unos 100 metros de la superficie terrestre para divisar a cualquier posible presa. Una vez la encuentra, se lanza en picado y la golpea con sus garras hasta dejarla inconsciente. Entonces la eleva hasta su nido para devorarla con tranquilidad. Si no consigue dejarla inconsciente vuelve a golpear, pero esta vez con el pico. Sus nidos se encuentran en las más altas montañas, y están construidos con árboles y ramas. Estos nidos suelen estar muy bien protegidos por los rocs, que no dudarán en atacar ferozmente si ven amenazado el nido. Los rocs pueden ser domados por los gigantes. Si los gigantes son benévolos no dejarán que sus rocs ataquen a los habitantes de las ciudades, ni a sus animales domésticos o ganado. Los enanos han fracaso en sus intentos de domar a los rocs, a pesar del hecho de que a los enanos les interesa muchísimo domarlos, ya que sus minas suelen encontrarse cerca de los nidos de rocs. Las plumas de los rocs pueden usarse para la elaboración de alfombras voladoras. Ave Roc: Nacido en China hace miles de años, el roc es una magnificación del águila o el buitre, y hay quién ha pensado que es un cóndor, extraviado en los mares de la China o del Indostán. El roc debe su fama occidental a Las mil y una noches. Ave Roc (del árabe, Rukhkh), enorme ave mítica, a la que se consideraba tan poderosa como para poder llevar elefantes y otras criaturas de gran tamaño a su nido, donde los devoraba. Ello ocurre en una de las fantásticas aventuras de Simbad el Marino, en la compilación de cuentos conocida como Las mil y una noches. Los cuentos probablemente tienen su origen en fuentes muy diversas, entre ellas persas, indias y árabes, y las historias de Simbad pueden estar entre las primeras, tal vez del siglo VIII d.C. En un viaje de comercio, después de quedarse dormido en la isla donde mora el ave Roc, Simbad despierta y se encuentra abandonado por sus compañeros. Descubre el imponente huevo del ave Roc y se oculta junto a él, de tal modo que cuando vuelve el ave a su nido es capaz de atarse con su turbante a una de sus patas, lo que le permite ser llevado fuera de la isla al día siguiente, cuando el ave Roc alza el vuelo en busca de alguna presa. El ave Roc también aparece mencionada por el viajero veneciano Marco Polo en su descripción de Madagascar y las islas del este africano. El motivo del ave gigantesca surge a menudo en la mitología universal. En la tradición india el dios pájaro, Garuda, lleva a Visnú a cuestas; y un monstruoso pájaro, el simorg, aparece en un mito persa.

Enorme ave mítica, a la que se consideraba tan poderosa como para poder llevar elefantes y otras criaturas de gran tamaño a su nido, donde los devoraba. Ello ocurre en una de las fantásticas aventuras de Simbad el Marino, en la compilación de cuentos conocida como Las mil y una noches. Los cuentos probablemente tienen su origen en fuentes muy diversas, entre ellas persas, indias y árabes, y las historias de Simbad pueden estar entre las primeras, tal vez del siglo VIII d.C. En un viaje de comercio, después de quedarse dormido en la isla donde mora el Ave Roc, Simbad despierta y se encuentra abandonado por sus compañeros. Descubre el imponente huevo del Ave Roc y se oculta junto a él, de tal modo que cuando vuelve el ave a su nido es capaz de atarse con su turbante a una de sus patas, lo que le permite ser llevado fuera de la isla al día siguiente, cuando el Ave Roc alza el vuelo en busca de alguna presa. También aparece mencionada por el viajero veneciano Marco Polo en su descripción de Madagascar y las islas del este africano. El motivo del ave gigantesca surge a menudo en la mitología universal. En la tradición india el dios pájaro, Garuda, lleva a Visnú a cuestas; y un monstruoso pájaro, el simorg, aparece en un mito persa.
Por último Aparece en los relatos de Las mil y una noches y en el Libro de viajes de Marco Polo a cerca del cual se tejen varias hipótesis. En los relatos de Las mil y una noches, Simbad cuenta sobre el paso de un ave de imponente tamaño que puede tapar al sol. Marco Polo, dice a su vez que los habitantes de Madagascar refieren a un pájaro extraordinario de forma similar a un águila, pero capaz de levantar un elefante con sus propias garras, volar con él por los aires y dejarlo caer para luego, devorarlo.
SÍLFIDE
69 silfide
Las sílfides son semi-humanas voladoras de aspecto delicado y con mucho encanto.
Físicamente, una sílfide tiene la apariencia de una elfa o una humana, muy bella y de rasgos suaves. Tiene alas de libélula y son transparentes o con manchas iridiscentes. Sus cabellos son largos y del color típico de una humana, aunque también pueden ser azules, verdes o violetas.
Son seres neutrales, de carácter amigable. Mantienen el aspecto juvenil durante toda su vida. Hablan en un lenguaje musical, propio de seres mágicos como duendes, dríadas y ninfas, con los que están emparentadas.

Las sílfides habitan en las alturas, ya sea en las montañas o en las copas de grandes árboles. Rara vez se las ve en tierra firme. Construyen sus nidos individuales en las laderas de las montañas o tallados en los árboles.
Una sílfide tiene capacidad de levitar innatamente. Su ágil vuelo es comparable al de pocos seres. Puede volar y moverse libremente, las alas sólo le sirven para coger impulso. Sin embargo, esta capacidad de levitar es de carácter mágico. Dejan de volar si se lanza contra ellas un hechizo que anule la magia.
Las sílfides tienen otras muchas habilidades mágicas como la de hacerse visible o invisible a voluntad y la de invocar elementales del aire.
Las sílfides Pueden tener descendencia con humanos o elfos. Una vez que la sílfide deposita un único huevo perlino, invoca a un elemental del aire para que proteja y dé calor al huevo hasta el momento de su eclosión. Las pequeñas sílfides tienen el aspecto de una niña humana, pero con dos pequeñas alitas. Estas pequeñas sílfides pueden alcanzar el ágil vuelo de las sílfides adultas a partir de los 10 años.

WYVERN

70 wyvern

El Wyvern también conocido como Guiverno o dragón heráldico, son criaturas pertenecientes a la mitología medieval y oriundos de Europa. Con forma de reptiles alados, son de nivel inferior a los dragones. El Wyvern Se diferencia fácilmente por tener sólo dos patas y dos alas que a veces poseen garras en las puntas a modo de manos. Sus ojos son de un rojo intenso. Su cola tiene un aguijón muy parecido al de un escorpión La mayoría de veces caminan erguidos pero donde más cómodos se sienten es en el aire. En principio, eran criaturas del aire pero han sabido adaptarse a los diferentes climas del mundo, ahora es posible ver Wyverns de una gran variedad de colores y habilidades. En combate, el dragón heráldico usa su aguijón, el cual mueve con bastante agilidad. Este aguijón inyecta un veneno, al que pocas víctimas consiguen sobrevivir. Son seres de inteligencia bastante baja y su vuelo no es tan ágil como el de un dragón.
Eran criaturas aladas legendarias con cabeza de dragón, son enormes reptiles alados de la familia de los dragones, del que se decía que exhalaba fuego o que poseía un aliento venenoso, un cuerpo reptiliano, dos patas o en ocasiones ninguna y La supuesta variante marina tenía una cola de pez en lugar de la cola espinosa de dragón. El wyvern es también similar al basilisco y la víbora.
Sin embargo presentan notables diferencias con éstos, lo que les convierte en seres muy inferiores. Para empezar un wyvern sólo tiene patas traseras. Intelectualmente son bastante inferiores a sus primos, los grandes dragones, ya que no cuentan con la gran inteligencia de éstos y su vuelo no es tan ágil como el de un dragón, de hecho, un wyvern no puede volar con una criatura de peso considerable. Físicamente son reptiles con dientes afilados y de color pardo grisáceo. Tienen un tamaño de unos 6 metros de largo y unas alas de murciélago enormes. Su cola tiene un aguijón muy parecido al de un escorpión y sus ojos son de un rojo intenso.
Como cazadores son verdaderamente astutos. Cuando encuentran a una posible víctima la vigilan con sigilo, evitando que su sombra caiga sobre la presa. Finalmente se lanzan en picado, en completo silencio, de manera que su víctima no tenga ninguna posibilidad. Cuando hay poco alimento, los wyverns suelen formar pequeños grupos para cazar.
Si se produce un enfrentamiento con enemigos considerables, el wyvern hace uso de su aguijón con bastante habilidad. Este aguijón inyecta un veneno al que pocas víctimas consiguen sobrevivir.
En general, los wyverns son seres solitarios y sólo viven con su pareja y sus crías. Forman sus guaridas en las montañas, desde donde dominan los bosques cercanos. A veces colaboran con los dragones malvados.
A pesar de que tiene la fuerza y ​​la ferocidad de los dragones, wyverns carecen de la gracia y la inteligencia que son innatos a los dragones. Wyverns normalmente se alimentan de ciervos, cabras y otros animales tales. A diferencia de los dragones, que puede ser a veces bien y el mal a veces, el wyvern es inequívocamente malicioso.
Los Wyverns se encuentran a menudo en heráldica, representa la guerra, la envidia y la pestilencia, y es un signo de fortaleza para aquellos que lo poseen.
El origen de la palabra wyvern viene de la palabra del siglo XIII Wyver, que a su vez se deriva del francés wyvere , que significa tanto “víbora” y “vida”.
Habilidades

Viento protector: El Wyvern agita sus alas con fuerza generando una corriente de aire a su alrededor que puede protegerle del fuego enemigo.
Aliento de fuego: Una habilidad muy común entre la mayoría de razas que consiste en lanzar una ráfaga de fuego por la boca.
Viento helado: Expulsa por la boca una ráfaga de un viento tan frío que genera hielo.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
16

LOS SÍMBOLOS CELTAS

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Os presentamos un nuevo post donde podreis encontrar simbolos, costumbres y sus interpretaciones y explicaciones, espero que os guste, disfrutarlo.

SÍMBOLOS CELTAS

Introducción

Celta es un término que utilizan los historiadores para denominar a los pueblos de la Edad de Hierro que utilizaban las lenguas celtas como forma de comunicación.
Pero existe una denominación que restringe más el termino, se refiere a los celtas históricos, que eran sociedades de tipo tribal que vivían en diferentes zonas del continente europeo, poseían y compartían parámetros culturales que comenzaron en la Edad de Hierro.
Todas las culturas cuentan con símbolos que representan su origen y destino, así como sus valores y creencias para su transformación.

Esta serie de símbolos constituyen su geometría sagrada. Tienen como cualidades, neutralizar la oscuridad y generar energía que promueva el ambiente propicio para librar la batalla y purificar el alma.

Los celtas, protagonistas de la era del manejo de los metales, aportaron al mundo los más bellos diseños hechos a base de espirales, que representan la esencia de la vida.
Decoraron con estas magnificas formas: piedras sagradas, escudos, espadas, joyería y utensilios domésticos, así como sus cuerpos.

Estos diseños han sido repetidos por grandes artistas en épocas posteriores, cautivados por la elegancia de sus formas y la magia que emiten, al evocar nuestro vinculo inquebrantable con todas las fuerzas de la naturaleza.

Los celtas no utilizaban la escritura y durante siglos, transmitieron su historia y su saber oralmente de una generación a otra. Sin embargo, ha llegado hasta nosotros una gran variedad de Símbolos, relacionados con los astros, los animales o las plantas.
Entre toda la Simbología Celta hay que destacar los Signos relacionados con el Sol, creador de vida y energía que mueve el Universo. Círculos, Espirales, Rosetas, Esvásticas de brazos curvos o en un ángulo recto, como los Tetrasqueles y, por supuesto los Trisqueles están basados o inspirados en el Sol, por lo que, en general, se han considerado Símbolos Protectores, independientemente de otros significados que hayan podido tener y que repasaremos a continuación. Hemos querido enriquecer este artículo con el mayor Número de Símbolos muchos de ellos pueden resultar familiares, pues, desde siempre se han venido utilizando en nuestro entorno.
Grabados sobre piedra o madera, se pueden ver signos que decoran dinteles de puertas, ventanas, fachadas y gran cantidad de objetos decorativos, Una simbología tradicional que guarda una gran relación o está fuertemente influenciada por la Simbología Celta.
Además de ser un pueblo de poderosos guerreros, los celtas nos han legado un rico universo de mitos, espiritualidad y magia de la tierra.

Tan poético como mágico, el mundo espiritual de los celtas era muy complejo. Vivían en una esplendorosa realidad  poblada por dioses, duendes y hadas. Sólo los druidas eran capaces de abarcarlo y conocerlo todo, de hacer que las tres naturalezas convergieran en una sola.
En todo caso, sus conocimientos se guardaban en el más absoluto secreto. Las historias sobre su pasado, las supersticiones, los rituales y sus creencias divinas se trataban con sumo cuidado. Por eso no resulta fácil establecer de qué modo estos pueblos concebían el universo.

Hay que tener en cuenta, además, otros dos factores. El primero es que los celtas transmitían sus tradiciones mediante canciones y leyendas, relatos orales que se convirtieron en mitos, y que casi nunca se recogieron por escrito. Por supuesto otra muestra que nos han dejado ha sido la numerosa simbología celta, que nos  llega hasta hoy con algunas incógnitas.

LOS ÁRBOLES

No cabe duda de que los árboles han tenido una gran importancia en la cultura Celta. La Vida de los hombres estaba íntimamente relacionada con los bosques, que les proporcionaban protección, cobijo, la leña que alimentaba sus hogueras y, además, en ellos se abastecían la caza y los frutos necesarios para su alimentación. Algunos árboles como el roble, eran objetos sagrados a los que los celtas guardaban un profundo respeto.
Los Druidas utilizaban los bosques como aulas donde impartían sus enseñanzas y estudiaban sus hierbas y plantas, de las que llegaban a conocer profundamente sus secretos y propiedades y de las que extraían los ingredientes principales de sus remedios medicinales y pócimas.
Recorrían los bosques buscando las plantas apropiadas y recolectándolas en el momento preciso, como el muérdago, que recogían cortándolo con una hoz de oro, Por lo tanto, dentro del estudio del Simbolismo Celta, es aceptado empezar hablando de árboles, pues el árbol es el eje del mundo y mantiene la relación entre el cielo y la tierra estableciendo la comunicación entre los tres niveles del cosmos:
EL SUBTERRÁNEO, mediante sus raíces.
LA SUPERFICIE DE LA TIERRA, mediante el tronco.
EL CIELO, mediante sus ramas.
El ÁRBOL DE LA VIDA surge de un recipiente, una vasija que simboliza a la Madre Tierra, de la que nace toda la vida.

SIGNIFICADO DE LOS ÁRBOLES

ABEDUL: El principio de las cosas, se utilizaba para purificar. Árbol consagrado a Lug, Dominador de las Artes. Inspiración, Filosofía.
ABETO: Misterio, Inteligencia, Luz.
ACEBO: Símbolo de lucha y protección. Era sagrado para los druidas, que aconsejaban meterlo en las casas como protección contra hadas y duendes, y aún hoy se usa con este fin.
ÁLAMO: Indecisión, Valor, Superación.
ALISO: La Fuerza Emocional y la perseverancia.
ARCE: Memoria, Originalidad, Inseguridad.
AVELLANO: Símbolo de sabiduría, conocimiento, Justicia, Originalidad, Inteligencia lógica y Relaciones.
CARPE: Elegancia, Magia, Espiritualidad.
CASTAÑO: Relacionado con la Honestidad, el Aprendizaje y el Conocimiento Oculto.
CEDRO: Confianza, Arte y Perseverancia.
CIPRÉS: Lealtad, Fuerza y Optimismo.
ESPINO: Árbol de duendes y druidas, marca la entrada al otro mundo.
ESPINO BLANCO: Relacionado con el mudo de las hadas.
FRESNO: El árbol de la Vida. Tiene poderes mágicos, relacionado también con la Ambición, la Protección, y la Suerte.
HAYA: Homólogo femenino del Roble. Reina de los Bosques. Símbolo de poder y la fuerza, Bondad, Maternidad, Creatividad.
HIGUERA: Abundancia, fertilidad, Intuición, Inteligencia e Independencia.
MANZANO: Árbol del Más Allá “Vinculado al Amo, el poder y la juventud. De él nace el fruto de la Vida Eterna. También relacionado con la Seducción, la Imaginación y las Ciencias.
MUÉRDAGO: Planta Sagrada utilizada en pócimas. Cuando la cogían del Roble, era como recoger la energía Divina.
NOGAL: Árbol relacionado con la Sabiduría, Ciencia, Profecías, Pasión e Impulsividad.
OLMO: Árbol Sagrado. Simboliza la Victoria y la consecución de nuevas metas. También relacionado con la Bondad, la Nobleza y la Generosidad.
OLIVO: Árbol relacionado con la muerte del Dios. Paz, Felicidad, Espiritualidad.
PINO: Fertilidad, Protección, Sofisticación, Organización y Enamoradizos.
ROBLE: Árbol Sagrado dios Dagda. Señor del Bosque. Simboliza la fuerza y el poder divino, Creador y Generosidad.
SAUCE: El equilibrio emocional y la regeneración, Valentía, Atracción y Magia.
SAÚCO: Árbol Mágico relacionado con las Hadas. Sus flores combaten los Hechizos.
SERBAL: Protección, Etérico, Solidaridad e Inconstancia. Aleja las influencias malignas. Serbal:
TEJO: Renacimiento. Árbol Sagrado asociado a la muerte y a la otra vida.
TILO: Practicidad, Pensamiento y Amistad.

CALENDARIO ARBÓREO CELTA

Como la mayoría de las culturas de la antigüedad, los CELTAS, tuvieron su propia visión astrológica. Para su horóscopo, los CELTAS tomaban en cuenta los árboles regentes y las fases lunares correspondientes al día de nacimiento. Basándose en el alfabeto Oghámico, Los Druidas desarrollaron una escritura secreta que aplicaron a las hojas de las plantas, En ella cada muesca o grupo de indecisiones se relacionaba con un árbol, por eso recolectaban toda clase de hojas, que utilizaban para enviar mensajes que sólo podían ser leídos por personas iniciadas en el Druidismo y que consistía en ir intercalando hojas a lo largo de un hilo según su correspondencia alfabética.
Calendario Arbóreo, es la sumatoria de estaciones, equinoccios, solsticios y días consagrados.
Su eje radica en la exclusiva confluencia de estos factores y la observación sobre los árboles como factor de cambio e influencia.
Los druidas vieron en el Calendario Arbóreo no solo lo netamente predictivo, fueron más allá, en búsqueda de una respuesta sobre “el tipo de personalidades” y los “comportamientos” probables de estas, tanto desde lo positivo como desde lo negativo.
Armaron cual rompecabezas “un patrón del perfil de los individuos”, con el fin de que cada persona obtuviera lo mejor de sí, liberara lo negativo y aprovechara sus aspectos positivos. Conociera de sus limitaciones, a través de la energía arbórea y el poder de los dioses concibieron lo que podríamos llamar una GUIA DE VIDA.
La Rueda Celta del Año marca los meses y su correspondencia con cada árbol. En ella están indicadas también las fechas que celebraban a lo largo del año.

Las cuatro principales son:

SAMHAIN, BELTAYNE, YMBOLC Y LUGNASAD.

Además, otras cuatro marcaban los cambios de estación:

YULE, OSTARA, LITHA Y MABON.

A continuación, se detalla, el listado de Árboles regentes y el período en días y meses que abarca su regencia y protección.
Hay que tener presente que para los CELTAS el Año Nuevo comenzaba cada 1 de Noviembre.
Según el día y el mes que naciste, encontrarás tu árbol regente.
1

FIESTAS CELTAS

Samhain: 31 de octubre, Festividad para honrar a los muertos. La noche del 31 al 1 es la última del año Druídico.
Beltayne: 1 de mayo. Agradecimiento a los dioses familiares por proteger el fuego del hogar. Marca el momento de llevar los rebaños a los pastos. Consagrada a Belenus.
Ymbolc: 1 de febrero. Festividad de la purificación y recogimiento invernal en espera de la primavera. Consagrada a Brigid.
Lugnasad: 1 de agosto. Celebración de la cosecha y agradecimiento a la tierra por su generosidad. Fiesta en honor al Dios Lugh.
Ostara: 21 de marzo. Equinoccio de la primavera se Celebra su llegada. Marca el equilibrio entre el día y la noche. Consagrada a la Diosa Germánica de la fertilidad Eostree.
Litha: 23 de junio. Solsticio de verano, Día más largo del año, Celebra la abundancia y la belleza de la tierra.
Yule: 23 de diciembre. Solsticio de invierno, Celebra el Renacimiento del Dios Sol.
Mabon: 23 de septiembre. Equinoccio de otoño. Celebra el fin del verano. Toma su nombre del Dios Galés Mabon.

SIMBOLOGÍA Y NUMEROLOGÍA

EL NÚMERO UNO
Es el origen de la creación, el núcleo de donde vinieron todas las cosas.

EL CÍRCULO Y LA RUEDA
Es el símbolo más simple. Representa la trayectoria del sol en el cielo y simboliza la eternidad. Así la forma circular que tiene el Sol y la creencia de que giraba fue la razón que llevó a ser representada en muchas ocasiones por una RUEDA RADIADA.

LA ESPIRAL
2
La espiral simple es uno de los símbolos más antiguos. Representa al sol. La espiral: Simboliza la creación y el grito constante de las estrellas en el cielo nocturno. Las estrellas cambiaban y retornaban cada año como puntos en una rueda gigante, y las estrellas de los cielos parecían rodar hacia arriba, girando el eje de la Estrella del Norte. Los celtas creían que la Estrella del Norte era el punto de referencia en el firmamento y el movimiento evidente de las estrellas alrededor de este eje formaba una trayectoria en espiral, o en escalera, en la que algunas ascendían hacia su vida futura.
El continuo movimiento en espiral también simbolizaba la siempre expansible naturaleza de la sabiduría y el conocimiento.
Hacia la derecha es el sol del invierno que se encoje y hacia la izquierda es el sol creciente de verano.

EL NÚMERO DOS
Marca el equilibrio entre fuerzas opuestas: el bien y el mal, la vida y la muerte, la luz y la oscuridad.

LA ESPIRAL DOBLE

3
Espiral doble: Representa la dualidad de las cosas. Representa también el conocimiento en relación con el movimiento del cosmos. Es el Símbolo de la vida eterna.

EL NÚMERO TRES
Era un número sagrado, el más importante en la cultura celta. Para ellos las cosas importantes formaban grupos de tres, como por ejemplo la trinidad que formaban algunos de sus dioses; el ciclo de la vida, formado por el nacimiento, la muerte y la reencarnación; o los tres elementos fundamentales del universo celta, La Tierra, El Agua y El Aire.

LA ESPIRAL DE LA VIDA

4
Es una Espiral Triple. Representa la creencia de que la vida se movía en ciclos eternos. La Espiral Triple daría origen a otra figura realmente conocida, El Trisquel.

SÍMBOLO DE LA CALDERA

5
Símbolo de la Caldera: Es una espiral triple (trisquel) metida en un círculo. Es una espiral triple metida en un círculo. Representa la transformación hacia el conocimiento, claramente expresada en la pócima que la diosa Ceridwen elaboró en su caldero para transformar en sabio a su hijo Taliesin.

EL TRISQUEL

6
Símbolo celta por excelencia en Bretaña. La Gran aceptación que tiene este símbolo, representado infinidad de veces y de múltiples formas por deferentes culturas, hace necesario dedicarle más atención.
Para los celtas el número tres era su número mágico. Se trata de un símbolo solar formado por tres brazos unidos en un punto central. La forma curvada de sus brazos transmite una sensación de movimiento giratorio, seguramente tratando de imitar el movimiento que antiguamente se creía que hacía el Sol. Precisamente esa relación con el astro rey le confiere un aspecto protector, que posiblemente sea el motivo por el que aparece decorando armas, estelas funerarias y otros objetos.
No hay que confundirlo con La Triketa, símbolo también celta que simboliza el poder de tres.
Los brazos del Trisquel pueden ir indiferentemente hacia la izquierda o hacia la derecha y simbolizan la unión de tres elementos fundamentales del Universo Celta: Tierra, Agua y Aire. Cada aspecto fluye hacia afuera y vuelve siempre al punto donde empezó.
También Representa la evolución y el crecimiento, el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Este amuleto se relaciona con el ciclo solar Manifiesta el principio y el fin, la eterna evolución y el aprendizaje perpetuo.
En la cultura celta, los druidas eran los únicos que podían portar éste objeto como símbolo de la divinidad, simbolizaba el aprendizaje, y la trinidad Pasado, Presente y Futuro. Según esta cultura, los druidas eran los únicos que podían portar este símbolo sagrado. Como talismán, era usado para curar fiebres y aliviar heridas.

SIMBOLOGÍA DEL TRISQUEL

El triskel tiene múltiples simbologías, dependiendo del lugar de la rama druídica y hasta del ritual, así entre estas tenemos:
Fuerza sabiduría y amor, la trinidad de la energía divina, encarnada en las tres clases sociales de la cultura celta, los guerreros, los druidas y los trabajadores.
Los dioses de la noche Taranis, Teutates y Ésus; para una de las ramas rituales del druidismo basada en ritos lunares, conocidos como los druidas de la noche, el trisquel representa a cada uno de los dioses sedientos de sangre.

Para las ramas del druidismo más extendido de ritos solares representa las tres facetas del sol: Amanecer, atardecer y noche.

Representa la triple manifestación de la diosa Brigitt; anciana, doncella-niña-hija y madre-hermana.

Es la representación de las tres facetas del ser humano, niñez, madurez y vejez

Las espirales representan al aire el agua y la tierra los elementos terrenales y el círculo exterior representa al fuego que atraviesa y es parte de los otros tres.

En el plano exterior las espirales representan el pasado, presente y futuro; y el círculo exterior representa el Continuo Infinito Presente donde los tres tiempos cohabitan y son contemporáneos pero en diferentes dimensiones

EL TRISQUEL Y SUS USOS EN LA MÁGIA

Al ser una de las herramientas más importantes para el druida tiene múltiples utilidades, aunque entre las más importantes se encuentran las siguientes:
Amuleto de protección.- el druida con el honor de portar un trisquel tenía la protección de los dioses y de hecho se transformaba en un dios en la tierra.
Herramienta de sanación.- se dice que el trisquel tiene capacidades de curar cualquier enfermedad tan solo con colocarlo sobre la zona enferma.

Herramienta de armonía.- el trisquel en manos de un druida podía traer la paz y armonía inmediata a cualquier lugar por donde el pasase.

Vínculo con el más allá.- el trisquel tiene la capacidad de guiar a las almas junto a sus seres queridos y antepasados en el más allá.

Herramienta para entrar en trance.- los druidas observaban y dibujaban el trisquel para entrar en trance y comunicarse con los dioses, espíritus de la naturaleza y antepasados.

Herramienta para invocar tormentas y tempestades o males personales hacia enemigos.

Herramienta oráculo y adivinación junto con los árboles.

El camino no es recto tiene forma de espiral, de evolución, de cambio y equilibrio.

EL NÚMERO CUATRO
Representa las cuatro esquinas de la tierra, las cuatro direcciones del mundo físico.

TETRASQUEL

7
Tetrasquel (Lauburu vasco): Es una espiral de cuatro brazos unidos por un punto central, pueden ser curvos o en ángulo recto. En este último caso conocida como CRUZ GAMADA, porque la forma de sus brazos es semejante a la letra GAMMA mayúscula del alfabeto griego. Se trata de un símbolo solar al que se le atribuye un carácter protector, que se ha venido utilizando en incontables ocasiones desde tiempos muy remotos en infinidad de lugares. Se conoce también con el nombre de ESVÁSTICA.
Representa por tanto la unión de las cuatro direcciones de la tierra.
En El Pais Vasco aparece con una forma característica y recibe el nombre de “LAU BURU” que significa “CUATRO CABEZAS”.

LA RUEDA DEL SER

8
Rueda del Ser: La Rueda del Ser Son cuatro círculos representando las cuatro direcciones de la tierra, simbolizando el proceso de la evolución espiritual, unidas por un quinto círculo como núcleo común que es Éter, de donde parten esos cuatro caminos.

EL NÚMERO CINCO
Representa los cinco elementos del universo (Tierra, Agua, Aire, Fuego y Espíritu). También las cinco etapas de la vida (Nacimiento, Juventud, Edad Adulta, Vejez y Muerte).

EL PENTAGRAMA

9
Los pentagramas son símbolos esotéricos, que tienen que ver con el movimiento de Venus y sus ciclos estelares. Es una estrella de cinco puntas que marcan los cinco elementos del universo, el círculo que la bordea significa la continuidad y conexión entre esos elementos.

EL PENTASQUEL

10

Es un símbolo Solar como los mencionados anteriormente, una ESVÁSTICA formada por cinco brazos que representan los cinco elementos del Universo.

ESVÁSTICAS FLAMÍGERAS

11
Son símbolos solares que reciben ese nombre cuando tienen múltiples brazos. También conocidas por RADIALES.

SIMBOLOGÍA

Además de ser un pueblo de poderosos guerreros, los celtas nos han legado un rico universo de mitos, espiritualidad y magia de la tierra.
Tan poético como mágico, el mundo espiritual de los celtas era muy complejo. Vivían en una esplendorosa realidad  poblada por dioses, duendes y hadas. Sólo los druidas eran capaces de abarcarlo y conocerlo todo, de hacer que las tres naturalezas convergieran en una sola.
En todo caso, sus conocimientos se guardaban en el más absoluto secreto. Las historias sobre su pasado, las supersticiones, los rituales y sus creencias divinas se trataban con sumo cuidado. Por eso no resulta fácil establecer de qué modo estos pueblos concebían el universo.
Hay que tener en cuenta, además, otros dos factores. El primero es que los celtas transmitían sus tradiciones mediante canciones y leyendas, relatos orales que se convirtieron en mitos, y que casi nunca se recogieron por escrito. Por supuesto otra muestra que nos han dejado ha sido la numerosa simbología celta, que nos  llega hasta hoy con algunas incógnitas.

He intentado recoger un gran número de símbolos celtas, he aquí los que os voy a mostrar:

AWEN

12
Awen  es un círculo que enmarca tres pequeños círculos de los que descienden tres pequeños rayos. Significa Inspiración (en gaélico), y este símbolo simboliza la armonía entre lo opuesto, la fuerza vital, la energía inspiradora que envían los dioses a los hombres. La conexión con éstos que permite al hombre adquirir sabiduría, energía e inspiración. No en vano los tres calderos de la inspiración poética son la compasión, el movimiento y el conocimiento. En este símbolo se muestra al hombre en un extremo y a la mujer al otro, y la figura del centro que se encuentra en el medio simboliza la armonía entre ellos.
Awen no es sólo un símbolo, el Awen es el espíritu, el Maná, es algo parecido al concepto del Alma, es el éxtasis.
Awen viene de la unión de dos vocablos, “Aw”, que se traduce como “fluido” y “En”, palabra a la que se le da el sentido de “esencia, espíritu”, por lo que el significado final es el de Espíritu Fluido. Esta Awen es descrita como fuego o como algo líquido. ¿Qué significado tiene este espíritu fluido? ¿Cuál es su misma esencia? Significa la iluminación, significa la trascendencia de la conciencia sobre el Ego. Cuando la inspiración llega, el tiempo se detiene, se sobrepasa la idea de tiempo y espacio; se transgrede la identificación, común al pensamiento contemporáneo, de existencia con la idea de la personalidad, del Ego. Se llega al éxtasis. Por lo que podemos definir a la Awen como el éxtasis del mundo celta.

CLADDAGH

13
Los anillos de Claddagh son un símbolo tradicional de lealtad y amistad, así como de amor romántico. Le debe su nombre a la ciudad irlandesa de Claddagh. Un símbolo utilizado aun en la actualidad compuesto de tres partes Las manos representan la amistad, el corazón representa el amor y la corona representa la lealtad.
Tradicionalmente era llevado en la mano derecha con el corazón girado hacia afuera para mostrar que uno era libre. Si por el contrario se estaba comprometido, se colocaba en la misma mano sólo que con el corazón mirando hacia dentro. Cuando se estaba casado, el anillo se llevaba en la mano izquierda con el corazón también girado hacia adentro.

ELVEN O SEPTAGRAMA

14

El septagrama o heptagrama es una estrella de siete puntas, un símbolo místico al igual que el Pentagrama, hexagrama, octograma, etc., el significado varía dependiendo de la civilización, época y cultura, ya que cada cultura o subcultura le puede dar un valor diferente, ya sea bueno o malo. Daremos algunos de los significados más comunes o afamados.

Empezaremos hablando del septagrama para la alquimia -de uno de los más famosos alquimistas, Paracelso-, en la alquimia se le conoce como al estrella de siete puntas vitriol, es una de las imágenes más conocidas de la alquimia.

Fue reproducida en diferentes versiones por diversos autores. En la Edad Media su conocimiento secreto era considerado de tal importancia que incluso la Orden oculta de los Caballeros Templarios ”grababa” por el paisaje francés, en sus castillos, la estrella de siete puntas. Y esto se hizo de una ingeniosa manera geomántica (de acuerdo con el conocimiento de las energías de la Tierra), lo cual también revela un asombroso conocimiento sobre el significado alquímico de la estrella de siete puntas Vitriol. Más tarde volveremos sobre esto. Primero echemos una mirada a los componentes principales de la imagen.

En el centro, la estrella de siete puntas Vitriol tiene una cara a la que las dos manos a izquierda y a derecha parecen pertenecer y los dos pies, también. Estas cuatro extremidades se refieren a los cuatro elementos: En una mano hay una antorcha, que representa el elemento fuego, en la otra mano hay una vejiga de aire (Vesica piscis), que representa el elemento aire; un pie está en el suelo y el otro en el agua. El quinto elemento a menudo se pasa por alto, pero se sienta encaramado en el trono de arriba en forma de la doble ala de Hermes. Los cinco símbolos que representan a los elementos están ordenados en un pentágono de tamaño normal. Junto al pie, un rey y una reina están sentados con los símbolos del sol y de la luna, que representan el poder polar de la naturaleza.

Además la imagen muestra tres formas diferentes: Un triángulo, un círculo y una estrella de siete puntas. El triángulo representa la trinidad de cuerpo, espíritu y alma; si uno sigue las inscripciones de los ángulos: “Corpus”, “Anima” y “Spiritus”, o, en alquimia, por Sal (cuerpo, el principio solidificante), Sulphur (alma, el principio que mueve) y Mercurius (espíritu, el principio que conecta) (…).
También los alquimistas conocian esta estrella con el nomobre de la “estrella del astrólogo” ya que la utilizaban para referirse a los siete planetas conocidos, uno por cada día de la semana: Luna (Lunes), Marte (Martes), Mercurio (Miércoles), Júpiter (Jueves), Venus (Viernes), Saturno (Sábado), y Sol (Domingo), además representa los siente Chakras del cuerpo. Es Importante en el “kabbalah” occidental, donde simboliza la esfera de Netzach,

Algunos dicen que en la cultura pagana -mayormente Wicca- existen dos tipos de septagramas, el obtuso, que suele representar la pasividad, sintonía y armonía con la naturaleza y su sentimiento con los demás.

También se habla del septagrama agudo; que mayormente representa las fuerzas de la naturaleza  y su interacción, y se le asocia mucho con la energía sexual. También se le conoce como un símbolo de la empatía, curación espiritual y el equilibrio físico/corporal. Es un símbolo sagrado para los wiccans que siguen la tradición “Faery”, la conocen como la estrella del elfo, Elven o la estrella de hadas.

SIGIL

15
Es el símbolo que identifica a una de las organizaciones más tempranas en la reconstrucción del Druida.
Este es un símbolo muy enigmático porque nunca puede ser definido. El Sigil ha de ser diseñado y dibujado por la persona que necesite representar algo que le preocupe o algo que quiera obtener por medio de líneas, únicamente con líneas y nada más. Debe trazar una o varias líneas, como le parezca, de manera intuitiva y dejando que su mente capta esa representación.   Por lo tanto solo puede ser creado de manera personal y no le sirve a nadie el Sigil de otro.  Puedes dibujarlo o tallarlo y luego encargar a algún artesano que te lo elabore, pero lo importante es que tú hagas ese dibujo sin pensar, sin pararte a meditar, dejando que fluya…
Todas las personas que practicamos la Vieja Religión adoramos los símbolos porque en ellos está la sabiduría y la herencia más importante que un ser humano pueda tener: la esencia y el origen y la tradición de nuestra cultura.

TRIQUETA

16

La triqueta es un talismán de origen celta cuya antigüedad datada es mayor de 5500 años, su nombre viene del latín y significa tres esquinas. La triqueta es un símbolo antiquísimo que. Durante el apogeo del imperio celta, cuyo origen es anterior al S IV A.C, había una creencia muy asentada acerca del concepto de la reencarnación como algo natural. No en vano los druidas, eruditos magos de esa época, lo mencionaban en sus tradiciones orales y también en la piedra. Resulta más fácil comprender lo que la triqueta simboliza si tenemos en cuenta que la cultura celta tiene un concepto cíclico del tiempo, de ida y vuelta.
Como en muchas otras culturas, este símbolo de origen pagano significa las tres grandes fuerzas de la naturaleza, los elementos: el fuego, el mar y el aire que Sin embargo en este caso tiene la peculiaridad de tener una doble interpretación que lo hace más especial, y es que a la vez también simboliza el ciclo vital de los seres vivos, el nacer, morir y reencarnarse.
Alude a la triple dimensión de la divinidad femenina: doncella, madre y anciana. Así mismo, representa la igualdad, la eternidad e indivisibilidad. También plasma la filosofía celta según la cual el todo tiene tres niveles: físico, mental y espiritual.
Aparece en la edición original en vinilo del disco de Led Zeppelin conocido como Led Zeppelin iv (aunque en realidad no tiene título), junto con otros tres símbolos. Cada uno de ellos corresponde a un miembro de la banda. La triqueta pertenece a John Paul jones, bajista del grupo, entre otras cosas.
Desde otra perspectiva más contemporánea, la triqueta también simboliza la feminidad del universo, la mujer como generadora de vida a través de los tres estados de edad, niña, mujer y anciana. A su vez ha sido usada en la tradición mística de la mujer a través de la diosa nórdica Morrigan, la “diosa espectral”. Es por eso que la triqueta representaba también a brujas y hechiceras.
es también el símbolo utilizado en la serie televisiva Embrujadas. En la serie, representa el «poder de tres» que hace invencibles a las tres protagonistas de la serie, Cada óvalo representa a una de ellas y el círculo a la unión entre las tres. También hemos podido verlo en otras más actuales, como en The Walking Dead, en la katana de Michonne, o en videojuegos como el popular Assassin’s Creed.

HISTORIA

El símbolo de la triqueta aparece en muchas culturas a lo largo del mundo, el ejemplo más lejano, es a partir de los viejos artefactos indios de 5000 años atrás.
Este símbolo era usado, y todavía es usado, por la fe cristiana. Ahora, si los cristianos adquirieron este símbolo de los paganos quienes también lo utilizaban, nadie lo sabe, aunque se sabe que los cristianos adquirieron varios símbolos y días de fiesta religioso (por ejemplo, navidad era originalmente un festival pagano que se celebró en el solsticio de invierno).
Aquí les mostraré el diferente significado que le dan los paganos y los cristianos a la triqueta.

Simbolismo pagano

Simboliza vida, muerte, y renacimiento y las tres fuerzas de la naturaleza: tierra, aire, y agua. los tres círculos internos representan el elemento y la fertilidad femeninos.

Simbolismo cristiano

Desde el punto de vista cristiano la triqueta simboliza la santísima Trinidad: el padre, el hijo, y el espíritu santo. El círculo intacto representa eternidad. El círculo y el entrelazamiento hacen referencia a la unión, la tres únicas partes de la divinidad entrelazadas en un solo ente indivisible la naturaleza entretejida del símbolo denota la indivisibilidad y la igualdad de la trinidad santa. Simboliza que el espíritu santo es tres seres de potencia, de honor, y de gloria pero es indivisiblemente un dios.
Posteriormente fue rechazado y satanizado por la santa Inquisición al igual que pasó con el pentagrama de cinco puntas y aquellas personas que lo veneraban fueron perseguidas.

Curación con la Triqueta celta

Según narra la literatura que recoge la tradición oral druídica, la triqueta tiene el poder de la sanación, es capaz de curar todo tipo de enfermedades y lesiones a través de los denominados rituales Wiccanos. Estos rituales se basaban en la creencia de la energía proyectada como forma para curar. El druida realizaba cánticos y usaba el agua juntamente con la triqueta para sanar.

Significados

El círculo representa la eternidad.
Líneas entrelazadas: indivisibilidad.
En resumen, quiere dar a entender que la sagrada trinidad está formada por:
Poder, honor y gloria, que son indivisibles en un único dios.
La religión pagana da a entender que representa la vida, la muerte y la resurrección.
Como un círculo sin fin.
Además, las tres fuerzas naturales: tierra, aire y agua.
El significado del círculo se relaciona con la fertilidad y con los elementos femeninos.
El significado de los tres círculos entrelazados se retoma al siglo ocho, en el que se pudo observar el odin o val knot, muy parecido a la triqueta.

CRUZ SOLAR

17
Es probablemente el símbolo espiritual más antiguo del mundo, los movimientos del sol, marcado por solsticios. También es conocida como “Cruz de Odín”. La cruz solar es otro de los símbolos más reconocidos de esta cultura y es considerado por antropólogos, historiadores y arqueólogos como uno de los símbolos más antiguos de las civilizaciones. Este está formado por un círculo en cuyo interior hay dos líneas que se cruzan y que representan el calendario solar. Los cuadrantes simbolizan las cuatro estaciones del año. En otras culturas la cruz solar se representa con cinco círculos, uno en el centro y los otros cuatro en el lugar en el que confluyen las líneas con el círculo exterior, con esta representación se alude al solsticio y equinoccio y por ello se le relaciona con el símbolo de la Rueda del Año.

TARANIS

18
También conocida como la rueda de Taranis, El término taranu, toran en Irlandés, taran en gales, con el significado de trueno; es vinculado con espacios celestes. Esta rueda era un símbolo utilizado de forma similar a un almanaque y con él se determinaban equinoccios y solsticios. En las leyendas celtas, Taranis se mencionaba como el dios del trueno, una deidad a la cual se le ofrecían diferentes tributos, entre ellos sacrificios humanos. En sí, éste símbolo es una especie de calendario, pero su gran atractivo visual lo convierte hoy en uno de los diseños de tatuajes celtas más populares.

CRUZ CELTA

20
El origen de la cruz no es, como mucha gente piensa, cristiano. Es un Símbolo celta de culto y de la protección. Concreta el círculo arcaico, el mándala con la cruz cristiana, es decir, los ritos paganos y la nueva religión.
Es un símbolo de civilización e inteligencia.
Casi todas las culturas antiguas y modernas la han utilizado para identificar el simbolismo del número 4 o la materia.
Se ha usado para representar las cuatro direcciones, los cuatro elementos, la tierra, los cuatro vientos, etcétera.
Expresa también la interpenetración de dos ámbitos contrapuestos como los cielos y la tierra, es también el lugar donde se cruzan los caminos (de los vivos y los muertos, por ejemplo), se la utiliza también como representación del número cinco tomando en cuenta el punto medio.
Representa también las dos fuerzas activa (vertical) y pasiva (horizontal).
Inclusive, en la cultura romana era utilizada para colgar a los ladrones y provocarles de esta forma la muerte.
De hecho, el cristianismo tomo la imagen de la cruz cómo símbolo de la pasión y muerte de Cristo y de la redención de sus fieles a partir de entonces, no antes.
Anterior al uso de la cruz como un instrumento de tortura y castigo, la cruz se dibujaba por lo general, de forma simétrica, con sus cuatro extremos de igual tamaño, sin embargo, el uso por parte de los romanos de esta llevó a que se deformara con uno de sus ejes más arriba para tomar la forma del cuerpo humano.
Es desde entonces que la forma más común y conocida es esta.
En todo el mundo la cruz fue reproducida en dibujos y grabados en roca desde hace miles de años, y en particular, las culturas céltica y nórdica, la adoptaron como uno de sus símbolos elementales.
Pasado el tiempo, cuando el cristianismo llegó inevitablemente a las costas de Irlanda, Escocia, los países Nórdicos y, en general, aquellos lugares donde se extendió la cultura celta, trajo consigo sus símbolos, como la cruz, a la que los clanes celtas y vikingos agregaron un círculo rodeando la intersección de los ejes.
Sin embargo, esta no fue la única adición, también grabaron y tallaron las cruces con ramas entrelazadas y animales alrededor en la típica forma celta, haciendo que superficialmente siguieran siendo cruces cristianas, pero semejándolas mucho más con un árbol de la vida.
Esto no choca totalmente con la idea sustancial del catolicismo, si bien la cruz es símbolo de muerte, también lo es de renacimiento: Jesús muere para darle una nueva oportunidad de vida al mundo.
El árbol, por su parte, es sin duda el símbolo más antiguo de vida que existe: amamanta a Horus en Egipto, es eje planetario en las culturas nórdicas, se le considera antepasado mítico del hombre, es símbolo femenino y materno, pero a su vez fálico y generador por su tronco.

LA CRUZ COMO LOS CRISTIANOS SE ADUEÑARON DE ELLA

La cruz, símbolo por siglos asociado al cristianismo, relacionado directamente con su “salvador” que murió en esta por “nosotros” según ellos, la llevan en el pecho a modo de colgante y le han rendido culto por siglos. Los cristianos la han hecho suya.
¿Pero lo será realmente?
Pues la verdad es que no, en realidad la cruz en un antiguo símbolo de las culturas paganas y el más antiguo hallazgo encontrado data aproximadamente de 10.000 años A.C, encontraron unas cruces grabadas en pequeñas piedras de arcilla que se supone cada una contenía el alma del difunto. La misma cruz que adoran los cristianos era el mismo objeto de adoración de los pueblos paganos siglos antes del cristianismo y tenía una representación más bien cósmica que divina.
Los celtas e incluso los fenicios le rendían culto a este símbolo marcándolo en sus monumentos mucho antes de que llegaran los cristianos, también en México la adoraban siglos antes de que los misioneros católicos pisaran sus tierras.
También los griegos reconocían la cruz como un símbolo de divinidad antes de la era cristiana como por ejemplo Baco el cual llevaba en su cabeza una banda cubierta con cruces.
Más tarde la cruz celta llegó a simbolizar los 4 caminos de las esquinas de la tierra, donde la unión de los 4 puntos formaban una cruz y el punto central significaba el centro del mundo. El centro también representaba el origen de la vida, el nacimiento de los 4 ríos místicos y las cumbres de las montañas del mundo.
También hay datos de que los druidas hacían uso de este símbolo. El estudioso del s. XIX Thomas Maurice, en su obra, “Las Antigüedades Indias”, hizo una extraordinaria observación acerca de la importancia de la cruz en la adoración que los druidas a la naturaleza, el escribió:
“Los druidas tenían la costumbre de seleccionar al más majestuoso y hermoso árbol como un emblema de la deidad. Cuando se cortaban las ramas de los lados, ellos juntaban 2 de las ramas más largas en la parte más alta del tronco, de manera que esas ramas se extendieran a cada lado como los brazos de un hombre. Junto con el cuerpo, ellos presentaban esto como una gigantesca cruz, y en la corteza del mismo árbol en muchos lugares estaba grabada la letra T”.
El origen de la cruz utilizada por los cristianos tiene su origen en la letra “T”, Donde esta letra era el símbolo de Tamuz, un antiguo dios de los caldeos y egipcios. Tamuz era el hermano de la diosa de la fertilidad Ishtar quién ahora es inconscientemente adorada por millones de cristianos. La “T” es también muchas veces nombrada como “el signo de la vida”
La iglesia fue paulatinamente dejando entrar a los paganos dejando que conservaran sus símbolos es de esa manera que los cristianos comienzan a adueñarse de ellos.
Así que cuando vean a algún cristiano con una cruz no la miren con odio o un símbolo de una religión diferente a la suya, solo recuerden que es nuestra.
Para terminar el tema de la cruz es necesario plantearse otra pregunta que es clave para entender como el cristianismo de apoderó de este antiguo símbolo pagano:
¿Cómo llegó a ser cristiana?
Para responderla debemos remontarnos al Imperio Romano, año 306 D.C cuando Constantino obtuvo el poder tras la muerte de su padre, el Imperio estaba bajo una tetrarquía donde Constantino gobernaba el occidente y competía con su cuñado que tenía el Imperio del Oeste.
Para esas fechas los cristianos ya habían sido perseguidos durante siglos, pero a pesar de eso ellos siguieron en pie y con un núcleo altamente corrupto y en corto tiempo comenzaron a crecer en número y fuerza. Es por esto que Constantino se dio cuenta de esto y declaró que la iglesia era una institución política de cuidado.
Más tarde las hostilidades entre Constantino y su cuñado hicieron explosión y llegaron a un enfrentamiento que tuvo lugar en el río Tiber.
Existen varias versiones que cuentan lo que pudo haber ocurrido con Constantino en aquella batalla: una de ellas es que tuvo un sueño en el cual vio una cruz en el cielo que probablemente eran las letras griegas “chi” y “rho” (las 2 primeras letras de Cristo ) luego vio u oyó estas palabras “por medio de este signo conquistarás”. El historiador Eusebio escribió que esto lo vio durante el día y que no solo lo había visto él sí no que también su ejército fue testigo de aquello, también escribió que Jesús se le apareció al día siguiente y le aconsejó que pusiera aquel símbolo en los estandartes de batalla de su ejército. Sea cierto o no Constantino ganó la batalla y le atribuyó la victoria al dios cristiano. Después de esto vino su transformación al cristianismo pero esto fue solo de nombre ya que nunca dejo de rendirle culto a sus dioses, ya que en sus monedas tenía el símbolo de una cruz con sus brazos equidistantes, este era el más antiguo símbolo religioso y le rendía culto al dios Sol, la cruz estaba encerrada dentro de un círculo y representaba el calendario solar, marcaba los solsticios y los equinoccios.
Luego de la victoria, Constantino forma una alianza con el Imperio del Este y conjuntamente lanzan el “Edicto de Milán”, el que promueve la tolerancia religiosa y con esto establece el domingo o sunday (en inglés) como día de adoración al sol. (El hecho de que la iglesia haya aceptado el día que estaba encima del sabbath demuestra lo corrupta que es.)
Una vez que Constantino obtuvo el poder de toda Roma, tuvo más control sobre la iglesia y paulatinamente Roma se fue convirtiendo al cristianismo.
Otras de las razones fue la misma iglesia que, ya con toda la corrupción, estaba inundada de influencias paganas porque gracias al respaldo de Constantino comenzó a reclutar paganos convertidos: primero unos pocos y después la cantidad fue aumentando a miles.
Finalmente, la inserción de personas fue demasiada y la iglesia perdió las esperanzas de que los paganos se convirtieran completamente al cristianismo dejándolos que siguieran portando sus símbolos, pero con la finalidad de apoderarse luego de ellos.
Es así como la antigua cruz que representaba la pureza y la fuerza del sol fue paulatinamente tomando un significado sucio y lleno de sangre, pero pase lo que pase ellos saben que no es suya.

NUDO CELTA

21
Significa el nudo perenne del amor, que no se puede deshacer. Este símbolo era intercambiado por los amantes en señal de que su relación era para siempre como muestra de apoyo.
Estos significan el amor entre dos personas, representadas por medio de nudos entrelazados. Los amantes intercambian estos nudos así como el intercambio de anillos entre parejas durante estos días. El nudo celta oval es el más simple de todos los nudos de amor Celta. Representa la vida eterna y se remonta al 2500 AC, cuando las primitivas Escocia, Gales e Irlanda Celtas idearon estos nudos por priera vez.
Hay muchos otros nudos celtas también, cada uno con un propósito diferente al fin y al cabo, estos nudos hablan en nombre de toda una civilización

THEHERD

76F
Este símbolo celta de amor eterno está formado por dos triskeles. Cada uno de los triskeles, tiene tres nudos (tres puntas), denotan los tres aspectos de una persona, cuerpo, mente y alma. Los dos triskeles, unidos juntos, demuestran un círculo. El círculo representa el amor eterno, la vida o la eternidad. Así la figura representa a dos personas, unidas en cuerpo, mente, y alma en amor eterno.

ESTELA CÁNTABRA

23
La estrella de Barros, es una piedra monolítica de forma discoidal que recuerda a los difuntos. Los cántabros la usaron como bandera en su guerra contra Roma.

EL CRANN BETHADH TAMBIÉN CONOCIDO COMO ÁRBOL DE LA VIDA
26
Era un símbolo sagrado, representa el mundo de los espíritus. Para los celtas la naturaleza es importantísima. Gracias a ella, consiguen todo lo necesario para vivir. El árbol de la vida también representa el bienestar y la integridad de las aldeas. Sus ramas tocaban el cielo y sus raíces el mundo de los muertos, el Crann Bethadh era sagrado, y se hacían muchas celebraciones bajo él, por eso los druidas lo pusieron en sus símbolos. Cada árbol poseía un significado distinto, desde la protección del abedul a la imaginación del sauce o la sabiduría del fresno.

WUIVRE

25
Es un símbolo celta representado por dos serpientes entrelazadas entre sí, que simbolizan la fuerza de la tierra. Según dicen proporcionando amor y poder al que posea este símbolo, siempre que no sea tocado por agua del mar, porque de ser así este Pierde todo su poder. En la mitología cósmica celta, se habla de los wuivre que, como serpientes se arrastran por el interior de la tierra, se entrecruzan en puntos determinados, provocando concentraciones de energía que convierten tales encrucijadas en enclaves sagrados. También existen otros puntos en los que esa energía sale a la superficie y contacta con otras que proceden del espacio exterior. Los pueblos de la antigüedad conocían estas energías y fue lo que les llevo a señalar estos puntos con santuarios dedicados a la divinización de estas energías con monumentos megalíticos: menhires o dólmenes y crómlech, son espacios que podían ser utilizados para la absorber dichas energías.
La serpiente simboliza la fuerza de la tierra, los símbolos de las serpientes existen desde tiempos muy remotos, por lo tanto pueden ser más antiguos que la cultura celta.
Los celtas tenían amuletos y talismanes en forma de serpiente para atraer las energías positivas de la naturaleza.
Una nueva ciencia surgida en los últimos años, la geobiología, ciencia que recoge la sabiduría tradicional, los conocimientos que nuestros antepasados poseían sobre las influencias que las diversas energías cosmotelúricas ejercen sobre la vida en el planeta. Estudian los fenómenos y las leyes naturales junto a los procesos biológicos, se comprueba que el ser humano no depende tan sólo del alimento o del aire para vivir, sino también de otras energías más sutiles que, en constante movimiento animan la estructura de los seres vivos.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

SIRENAS

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Continuamos con nuestra serie de blogs dedicados a la Mitologia, deseando que os siga gustando como hasta ahora, en esta ocasion nos referimos a Sirenas, Medusa y algunas Ninfas, no dejeis de leerlo, gracias por seguir mi blog. Un saludo ahhh y olvideis de dejar vuestros comentarios.

^A68DF075EBD74259E4C586CC59BA337FA8625439E22CBC1B04^pimgpsh_thumbnail_win_distr

Las Sirenas
Eran divinidades marina. Tienen cabeza y pecho de mujer y el resto del cuerpo con forma de pájaro. Eran poseedoras de una voz encantadora, tanto, que se atrevieron a competir con las musas. Cuando ganaron las musas como castigo les arrancaron las plumas. Las sirenas, avergonzadas, se fueron al fondo del mar en la costa de Sicilia y se instalaron sobre unas rocas. Desde entonces cuando algún barco pasaba ellas cantaban y atraían a los navegantes, que subyugados por la dulce melodía, quedaban hipnotizados y, o bien se tiraban al mar en busca de las bellas sirenas o caían porque el barco se había estrellado contra las rocas. Una vez que los navegantes habían caído al mar las sirenas los arrastraban hasta el fondo y los devoraba.
Espíritus del Agua
Ninfas, Sirenas, Nereidas, Náyades, Ondinas y Duendes del Agua
El elemento agua caracterizado por el amor y las curaciones, representando la estación otoñal y el atardecer, está habitado por Ninfas, Sirenas, Nereidas y Ondinas, que se presentan como criaturas mitológicas en todos los ambientes líquidos tales como mares, ríos, arroyos de agua dulce, cataratas y hasta las nubes. Su apariencia es variable de acuerdo a su hábitat.
Las Nereidas son quienes gobiernan los mares.
Las Ondinas, que los griegos llamaban Náyades, se encuentran en los lagos, y tienen un predominio de la coloración azul y una energía receptiva.
Las Sirenas son mujeres-pez de gran belleza y con una preciosa voz.
En la mitología griega, las sirenas (plural griego: Seirênes) eran tres peligrosas mujeres-pájaro, retratadas como seductoras, que vivieron en una isla llamada Sirenum Scopuli.
Más tarde, las tradiciones identificaron la geografía de esta isla con los floridos islotes de Anthemoessa, Anthemusa, el Cabo Pelorum, las islas de Sirenusian cerca de Paestum o de Capreae. Todas estas localizaciones están rodeadas por acantilados y rocas.
Los marineros que navegaban cerca de estos lugares escuchaban su música encantadora –que eran las voces de las sirenas – y naufragaban inevitablemente en las costas rocosas.
Aunque engañaban a los marineros, las sirenas no eran deidades marinas.
Estas mujeres mitológicas son consideradas hijas del dios del río llamado Achelous, padre de Terpsícore, Melpomene, Sterope o Chthon y la Tierra, tal como escribe Eurípides en su obra dramática Helena. Allí, Helena, angustiada, las llama “mujeres aladas, vírgenes, hijas de la Tierra”.
Sin embargo, los escritores romanos relacionaron a las sirenas, ante todo, con el mar. Las llamaron “hijas de Forcis”. Homero no agrega ningún dato sobre su origen o nombres; sólo menciona dos sirenas en la Odisea.
Escritores tardíos sí mencionan sus nombres y número: tres sirenas llamadas Peisinoe, Aglaope y Thelxiepeia, o una tríada bautizada como Parthenope, Ligeia, y Leucosia. Por su parte, Eustathius indica que eran dos, Aglaopheme y Thelxiepeia.
Su número varía según los relatos mitológicos o dramáticos. Por lo general, son entre dos y cinco, y sus nombres suelen ser Thelxiepeia/Thelxiope/Thelxinoe, Molpe, Aglaophonos/Aglaope, Pisinoe/Peisinoë, Parthenope, Ligeia, Leucosia, Raidne y Teles.
Cuenta la leyenda que en el pasado eran seres humanos, pero fueron convertidas en pez por poderes desconocidos.
La parte superior de su cuerpo es una hermosa mujer de piel como de seda y tono bronceado y de cabellos verdosos o azulados similar a las algas. Su parte inferior es la de un pez con cola y escamas verdes-plateadas. Sus formas son parecida a la de los seres humanos, con mismo el peso y altura. Aunque las sirenas suelen vivir unos 150 años.
Su alimentación se basa en algas, plancton y peces pequeños. Para respirar bajo el mar usan las escamas de su parte de pez, que les permiten estar varios días bajo el agua sin necesidad de salir a la superficie.
Los machos son conocidos como Tritones. La sociedad de estos seres es fuertemente patriarcal. Sus poblados están instalados en acantilados y arrecifes. Están construidos con corales y conchas marinas. Les gusta habitar en paz y armonía con su entorno.
Las sirenas son muy coquetas y les encanta adornarse el pelo con corales y conchas. Suelen salir a la superficie y tumbarse sobre rocas a entonar sus cantos. El canto de la sirena es muy dulce y melodioso.
Los marineros y pescadores han contado historias de haber visto sirenas durante siglos; las primeras observaciones fueron hechas en Asiria, alrededor del año 1000 A. C. La imagen popular de una sirena es sentada en una roca, admirando su belleza en un espejo.
Algunas sirenas eran criaturas bondadosas, y les concedían los deseos a los marineros que las ayudaban. Pero demasiados navegantes viendo a una sirena significaban mala suerte, un presagio de tormenta o un naufragio. También existen los cuentos de las canciones encantadoras de las sirenas, atrayendo a los marineros sobre las rocas, donde sus barcos se rompían en pedazos.

^92FCB4F5BEF5282C6DF26B4E55A257F8F77517A90FDCE1F662^pimgpsh_thumbnail_win_distr
Medusa
Cuenta la leyenda que Medusa era una mujer mortal, hermosa y tentadora como el más dulce de los pecados. Tanta era su belleza que Poseidón, dios del mar, queda prendado de ella y no descansa hasta conseguir satisfacer su deseo, contra voluntad de la muchacha, en el templo de Atenea.
Atenea, diosa de la pureza y castidad entre otras cosas, se ve terriblemente ofendida y castiga a Medusa pues simbolizaba todo lo contrario a ella…deseo…carnalidad…voluptuosidad.
Los cabellos de la joven se vuelven siseantes serpientes, sus ojos de una intensidad tal que si los miras fijamente, te vuelves de piedra. Medusa se había transformado en un monstruo pero aún se hacía valer por su andar provocador y sensual que hipnotizaba casi tanto como su mirada.
Atenea, viendo que su castigo no había tomado los tintes que ella esperaba, envió al valeroso Perseo a que cortara esa inmunda cabeza. Éste, muy inteligentemente, usó su escudo a modo de espejo para que Medusa se reflejara en él y de este modo pudiera vencerla y entregarla a la diosa.
Desde entonces la cabeza de Medusa fue imágen del escudo de la casta Atenea como instrumento para atemorizar al enemigo. En ello se unía la perversión y la virtud…porque nunca nada es tan bueno, ni a la vez tan malo.
MEDUSA MITOLOGÍA Y CONSTELACIÓN

En la mitología griega, Medusa (en griego antiguo Μέδουσα Médousa, ‘guardiana’, ‘protectora’) Es la más famosa de las tres gorgonas y la única mortal.

Las 3 Gorgonas (Esteno, Euríale y Medusa) eran hijas de dos divinidades marinas, Forcis y Ceto, o a veces de Tifón y Equidna, en ambos casos monstruos ctónicos del mundo arcaico. Esta genealogía la comparten sus otras hermanas, las Greas, como en el “Prometeo liberado” de Esquilo, quien ubica ambas trinidades muy lejos, en la «espantosa llanura de Cistene».

Su aspecto era descrito de la siguiente manera: de la cabeza le crecían serpientes en vez de pelo, el cuerpo recubierto de escamas de dragón, en su sonrisa lucían un par de afilados colmillos de jabalí; sus manos eran de bronce, sus dos alas de oro, y tenían el poder de petrificar a quien las mirara a los ojos.

El único dios que se atrevió a amarlas fue el rey del mar, Poseidón, que se acostó con Medusa y la dejó embarazada.

En la versión más tardía a la par que más conocida del mito, Medusa era originalmente una hermosa mujer humana. Poseidón se enamoró de Medusa, y la sedujo (o violó) en un templo dedicado a Atenea. Tras descubrir la profanación de su templo, Atenea transformó a Medusa hasta tener la forma de sus dos hermanas. Algunas versiones dicen que fue Afrodita quien, celosa de la cabellera de Medusa, la cambió por serpientes. Mientras Medusa estaba embarazada de Poseidón, fue decapitada por el héroe Perseo con la ayuda de Atenea y Hermes.
De la sangre que cayó al suelo o, según las versiones, de su cuello brotó su descendencia: el caballo alado Pegaso y el gigante Crisaor.

Perseo usó la cabeza de Medusa para rescatar a Andrómeda, matar a Polidectes y, en algunas versiones, pasó por el noroeste de África para petrificar al titán Atlas. De forma parecida, se decía que los corales del Mar Rojo se habían formado de la sangre de Medusa que salpicó las algas cuando Perseo dejó la cabeza junto a la playa durante su breve estancia en Etiopía, incluso se decía que las víboras venenosas del Sáhara habían brotado de las gotas caídas de su sangre. Entonces se la ofreció a Atenea, quien colocó la cabeza de medusa en su escudo, la égida. Según algunas fuentes, la diosa le dio la sangre mágica de Medusa al médico Asclepio, pues la que manaba del lado izquierdo del cuello era un veneno mortal, y la del lado derecho tenía el poder de resucitar a los muertos

Desde la antigüedad clásica, la imagen de la cabeza de Medusa aparece representada en el artilugio que aleja el mal conocido como Gorgoneion.

Según cuenta Pausanias, geógrafo e historiador griego del siglo II, el mito de Medusa es una versión novelada de la historia de una reina quien, tras la muerte de su padre, habría recogido ella misma el cetro, gobernando a sus súbditos cerca del lago Tritonide, en Libia. Habría muerto de noche durante una campaña contra Perseo, un príncipe del Peloponeso

La imagen de la mujer con serpientes venenosas en lugar de cabellos se hizo particularmente famosa, si bien la gorgona aparece en los registros escritos más antiguos de las creencias religiosas de la Antigua Grecia, como en las obras de Homero.

La gorgona ocupaba el lugar principal del pedimento de un templo en Corfú. Se trata del pedimento de piedra más antiguo de Grecia, estando fechado c. 600 a. C.

La constelación de Perseo, una de las 48 constelaciones de Ptolomeo así como una de las 88 constelaciones modernas, representa a un guerrero armado con el casco de Hades, el escudo de Atenea, y la espada y los talares de Hermes; que porta en su mano la cabeza de Medusa, cuyo ojo corresponde a la estrella Algol, en ella se localiza la lluvia de meteoros de las Perseidas. En el esquema celeste, Perseo se incluye en el conjunto que engloba a Cefeo, Casiopea, Andromeda, Pegaso y Cetus.

^79E32404E01D292026A8FB28FD2469D63F0436399A9F8AABEC^pimgpsh_thumbnail_win_distr
LAS LEYENDAS DE LAS NINFAS
“Las provincias imperiales eran gobernadas por Legados del Emperador, “Legati Augusti”, y la duración del cargo dependía de la voluntad del Emperador, que los nombraba”
Pedro Aguado Bleye. 1929
HISTORIA DE ESPAÑA
El mito de las ninfas
Las ninfas son una clase de divinidades menores que aparecen frecuentemente en el séquito del dios Dionisio. Los griegos y los romanos las imaginaban como bellas muchachas, con un particular campo de acción en la esfera de la naturaleza salvaje, de lo no habitado. Son como la personificación de la actividad vital de la naturaleza, cuya acción se extiende a todas partes.
Bellas jóvenes, tímidas y huidizas, que se alejan del alboroto humano para refugiarse en la soledad de los bosques y montañas, en cuyas espesuras y grutas llevan una vida feliz y sin preocupaciones. Se entregan a labores útiles como hilar, o juegan, bailan en corro, cantan y entonan música.
Según su dominio preferido reciben diferentes nombres. Así las Náyades son las ninfas de las aguas; abastecen de agua a las plantas y animales, y tienen el don de la profecía.
Las Oréades habitan los valles y gargantas de las montañas. La más famosa fue Eco, que concibió tal amor por Narciso, que al no ser correspondida se fue consumiendo de pena hasta quedar reducida a la voz. Afrodita castigó a Narciso haciendo que se enamorara de sí mismo al verse reflejado en un charco de agua. Como el objeto de su amor era inalcanzable, se consumió como Eco, y la flor a que dio origen, el narciso, quedó como símbolo de la belleza sin corazón.
Otras ninfas eran las Alseides que vivían en los bosques. Las Dríadas y Hamadríadas eran más recientes y estaban ligadas a los árboles, principalmente a las encinas. Las Náyades y las Dríadas no eran inmortales, ya que su influencia estaba ligada a la vida de la fuente o la encina en que moraban.
Había otras ninfas, las Melíades, que habitaban en las umbrías de los fresnos y se consideraban nacidas de gotas de sangre de Urano, que había sido mutilado por el dios Cronos, el del tiempo; y que dieron origen a los hombres de la Edad del Bronce, dedicados a la guerra. A esta causa se le imputa que las astas de las lanzas y de otras armas empleadas en el combate arrojadizo se fabricaran con varas de fresno.
La expedición de los argonautas y las ninfas
Los argonautas eran los héroes que, guiados por Jasón, partieron en la nave Argos a la conquista del vellocino de oro. Esta empresa narraba uno de los más famosos mitos griegos. Jasón era un héroe de Jolco, ciudad de las costas de Tesalia, que halló una favorable acogida en toda Grecia, y muchas ciudades se adhirieron a aquella expedición.
Apolonio de Rodas en su Argonauta, bello poema épico, expresa los motivos de la gran empresa mítica de Jasón, como el primer viaje por mar, la invención de la nave, hechos muy importantes para un pueblo marinero como el griego.
Las pruebas superadas por Jasón para recuperar su reino recordaban las pruebas a que eran sometidos los adolescentes para convertirse en adultos. El mito del vellocino de oro representaba al sol, que luce como el oro, y viene desde Oriente, donde está la Cólquida, y que para llegar debe vencer muchas dificultades, como las vencieron los argonautas.
Cincuenta y cinco héroes locales se sumaron a Jasón, entre los que se hallan el imprescindible Hércules, los Dioscuros, el ateniense Teseo, con el inseparable Piritoo; Peleo, padre de Aquiles; Telamón, padre de Ayax; Meleagro, el héroe de la Etolia; Orfeo, el célebre cantor mítico. El piloto de la nave fue Tifis.
La empresa de Jasón fue como un mito colectivo de toda la Grecia, tan importante como la guerra de Troya. El vellocino de oro era la piel de un carnero, en oro, que se hallaba en posesión del rey de la Cólquida; lejana región oriental en las costas del Mar Nego.
Pelias, tío de Jasón, le había usurpado el trono, y le puso como condición para recuperarlo la conquista del vellocino.
Con la ayuda de Atenea se construyó la nave, la primera que surcaría los mares, llamada Argos. Muchas aventuras corrieron los argonautas. El viaje era la empresa colectiva, pero la conquista del vellocino solamente era problema de Jasón.
El rey de la Cólquida sometió a Jasón a duras pruebas, pero el héroe las superó todas con la ayuda de la maga Medea, hija del rey, que se enamoró de Jasón. De este modo, los argonautas pudieron regresar felices y victoriosos con su codiciada presa a Jolco. Jasón trajo consigo a su amada Medea.
Entre las piedras del Museo Provincial de León
En el bello entorno del claustro de San Marcos, rematado a lo alto por bóvedas estrelladas con medallones en sus claves, y rezumando la perfección arquitectónica de Juan de Badajoz el Mozo, se pasa una tarde deliciosa entre la colección epigráfica y los restos arquitectónicos de épocas antiguas. Se desliza imaginativamente el tiempo de lo prehistórico, que son las raíces de nuestra esencia leonesa; de lo romano, del mozárabe, el renacimiento y el barroco.
Nos causó gran impresión las aras romanas. La consagrada a Diana, a la ninfa cazadora, por el Legado Tulio Máximo, con su poética inscripción en el mármol.
La número 307, a las Ninfas, de Tito Pompio Vitrasio, Legado Augustal en el siglo II.
Nos agradó mucho que aparecieran las Ninfas como norte y guía de la poética romana, ya que nos indica que aquellos guapos mozos latinos sentían atracción por las bellas muchachas, frescas y rosadas como las soleadas fuentes de los predios leoneses.
En la sala capitular del claustro hay un magnífico mosaico romano, que representa a Hylas entre las Ninfas. Procede de Quintana del Marco, y se halla muy bien conservado, en su rica policromía.
El mancebo Hylas formaba parte de la expedición de los argonautas, y abandonó la nave para saltar a tierra con Hércules.
Varias ninfas que estaban cazando en un sitio cubierto de pinos se asomaron al ver que huían los animales. De pronto, la ninfa Dryope vio a Hércules, y espantada con la vista de éste se volvió rápida a la fuente.
La diosa Juno desciende del Olimpo, se apoya contra un pino, la llama, la coge la mano y la dice con bondad: “El esposo que he escogido para ti, joven ninfa, ya que has desdeñado a tantos otros, acaba de llegar en un navío tesaliense. Es el bello Hylas, que errante recorre estos bosques a orilla de estos arroyos. Así era Baco cuando tú le viste en un carro cubierto de rosas… Tal es Apolo cuando abandona su lira por el ejercicio de la caza…”.
Y de pronto lanzó un ciervo del fondo del bosque… Hylas le persigue y Hércules, desde lejos, le anima con sus gritos; después le pierde de vista.
Siempre perseguido por Hylas, cuyo brazo se cansó por tender su arco, el ciervo llega a orilla de un arroyo límpido y sinuoso, que flanquea sin reflexionar.
Hylas renuncia a perseguir al animal, y fatigado, cubierto de sudor, se sumerge en el agua, ávido de aspirar su frescura. Entonces, la Náyade, ansiosa de besos, le enlaza entre sus brazos y se lo lleva.
Este es el rapto del bello Hylas por la ninfa Dryope, ayudada de otra ninfa, que se representa en el mosaico de San Marcos.
Las Ninfas del AMEVCNI
Hay un ara en este claustro de San Marcos que dice así su inscripción epigráfica:
NYMPHIS FONTIS AMEVCNI TERENTIUS L. FHOMV HVS
JUNIOR LEG LEG VII GE
Don Maximiliano González Flórez, historiador de la ribera del Torío y Los Argüellos, que tanto ha buceado en los archivos, y tanto ha pisado los pagos de estas zonas en conversación con las gentes, interpreta el AMEVCNI como una expresión celta-vasca, significando robledal; fuentes del robledal.
Ya nació en nosotros la preocupación por las Ninfas del Robledal, las Ninfas de las fuentes del AMEVCNI. Y nos propusimos buscarlas, y charlas con ellas, si las hallábamos. Pero antes debiéramos repasar la situación del campamento romano en nuestra ciudad.
Las águilas de la Legión VII Gémina Pía Félix
Bien es verdad que la capital administrativa era Tarraco –Tarragona–. Allí había parte de la Legión para servicios. Otra parte se hallaba en Mérida, donde también se asentaba una fracción del gobierno imperial. Así mismo se hallaba. Presente además en la Bética.
Su misión eran servicios administrativos, vigilancia y protección contra bandoleros, custodia de mercancías, minerales, protección a los distritos mineros.
En el año 170, imperando Marco Aurelio, hay sublevación en la Mauritania y se llevaron allí tropas de la Legión con base fija en Itálica, para también proteger Hispalis –Sevilla–. Después del año 200 Albinus se sublevó contra Septimio Severo y la Legión ayudó a este último derrotando a Albinus cerca de Lyón, por lo que recibió el título de Pía.
Se estableció en León, ya que había recibido las águilas el 10 de junio del año 68, y va a ser la única Legión romana en la Península, por lo que conviene establecerla en el noroeste para proteger el oro del Bierzo. Y hay que situarla en un centro que pueda vigilar las explotaciones de oro de todas las Médulas leonesas y el cobre de La Profunda de Cármenes, y además los transportes.
Se eligió León, donde ya había estado acampada antes la Legión X.
El campamento romano tenía aproximadamente unos quinientos metros de largo por trescientos cincuenta de ancho; ocupaba una extensión de más de diecisiete hectáreas, que solía ser el espacio de terreno ocupado por una Legión.
Esta situación estaba bien escogida a mitad de distancia entre el Pisuerga como teatro de la guerra cántabra, y Bergidum que había sido el teatro de la guerra astur, y en una llanura abieta y fértil.
Las murallas de León fueron construidas en el siglo III, contra los germanos, como las de Astorga, Zaragoza, Lugo y Barcelona.
La primera muralla del campamento romano fue de palos y barro, de tapial. Se conservan en el Museo las tégulas de barro a forma de tubo machihembrado que formaban la canalización de la acequia que proveía de agua al campamento; que bajaba por lo que es hoy la avenida de San Mamés para entrar por Puerta Castillo.
Hace pocos años, al practicar la excavación para la nueva traída de aguas, al pasar la carretera de Carbajal se atravesó una conducción romana de aguas, que aun llevaba algo de caudal, que también surtía el campamento. Y es que los romanos aprovechaban todas las fuentes del robledal que circundaba León por la carretera de Asturias, Navatejera y Villaquilambre.
Ahí está la prueba del ara del AMEVCNI, consagrada a las Ninfas de las fuentes.
La Legión VII Gémina Pía Félix permaneció en León hasta el año 409, porque aun en la Notitia Dignitatum que data del año 400 se menciona al Praefectus Legionis Septimia Geminae Legione, según don Adolfo Schulten.
A la búsqueda de las Ninfas de las fuentes del AMEVCNI
Sabemos que estos terrenos de Navatejera son algo prodigiosos para regalar agua. Y que ya debieron ser habitados en la Edad de la Piedra, porque se halla alguna toscamente cortada por las inmediaciones de las instalaciones recreativas de La Casa de Asturias. Y que andan tras ello investigadores entre alumnos y profesores de la universidad legionense.
Efectivamente, estos terrenos terciarios que circundan León facilitan agua a muy poca profundidad. Los chalets que por aquí se asientan no tienen más que perforar a muy pocos metros y obtienen toda la que precisen. De por aquí tenía que surtirse el campamento romano; no del Bernesga, que baja a plano inferior.
Recorrimos todos los pagos de Navatejera, todos sus valles. Conversamos con las gentes. Y casi todos te orientan a la villa romana que muestra sus mosaicos, sus thermae; la quinta de placer de los gerifaltes de la Legión VII que nutrían, como otras muchas por la orilla del Torío, con bellas muchachas lancienses.
No es extraño pues que hayamos hallado muchas fuentes: la Pardala, cerca de la ciudad sanitaria; la Portillera, al lado de una bella mancha de pinos; la Vallina del Fontanal, allá para donde han practicado la toma de aguas y depósitos para abastecimiento de la villa; la de Valdeiglesias, por el valle de la casa romana. En las instalaciones de La Casa de Asturias han obtenido gran caudal de agua artesiana. La Fuente de las Huergas, La Fuente del Medio, la Mosquitera, la de Valdesera.
¡Ah!, pero también hemos hallado en el Valle de la Huerga, que llega desde Navatejera hasta cerca de La Copona, gran campa de varios kilómetros, una hermosísima fuente de agua cristalina. Es la bella fontana que denominan con dos acepciones: Fontanilla y Fontaninfa. Aquí está. La Fuente de las Ninfas. La Fontanilla, La Fontaninfa. Aquí es la Fuente del AMEVCNI, la fuente de las Ninfas.
Pues bien, las Ninfas de esta fuente del AMEVCNI aún deben seguir habitando allí.
Y cuentan que en las noches de verano, cuando el céfiro arrulla las hojas de los chopos cercanos, en el silencio de la nocturnidad y entre el cantar de las miríadas de grillos, aun se oye batir el aire con un murmullo suave y delicado. Y prestando mucha atención asemeja el cantar melodioso de varias niñas en un corro.
Y cuentan aún más; que un pastor no podía dormir por las noches, que se sentía impelido a salir fuera del pueblo a oír cantar en el Valle de la Huerga las melodías que con voz femenina vagaban cercanas a la Fontanilla, pero nunca se acercó, por miedo.
Ahí queda la leyenda, y allí están las Ninfas del Robledal de Navatejera, esperando a los mozos fornidos y luchadores de la villa, que se acerquen a la Fontanilla del AMEVCNI en las noches de verano, para requebrar de amores a las bellas muchachas, Ninfas del AMEVCNI, que les están aguardando.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

SERES MITOLOGICOS

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Hoy os presentamos una nueva entrada en este vuestro blog, aqui viajaremos por el mundo de la mitologia, cuentos y leyendas, visitaremos y sabremos algo mas de personajes que siempre nos acompañaron desde la infacia ya sea por cuentos peliculas o como hemos dicho anteriormente leyendas y sobre todo mucha imaginacion, espero que la disfruteis, un abrazo blogueros.

SERES MITOLÓGICOS
Criatura imaginaria, ficticia, mitológica, fantástica, fabulosa, misteriosa o legendaria son denominaciones que se dan a distintos seres presentes en la mitología de distintas civilizaciones o en leyendas más o menos tradicionales del folclore o la cultura popular; con independencia de su carácter sobrenatural o no, o de la creencia en la realidad de su existencia, que solía ser común, incluso entre las personas instruidas, en la época anterior a la Ilustración.
Muchas criaturas míticas son híbridas, quiméricas o teriomorfizadas: combinación de dos o más animales o con el ser humano. Pegaso, Quetzalcoatl, Kukulkán, los distintos tipos de dragones y grifos, la esfinge y la propia quimera reúnen partes de distintos animales; el centauro, la parte superior de un hombre y el cuerpo de un caballo; el minotauro, el cuerpo de un hombre y la cabeza de un toro; los sátiros, la parte superior de hombre y la inferior de cabra; las sirenas, la parte superior de mujer y la inferior de pez; el lamasu o kirubi, partes de distintos animales con cabeza humana. No siempre existía la intención de entender tales combinaciones como la yuxtaposición literal de partes de distintas especies.
Algunas se basaron en criaturas reales (animales, vegetales o incluso razas humanas o costumbres de pueblos) percibidos como monstruos inconcebibles por viajeros de otras culturas, cuyas confusas historias, tergiversadas por múltiples pasos intermedios, terminaban por acuñar una nueva especie imaginaria en los textos de la literatura clásica, en el Libro de los millones de Marco Polo, en elVoyage autour de la Terre de Jean de Mandeville, o en los múltiples bestiarios medievales: el cordero vegetal de Tartaria(supuestamente un cordero que crecía atado a la tierra, que en realidad provenía de la descripción de Cibotium barometz, un tipo de helecho), el unicornio (que se construyó a través de testimonios indirectos de rinocerontes y narvales, y del comercio de sus cuernos), las amazonas (pueblo de mujeres sin hombres), los donestres, los cinocéfalos, los blemias o los sciápodas (antropófagos, hombres con cabeza de perro, con la cabeza en el pecho o con un solo y gigantesco pie).2 Por falta de vocabulario morfológico, los eruditos y viajeros medievales intentaban describir animales inusuales mediante la comparación punto por punto con otros que les resultaban familiares: a la jirafa se la llamó camelopard (al compararla con la forma del camello y las manchas del leopardo); el nombre del propio leopardo (mantenido a pesar de la inexactitud zoológica de su etimología, que produce una fuerte confusión taxonómica) se debe a haberlo imaginado mezcla de león (leo en latín) y pantera (pardus en latín).
Todos estos seres, al quedar muy definidos por su corporeidad, se distinguen notablemente de otro tipo de personajes mitológicos definidos por su carácter más espiritual (divinidades, ángeles, demonios, dioses y criaturas feéricas -hadas, duendes, etc.-).

SERES MITOLÓGICOS TERRESTRES

basilisco

LOS BASILISCOS

Para la mitología griega, el basilisco era la bestia más peligrosa que haya existido en la tierra.
Se dice que el basilisco nació de un huevo de serpiente que fue incubado por un gallo y por ello su apariencia es la de un gallo con cola de serpiente, algunos otros lo describen como una serpiente con cuernos y por último, también hay quienes afirman que el basilisco, al nacer de un huevo de serpiente puesto por un gallo e incubado por un sapo, tiene cabeza de gallo, cuerpo de sapo y cola de serpiente.

Sin embargo, cualquiera que sea su apariencia exacta, lo cierto es que este animal comparte características físicas del gallo y de la serpiente, pero quizá lo que debemos tomar en consideración por encima de su aspecto físico, es lo dañino y peligroso que resulta para cualquier otra criatura, incluido el ser humano, a quienes con sólo mirar los mata.

Existen 4 tipos de basiliscos:
Basilisco Común
Este basilisco es un híbrido de un gallo, un reptil y un murciélago.
Las condiciones para que se produzca el nacimiento de un basilisco son bastante complicadas; el basilisco nacerá de un huevo rechazado por la gallina y que no es ovalado, sino redondo. Este huevo debe ser incubado por un reptil.
El basilisco tiene el cuerpo y la cara de un gallo, el cuello y la cola de un reptil y unas feas alas de murciélago. Los machos además tienen cresta y barbas. La cola tiene escamas y está rematada con algunas plumas. Sus ojos son de un rojo brillante.
Los basiliscos tienen un poder especial; el de convertir en piedra todo lo que tocan. Son por ello unos enemigos muy peligrosos. Si su contrincante no lleva la protección adecuada intentará lanzarse cuerpo a cuerpo y usará su pico para petrificar. Sólo las armaduras de metal resisten su poder. Los basiliscos son inmunes al poder petrificante de otros basiliscos.
Basilisco Legendario
Tiene aspecto de ave y reptil. Con cabeza de gallo, el cuello alto y ondulado, sus patas eran pequeñas y poseían alas como las aves. Se decía que tan solo los brujos podían enfrentarse a él para destruirlo. Encontrar a un basilisco era un símbolo de mala fortuna ya que producían la muerte de familias enteras.
Los síntomas eran terribles se producía una tos seca, que poco a poco te hacían adelgazar hasta quedar en los huesos el resto de habitantes de la casa también caían enfermos hasta caer todos muertos. Los brujos y sacerdotes pronunciaban conjuros y quemaban las casas donde se hallara el mal provocado por el basilisco.
La mayor fuerza del basilisco se encontraba bajo su intensa mirada todo aquel que fuese mirado por la bestia moría súbitamente, pero por el contrario si el basilisco era encontrado antes fallecía en el acto. Se alude a su origen como un ser engendrado por huevos de serpiente e incubado por un pollo.
Por eso antiguamente cuando alguien encontraba huevos pequeños de serpiente rápidamente los arrojaba al fuego las madres que amamantaban a sus pequeños eran unas de sus víctimas favoritas. Normalmente aparecían por la noche a gran velocidad para no ser descubierto.
Según algunas antiguas leyendas servían para engrandecer a los héroes se contaban historias feroces.
Basilisco Saurio
Estos basiliscos son reptiles de tamaño bastante grande, unos 2 metros. Tienen 8 patas, sus escamas son pardo-verdosas y sus ojos verdes brillantes. No son muy inteligentes y sus movimientos son lentos y pesados. Tenían la capacidad de petrificar con su mirada.
Basilisco Saurio Mayor
Son mayores a los anteriores y tienen las mismas características que los basiliscos saurios excepto su mayor tamaño y una inteligencia algo más desarrollada.
Eran usados frecuentemente para guardar y defender tesoros. Poseen, además de la mirada petrificante, un fétido aliento venenoso que lo convertía en su mayor arma. Sus garras también tienen veneno pero más débil.
Pirolisco
Existe otro tipo de basilisco llamado pirolisco, y es aparentemente igual que el basilisco común pero tiene una única pluma roja en la cola. Sus alas también son rojizas. Esta variedad es mucho más peligrosa que el basilisco, ya que su mirada es capaz de prender en llamas a cualquier ser vivo que mire fijamente al pirolisco. Son inmunes al fuego y a hechizos y a los conjuros de fuego. Su enemigo natural es el fénix, el ave mágica que arde en llamas para renacer de sus cenizas.

CENTAURO

centauro

El centauro es un ser fabuloso originario de la mitología griega. Aunque en las primeras narraciones se los describe como una raza de gigantes, absolutamente cubiertos de pelos, habitaban la región de Tesalia y vivían rudamente. Muy salvajes se dedicaban a recorrer el país mientras raptaban mujeres.
Pero más tardíamente otros textos comienzan a difundir la imagen que ha trascendido hasta la actualidad: un híbrido, mitad hombre y mitad caballo.

Así, pues, los centauros tenían fama de violentos y de disfrutar de placeres como el vino, las mujeres y la caza. Se los consideraba la encarnación de sentimientos como la ira y por lo tanto, representantes de la barbarie y de la lujuria masculina.

El centauro es un ser con cuerpo de caballo y el torso, brazos y cabeza de hombre.
Habita en equilibrio con la naturaleza, así que sólo caza lo que necesita para vivir y, si tala un árbol, planta otro. Es habitual encontrarlos en prados, claros y bosques de hoja caduca. Son muy sociables con otras especies del bosque.

Los centauros son conocidos por sus habilidades con la lanza y con el arco, aunque también pueden usar garrotes y escudos a la hora de la lucha. Son seres de gran fuerza, sobre todo por su parte animal. Esta parte de caballo les permite cocear, pisotear y cargar con lanza.

Su sociedad está formada por tribus donde suele haber una élite de centauros guerreros y, al menos, un sacerdote que será considerado el líder.
Es famosa su afición por el vino, que les transforma en seres desagradables y algo toscos, incluso agresivos.
Una de las leyendas de la mitología griega cuenta que el primer centauro fue Chirón. Chirón era un titán que entró en guerra con los jóvenes dioses el Olimpo, pero perdió. Como castigo, Apolo, el dios de la luz y la razón, lo convirtió en mitad hombre y mitad caballo.
En la leyenda se narra cómo fue herido por una flecha venenosa y, tras un tiempo de agonía, renunció a su inmortalidad. Chirón cedió su inmortalidad a Prometeo, otro titán. Zeus, como agradecimiento por este gesto, dibujó la forma de centauro de Chirón en una constelación y le dio el nombre de Sagitario.
En el cristianismo, el centauro es un símbolo del hombre atormentado por la lucha entre el bien y el mal.
Otras variedades son:
Onocentauro
Se trata de una variación del centauro que en los bestiarios medievales que lo describen como una criatura con cabeza, tronco y brazos humanos, aunque con la parte inferior de un asno. Mientras que la parte superior es racional, la inferior es salvaje y no puede ser dominada, por lo tanto, predomina el instinto. Es símbolo de la lujuría masculina.
Bucentauro
Otra variante del centauro, sería una la combinación del torso superior de un hombre con el cuerpo y la fortaleza de un toro.

CÍCLOPE

ciclope

Los cíclopes eran gigantes con un solo ojo en mitad de la frente. Los primeros cíclopes eran hijos de Urano y Gaya, dioses del cielo y de la tierra respectivamente. Quedaron encerrados en el cuerpo de su madre debido al miedo que su padre tenía de que le pudiesen destronar.
Después de que el titán Cronos le arrebatase el trono a su padre Urano, fueron liberados durante un tiempo, pero pronto volvieron a ser encerrados en el Tártaro, la parte más desoladora del Averno.
Zeus, hijo de Cronos, los liberó para siempre, pues él y sus hermanos necesitaban su ayuda para controlar el universo en la batalla de los titanes frente a Cronos y otros titanes. Gracias en parte a los cíclopes, Zeus y sus hermanos consiguieron ganar.
Esta primera generación de Cíclopes también creó un tridente que producía terremotos para Poseidón, el arco y las flechas de Artemisa, y el casco de invisibilidad que Hades le dio a Perseo en su búsqueda para matar a Medusa.
Ayudaron a Hefesto y se dice que construyeron el primer altar, así como las murallas y fortificaciones de Tirinto y Micenas en el Peloponeso, entre otras. Los ruidos que surgían del corazón de los volcanes se atribuían a sus operaciones.
La imagen de los cíclopes como hábiles, permaneció durante toda la Antigüedad. Horacio, poeta romano del siglo I A.C, se refirió en varias ocasiones a las poderosas forjas de los cíclopes localizadas en el famoso volcán Etna. Según Virgilio, fue en lo más profundo del volcán donde forjaron la armadura de Eneas.
Según la mitología griega existen dos generaciones de cíclopes.
La primera generación fue la formada por tres hermanos, que han sido llamados los “Artesanos Principales”. Fueron tres: Brontes, Estéropes y Arges (aunque algunas fuentes cambian a Arges por Acmónides o Piracmón).
La segunda está formada por un grupo de cuatro cíclopes que vivían en Sicilia. llamados Euríalo, Elatreo, Traquio y Halimedes, que presumiblemente eran hijos de los tres primeros.
La primera generación de cíclopes estaba formada por los hermanos:
Brontes (trueno)
Estéropes (relámpago)
Arges (resplandor)
Estos 3 cíclopes eran, junto a los titanes y los gigantes de las cien manos, eran los hijos de Gaya y Urano como relatamos en el texto anterior.
La segunda generación de cíclopes eran los descendientes de Poseidón y no poseían la habilidad para la metalurgia que tenían sus antecesores. Se dedicaban al pastoreo en Sicilia, donde vivían bajo ninguna ley.
El más famoso de estos cíclopes es Polifemo, uno de los protagonistas de La Odisea de Homero. En el relato se cuenta que Polifemo era especialmente cruel y consiguió atrapar a Ulises y a sus doce compañeros, a los que encerró en una cueva para devorarlos vivos. Día tras día iban cayendo miembros del grupo hasta que Ulises emborrachó con vino dulce al bobo cíclope hasta dejarlo dormido. En ese momento le atacó e hirió su único ojo. Al día siguiente, con el cíclope prácticamente ciego, consiguieron escapar saliendo camuflados con el rebaño de cabras.

DUENDES
duende
Los duendes son Espíritus de la Naturaleza, tierra y guardianes de la naturaleza. Provenientes de la mitología pagana del norte de Europa, especialmente de la mitología germana y celta, pertenecen a la familia feérica donde también encontramos a las hadas, los trolls y los elfos, solo que ellos son más traviesos y les llama más la atención el contacto con los humanos, es por eso que se acercan más a nosotros y hay más experiencias con ellos que con hadas y que con elfos u otros Espíritus de la Naturaleza. La palabra duende tiene su origen en el vocablo latino domus que significa “casa”, de ahí la creencia que los duendes suelen vivir en casas haciendo miles de travesuras. De gran parecido a sus hermanas las hadas y las ninfas, los duendes son seres pequeñísimos, de orejas puntiagudas, muchos de ellos con grandes garras, de nariz grande, cabello generalmente largo y con piel de color azul, rojo o verde.
Ellos suelen visitar nuestras casas, y si la energía de nuestros hogares les parece cómoda, podrían quedarse con nosotros. Los espíritus de la naturaleza y los seres del plano en el que habitan ellos (el Plano Astral) se alimentan de la energía que emana los sentimientos de las personas, por lo que si en tu hogar hay malos sentimientos o pensamientos, atraerás seres que se sienten cómodos con esa energía, y pueden ser duendes que hacen travesuras bastante desagradables, o espíritus de otro tipo (no espíritus de la naturaleza) que sean malvados. Pero si por el contrario hay buenas vibras en tu hogar, atraerás a espíritus de esas vibraciones, y no hay que qué preocuparse.

Dado que son seres de la naturaleza, viven en los bosques, entre las flores, los troncos de los árboles, debajo de las hojas, sin embargo, a algunos duendes les gusta la presencia humana y pueden encontrarse en casas conviviendo con los humanos y realizando travesuras todo el tiempo, por ejemplo, esconderles o cambiar de lugar las cosas.
Los duendes viven cerca de 500 años y acostumbran robar a una mujer cada 100 años para tomarla por esposa, no sin antes desfigurarlas hasta hacerlas parecer como un duende. También existen los duendes que roban a los niños que todavía no han sido bautizados.
Aunque la mayoría de los duendes son criaturas nobles que portan una luz de nobleza; existen algunos, a los que se les llama familiares, que son de espíritu malvado y que practican la brujería o la hechicería, adoptan incluso formas de animales como gatos, sapos o murciélagos y ayudan a los hechiceros y los druidas (sacerdotes de la religión celta) en sus conjuros. La única forma de luchar contra los familiares y duendes malvados es con hierro forjado o con plata, ambos metales son la mejor defensa pues los debilita.
A los duendes no les gusta ser encasillados, por lo que si estás en presencia de un duende, te será casi imposible definir cuál es su verdadera forma, ya que variarán en todo momento, incluso pueden mostrarte como son y tú no te darás cuenta que esa es su real apariencia. Es por esto que no se sabe con precisión cuál es su real apariencia. En la literatura uno puede encontrar descripciones, pero lo que no se sabe si son así realmente o es así como se muestran. Pero quizá su apariencia sea similar a como se muestran. De todos modos, debe haber personas que conozcan su real apariencia.
Detrás de sus travesuras, hay algo que nos quieren enseñar. Cuando las cosas tienen que desaparecer, desaparecen, y cuando tienen que reaparecer, reaparecen. Quizá los duendes tengan que ver en muchas de las desapariciones y reapariciones de los objetos. Puede que con esos actos nosotros tengamos que aprender algo.
El carácter de los duendes es como el de un niño, pero su sabiduría y conocimiento de las cosas es enorme, no hay que subestimarlos. Se cree que ese carácter juguetón representa lo que nos hace falta a nosotros los humanos, y ellos nos ayudan a recuperarlo.
Los Duendes tienen varios nombres; Leprechauns (Irlanda), Hobgoblins y Puck (Escocia), Gremlins (Inglaterra y Gales) y Trasgos o Trasnos (España)

DRÍADA

^6024AE9889A33B5B3F5BA7B13C1F7D6455DC499FEF626C4E5B^pimgpsh_thumbnail_win_distr

En la mitología griega, las dríades  ‘roble’ son las ninfas de los robles en particular y de los árboles en general. Las dríadas son duendes con forma femenina, muy solitarias y de gran belleza.

Surgieron de un árbol llamado «Árbol de las Hespérides». Algunas de ellas iban al Jardín de las Hespérides para proteger las manzanas de oro que en él había. Las dríades no son inmortales, pero pueden vivir mucho tiempo. Entre las más conocidas se encuentra notablemente Eurídice, la mujer de Orfeo y Dafne que fue perseguida por Apolo y los dioses la convirtieron en árbol de laurel.
La tradición tardía distingue entre dríades y hamadríades, considerándose las segundas asociadas específicamente a un árbol, mientras las primeras erraban libremente por los bosques.
Físicamente tienen unos rasgos muy delicados, parecidos a los de las doncellas elfas. Tienen los ojos violeta o verde oscuro y su cabello y piel cambian de color según la estación. De esta forma pueden camuflarse entre el bosque sin que se las vea. En el invierno su pelo y piel son blancos, en otoño son rojizos, y en primavera y verano tienen la piel muy bronceada y el pelo verde.
Cada dríada pertenece a un roble del bosque. Se hallan unidas a su árbol de por vida y no pueden alejarse a más de 300 metros de éste o mueren lentamente. Una dríada es capaz de penetrar literalmente en un árbol y desde su interior transportarse al roble al que pertenece.
Si alguien golpea al roble al que está unida, la dríada recibe físicamente el mismo daño, por lo que intentará defenderlo a toda costa.
Una dríada tiene absoluto control sobre el árbol al que está ligada, por lo que es capaz de provocar que sus ramas florezcan aunque no sea la temporada, que aparezcan nuevas plantas alrededor del árbol e, incluso, puede provocar un crecimiento de hierba repentino que haga tropezar a los intrusos.
Las dríadas hablan varias lenguas y su gran inteligencia les permite comunicarse con casi todos los seres del bosque, además, hablan el lenguaje musical y el de las plantas.
No son nada agresivas y,  sólo si son atacadas, hechizan a sus asaltantes para defenderse. El hechizo de una dríada tiene un gran poder y sólo los humanos o seres con gran resistencia a la magia pueden evitar caer hechizados.

ELFO

elfo

Los elfos son criaturas de la  mitología nórdica y germánica que originalmente fueron considerados una raza menor de dioses de la fertilidad y representados como hombres jóvenes y mujeres de gran belleza que viven en bosques, cuevas o fuentes. Se les consideraba como seres de larga vida o inmortales y con poderes mágicos.
Los elfos son humanoides de apariencia frágil y delicada, orejas puntiagudas, piel pálida y ojos almendrados. Viven cientos de años, aunque se piensa que son inmortales sólo mueren por dos causas: la violencia o por la pérdida de interés hacia el mundo. En este último caso, el elfo, al perder la voluntad de vivir, progresivamente va siendo destruido por la pena.
Estos pequeños seres son muy ágiles y no suelen dejar huellas por donde caminan. Físicamente tienen una apariencia amable, pero esconden grandes poderes, siendo inmunes a las temperaturas extremas y a las enfermedades. No necesitan dormir mucho, tres horas diarias son suficientes. Son inmortales y envejecen de forma casi imperceptible.
A pesar de ser menos corpulentos que los humanos (por término medio), tienen mayor agilidad y destreza en sus movimientos. Un elfo se mueve con gracia y delicadeza y, de un modo tan sutil y silencioso, que a veces es imperceptible su presencia. Este hecho les permite seguir con sigilo a un enemigo al que quieren espiar, o realizar un ataque por sorpresa. Un elfo puede resultar prácticamente invisible en un bosque.
Son grandes conocedores de los bosques, en los que habitan, y sus ropas en tonos verdes les permiten camuflarse en el bosque según su necesidad.
Los elfos tienen desarrollada la infravisión, por lo que no les resulta difícil moverse en la noche o por bosques donde no entra la luz solar.
Es famosa la habilidad de los elfos con el arco. Son entrenados desde pequeños y, aunque también dominan la espada corta y larga, es con el arco con lo que un elfo puede conseguir los mejores resultados. Su agilidad es tal, que pueden lanzar una flecha y prepararse rápidamente para un nuevo disparo.
Las mujeres elfas también son preparadas para la lucha. Es legendaria la leyenda de un ejército de doncellas elfas, montadas sobre unicornios, que consiguieron grandes logros y victorias.
Los elfos suelen vivir en campamentos de unos 100 a 200 elfos y en su sociedad existen pocas normas y muy básicas. En estos campamentos suelen gozar de actividades alegres y agradables como el baile, la música y la poesía.
Además de los elfos altos (los arriba descritos), podemos distinguir 4 tipos más de elfos:
Elfos Silvestres:
Tienen la piel más oscura y el pelo amarillo, anaranjado o rojizo,  pero con la edad su cabello se vuelve blanco, pareciéndose entonces más al de un drow. Son tribales y más salvajes que los elfos altos,  y se consideran los verdaderos y primigenios Tienden a usar la fuerza antes que la inteligencia, sin embargo, no suelen ser agresivos y evitarán las confrontaciones en la medida de lo posible. Tienen una estrecha relación con los ent, las dríadas y otros seres del bosque.
Elfos Grises:
También conocidos como elfos duende. Son de pelo plateado y suelen habitar fuera del bosque, en ciudades y fortalezas preferiblemente. Son seres muy estudiosos a los que les gusta escribir tratados sobre la naturaleza. Suelen montar a grifos y los usan para escapar o luchar cuando se ven amenazados.
Semielfos:
Son procedentes de un human@ y un elf@. Tienen características intermedias entre ambas razas. Poseen la Infravisión de los elfos pero no son tan diestros con el arco y la espada como lo pueda ser un elfo. Su vida media suele ser de unos 125 años.
Elfos acuáticos:
Se dividen a su vez en dos ramas: los del Gran Mar y los del Mar de las Estrellas Caídas. Pueden respirar en el agua y habitan en mares y océanos, donde coexisten en perfecta armonía con el resto de especies marinas. Su piel es verde-azulada. Fuera del agua pueden aguantar unas pocas horas antes de empezar a debilitarse, por lo que no es común verlos en tierra firme salvo que sea necesario. Los hipocampos son las monturas más usadas por estos elfos.
Los elfos del Mar de las Estrellas Caídas tienen distintas tonalidades de azul, con manchas y franjas blancas. Ambos tienen la misma variedad de ojos y color de pelo que puede hallarse entre todos los pueblos élficos, y todos tienen las manos y pies palmeados, y la habilidad de respirar bajo el agua.
Elfos salvajes:
Desconfían de todas las razas no élficas, en particular de los humanos. Tienden a ser de tonalidad cobriza, con tintes verdes. Su pelo tiende hacia el pardo y el negro. Sus ojos son castaños, verdes o pardos. Tienden a ser los menos organizados de entre todas las razas élficas, pero aún así tienen una cierta influencia en los diferentes reinos de Ellcia.
Elfos oscuros:
Su diabólica maldad parece querer equilibrar la bondad y tranquilidad de los demás elfos. Sus cabellos son grisáceos, plateados, o totalmente blancos. Sus ojos son, o bien rojizos o pálidos (que a menudo se confunden con el blanco sólido) y sus pieles negras como la obsidiana. La mayor parte de esta cruel raza había sido empujada bajo tierra y maldecida por los demás pueblos, pero ahora con la llegada de Kaalisia y el oscurecimiento del mundo han salido de sus agujeros para conquistarlo todo.
Elfos dorados:
Los elfos dorados son de tez broncínea y pelo cobrizo, negro, rubio o dorado. Sus ojos son dorados, plateados, o negros. Tienden a ser conocidos como los más alejados de los humanos y de las demás razas, así como también se les tiene por los más orgullosos entre los elfos de la superficie.
Elfos lunares:
Los elfos lunares son mucho más pálidos que los elfos dorados. Sus cabellos son de un tono blanco plateado, negro o azul. Sus ojos suelen ser azules o verdes, con destellos dorados. Tienden a tolerar a los humanos y también a las demás razas mucho más que el resto de las sobrazas élficas, de ahí que la mayoría de aventureros elfos y semielfos sean de descendencia lunar

ENT

^01F676FE357B0C37B38CFC836D9CB3BC23C55345EF94BC7290^pimgpsh_thumbnail_win_distr

Estos seres cuyo nombre significa “Gigante” en inglés antiguo
Un ents es un guardián de los bosques, híbrido entre hombre y árbol.
Sus brazos están formados por ramas y sus pies encajan como un tronco de árbol. Tienen también largas hojas que cambian de color durante el invierno, aunque rara vez se caen. Miden entre 4 y 5 metros. Su piel es una gruesa corteza marrón que lo hace casi indistinguible de los árboles. Un ent es un ser inteligente que habla varios lenguajes a parte del suyo propio, además tiene otras habilidades como la de “animar” a los árboles cercanos y mantenerlos bajo su control.

Los ents fueron pensados como Pastores de los Árboles, para proteger a los bosques de los orcos, enanos y otros peligros. Así pues, son criaturas que adoptaban la forma de los árboles que cuidaban. Varían en rasgos, desde la altura al tamaño, color, y el número de pies y dedos en ellos. Un Ent se asemeja a la especie de árbol que protege.

Los ents viven en comunidades pequeñas entre bosques, y no suelen revelarse mientras se hallan en un bosque, aunque se enfurecen si se enciende fuego cerca de ellos o, simplemente, alguien pasa con un hacha. Temen al fuego debido a su piel de corteza.

No sabían cómo hablar hasta que los elfos les enseñaron. Su lenguaje es “poco precipitado” puesto que algo que valga la pena ser dicho debe tomar tiempo, como declaran en su sabiduría antigua. Esto lo usan para tomar decisiones por consenso.
A pesar de este hecho, un ents tiene un carácter amigable y tranquilo, y realiza su misión de guardabosques de manera apacible. Sus principales aliados para llevar a cabo esta tarea son los elfos del bosque.
Hubo una época en la que también había ents mujeres, pero éstas comenzaron a desplazarse lejos de los ents, porque a éstos les gustaban los bosques salvajes y las montañas, mientras que ellas preferían cuidar los jardines y la horticultura. Así, se mudaron a la región que más tarde se convertiría en las Tierras Pardas, a través del Gran Río Anduin. Esta área fue destruida por Sauron a fines de la Segunda Edad, y las ents mujeres desaparecieron. Los ents las buscaron durante mucho tiempo, pero nunca las pudieron encontrar. Y ahora cantan que un día se reencontrarán.

ETTIN

^F39705AC66406CE60EED6D44DA4DE04EE17FE1DD4EC3EB2A47^pimgpsh_thumbnail_win_distr

Un ettin es un malvado y maloliente gigante de dos cabezas.
Físicamente es muy parecido a un ogro, cuentan con enormes colmillos y tienen la piel tan dura y grisácea que parece cubierta de una capa de pelaje corto. Sin embargo, su tamaño puede llegar a duplicar al de los ogros.

De hecho, “ettin” viene del inglés “eoten”, una palabra en desuso que significa “gigante”.
Lo más característico de estos seres es, sin duda, la doble cabeza. Cada cabeza es independiente y dirige una parte de su cuerpo. De este modo, la cabeza izquierda controla el brazo y pierna izquierdos, y la derecha hace lo mismo con el brazo y pierna derechos. De ahí la importancia de llegar a un acuerdo entre ambas cabezas, o el resultado de los movimientos del ettin pueden ser desastrosos.

Sin embargo, la doble cabeza es más ventajosa de lo que pueda parecer, ya que permite al ettin tener un mayor campo visual y facilita el estado de alerta. Es muy difícil encontrar a un ettin desprevenido, siempre están listos para la lucha.

Los ettin tienen un ataque muy poderoso puesto que están especializados en armas de gran tamaño como el garrote y el mayal que además, pueden blandir en ambos brazos ya que cada cabeza coordina un arma.
Igual que al resto de gigantes, les gusta habitar en colinas y montañas, y hacen de las cuevas su hogar. Al ser seres solitarios, las cuevas suelen estar ocupadas por un solo ettin, a menos que tengan descendencia. En este caso, se ocupan del pequeño ettin durante los primeros años de su vida, hasta que se consideran adultos.

Son poco inteligentes, apenas consiguen comunicarse con otros seres y, si unimos esto a su poca sociabilidad, encontraremos que un ettin tiende a mostrarse agresivo con casi cualquier ser que tenga delante. Aunque es cierto que, en ocasiones, puede llegar a realizar tratos con ogros o con orcos, usualmente con fines perversos.

GIGANTE

^18B426A2A2E12EA653E959FA8459185C27E381979FE2CF786F^pimgpsh_thumbnail_win_distr

El gigante es una criatura de aspecto humanoide que se caracteriza por poseer un tamaño y fuerza descomunales.
Los gigantes aparecen en infinidad de leyendas y se les atribuyen muchas de las catástrofes que se han vivido durante la historia.  Los antiguos creían que eran capaces de romper montañas y provocar avalanchas, o de secar un río entero bebiendo de su caudal.
El origen de los gigantes
Los gigantes son, generalmente, seres crueles, salvajes y primitivos. Fueron creados del Caos en el mismo momento en el que se definieron los cuatro elementos de la vida, el bien y el mal.
Su carácter tosco y agresivo se incrementó cuando los dioses quisieron controlarlos. Durante siglos, las deidades intentaron someter a los gigantes y esto derivó en violentas e interminables batallas. Se pensaba que los terremotos y aludes eran consecuencia de las brutales luchas de los gigantes.
Con el tiempo, los dioses consiguieron desterrarlos a la tierra definitivamente, aunque no todos los gigantes corrieron la misma suerte. Algunos se sometieron a la voluntad de los dioses y se les permitió permanecer en el cielo y en las nubes.
Se extendieron por todo el mundo, por lo que aparecen en las leyendas de, prácticamente, todas las culturas que se conocen. Incluso en el medievo se aseguraba su existencia ya que sólo así se podían explicar las enormes construcciones de civilizaciones antiguas.

Los gigantes en la mitología
Una de las razas de gigantes más conocidos en la mitología griega son los cíclopes. Gigantes de un solo ojo dedicados a la herrería y forjadores los rayos de Zeus y de las más increíbles armas de los dioses.
En la mitología mesopotámica se contaban las aterradoras historias del gigante Humbaba, el vomitador de fuego. Este gigante era el Guardián del Bosque de Cedros, en la morada de los dioses, y su aspecto era verdaderamente peculiar. Tenía la cara envuelta en intestinos replegados y contaba con garras de león. Tal era su fiereza que sólo se podía entrar en el bosque que protegía si se poseían amuletos de protección contra demonios. Cuando los legendarios héroes Gilgamesh y Enkidu se adentraron en este bosque, dieron muerte a Humbaba sin saber que era una bestia sagrada. Los dioses castigaron a Gilgamesh arrebatándole a su compañero Enkidu.
En el norte de Europa las leyendas hablaban de enormes y horribles seres conocidos comotrolls que vivían en cuevas y madrigueras. Acechaban durante la noche, ya que la luz solar los convertía en piedra.
En los bosques de Canadá se cuenta la leyenda del wendigo, un espíritu del aire que suele manifestarse con la forma de un gigante putrefacto y con hábitos caníbales. Su máxima aspiración es atemorizar y devorar a quienes se adentren en los bosques, sean hombres o niños. Este ser rara vez se manifiesta físicamente, su presencia es muy sutil y se desliza con el aire, entre el viento y las tempestades. Persigue a los viajeros, los hace correr de miedo o paralizarse con su aterrador aullido, y todo esto sin que tengan la certeza de si realmente el wendigo está ahí, o son sólo los susurros del aire.
Características de un gigante
El principal rasgo de un gigante, su tamaño, es verdaderamente variable. Se pueden encontrar ejemplares de unos 4 metros, los más comunes, y algunos más extraordinarios que pueden rozar el centenar de metros.
Los gigantes terrestres poseen una inteligencia bastante limitada aunque tampoco necesitan más. Confían en la fuerza para resolver los problemas.
Son seres solitarios, pero se unen para las cacerías y los saqueos. Las leyendas cuentan que se alimentan de rocas, árboles, animales y personas, sobre todo de niños.
Prefieren las luchas cuerpo a cuerpo y confían en su fuerza para aplastar, barrer y arrollar, de ahí que su arma preferida sea el garrote o sus propios brazos. Sin embargo, su habilidad para lanzar y atrapar rocas los convierte en criaturas muy peligrosas en la distancia.
Dar muerte a un gigante es una tarea realmente complicada. Se dice que la única forma de acabar con ellos es cortándoles la cabeza pero, si bien este método es infalible, no es el único. Un buen golpe certero como el que lanzó David a Goliat puede ser de lo más efectivo, aunque muy difícil de conseguir. Lo más efectivo es debilitar primero la gruesa piel del gigante con ácido o fuego e infligir entonces una herida mortal.

Tipos de gigantes

Hay dos grandes grupos de gigantes; los que fueron desterrados a la tierra y se han convertido en malvados y crueles seres en busca de destrucción, y los que permanecieron en el cielo, llevando una vida ordenada y dedicada al bien.

Entre los gigantes terrestres encontramos los siguientes:

Gigantes de las colinas criaturas de unos tres metros, con gruesa piel y denso pelaje que les hace más parecidos a un simio que a un humano

Gigantes de piedra, humanoides de piel grisácea que se funde con la roca de las colinas por lo que pasan desapercibidos en este hábitat

Gigantes de fuego, los más terribles de este grupo. Su piel es una gruesa capa de carbón y son inmunes al fuego, así, su pelo rojo suele arder en llamas.

Gigantes de las nubes también llamados gigantes celestiales son enormes figuras de piel y cabello blanco, excelentes estrategas dotados, además, de talento creativo

Gigantes de la tormenta, que cuentan con habilidades para controlar el clima y el agua, además de ser capaces de levitar.
Algunos de los nombres de los primeros gigantes son los siguientes:
Agrio  Las Moiras le golpearon con mazas de bronce hasta matarlo.
Alcioneo  Era inmortal mientras luchase en su tierra de origen. Fue muerto por Heracles, quien lo arrastró tras dispararle una flecha
Alpo  Muerto por Dioniso.
Clitio  Fue muerto por Hécate con antorchas.
Ctonio  Hera le convenció para luchar contra Dioniso, prometiéndole a cambio a Afrodita
Damasén  Criado por Eris, mató una vez a un drakon que fue devuelto a la vida por otro drakon, su compañero, con la ayuda de una hierba curativa.
Efialtes Se rebeló contra los dioses. Apolo le disparó en el ojo izquierdo y Heracles en el derecho.
Encélado Moraba bajo el monte Etna, cuyos estruendos eran provocados por sus revolcones. Atenea le arrojó encima la isla de Sicilia. Según otros fue muerto por Sileno.
Éurito  Fue muerto por Dioniso con su tirso.
Gratión Fue muerto por Artemisa.
Hipólito Lo mató Hermes, que llevaba el casco de Hades
Mimas  Fue muerto por Hefesto con proyectiles de metal al rojo vivo. Según otros fue muerto por Ares.
Palas Lo mató Atenea, quien lo despellejó y usó su piel como escudo para su propio cuerpo.
Peloro  Hera le convenció para luchar contra Dioniso.
Polibotes  Fue muerto por Poseidón, que rompió un trozo de la isla de Cos y lo arrojó sobre él.
Porfirión  Se dice de él que rasgó la túnica de Hera con intención de violarla, y que ésta le había prometido a Hebe por esposa si luchaba contra Dioniso. Zeus le hirió con un rayo y Heracles le remató con una flecha.
Tifón  Hijo del primer Tifón, igual a él en todo, que luchó contra Dioniso.
Toante  Fue golpeado hasta la muerte por las Moiras con mazas de bronce.
Otros Gigantes
Mientras que los Gigantes de la primera generación constituyen un conjunto coherente sobre el que las diversas fuentes se ponen de acuerdo, los que aparecieron posteriormente forman una nebulosa dispar, siendo considerados Gigantes según el autor. Su apariencia no es ya necesariamente monstruosa, y sólo tienen en común con los más antiguos su enorme tamaño y fuerza.
Estos gigantes fueron:

Agrio y Orio  Hijos de Polifonte y un oso, del que le hizo enamorarse Afrodita por desdeñarla en favor de Artemisa. Ambos eran gigantes poderosos que no honraban a los dioses y devoraban hombres. Fueron transformados en pájaros por Hermes.
Los  Alóadas dos hermanos gemelos llamados Oto y Efialtes hijos de Poseidón e Ifimedea, que quisieron derribar el cielo con sus propias manos y derrocar a Zeus. Crecían cada año un codo de anchura y una braza en altura. Cuando tuvieron nueve años de edad decidieron luchar contra los dioses, Como eran inmortales y el Oráculo había profetizado que no morirían en manos de hombres ni dioses, se mataron entre ellos por accidente.
Anax hijo de Urano y Gea, gobernó el país, que entonces era llamado Anactoria en su honor.
Su hijo Asterio , gigante como él, le sucedió en el trono, pero el cretense Mileto, hijo de Apolo, conquistó el país y le cambió el nombre por el suyo. Asterio medía diez codos de alto y fue enterrado en la pequeña isla de Lade.

Antífates hijo de Poseidón y Gea, era el rey de la tribu de los Lestrigones, unos gigantes antropófagos que encontró Odiseo en sus viajes. Anfífates destruyó la flota de Odiseo.

Anteo hijo de Poseidón y Gea que vivía en Irasa, en los desiertos de Libia. Desafiaba y asesinaba a todo el que se adentraba en sus dominios, pues había hecho voto de construirle un templo a su padre con cráneos humanos. Siempre vencía en sus peleas, ya que en cuanto caía a tierra o la tocaba, su madre le daba fuerzas de nuevo. Retó a Heracles, quien lo derribó tres veces, pero en vano. Heracles advirtió lo que pasaba y, levantándole en vilo para impedirle recibir el aliento de su madre, lo asfixió.
Argos Panoptes tenía cien ojos. Era un guardián muy efectivo, pues sólo algunos de sus ojos dormían en cada momento, habiendo siempre varios otros aún despiertos. Era un fiel sirviente de Hera. Su gran servicio al panteón olímpico fue matar al monstruo ctónico con cola de serpiente Equidna cuando ésta dormía en su cueva.
Caco  hijo de Hefesto, era un gigante mitad hombre y mitad sátiro que vomitaba torbellinos de llamas y humo. Vivía en una cueva del monte Aventino en cuya puerta siempre colgaban las cabezas de los humanos que devoraba. Robó algunos de los bueyes de Gerión a Heracles mientras dormía, por lo que éste le mató.
Crisaor engendrado por Medusa cuando fue violada por Poseidón en un templo de Atenea, por lo que ésta la transformó en una Gorgona. Así, Crisaor no nació hasta que Perseo decapitó a su madre. Fue padre con Calírroe de Gerión.
Dámiso el más rápido de los gigantes que murió en la guerra contra los dioses. Quirón exhumó su cuerpo y extrajo el astrágalo de su pie, implantándolo en el talón de Aquiles.
Eurimedonte antiguo rey de los gigantes. Fue padre de Peribea.
Gerión  monstruoso gigante alado hijo de Crisaor y Calírroe, formado por tres cuerpos humanos completos unidos por la cintura. Era invencible en la batalla y dueño de una gran sabiduría. Vivía en la isla Eritia y tenía una espléndida cabaña de ganado guardado por un perro de dos cabezas, Ortro, y por un pastor, Euritión. Uno de los doce trabajos de Heracles fue robar dicho ganado, tras lo cual mató a Gerión cuando éste le buscaba para vengarse.
Hilo gigante de Lidia (Anatolia) e hijo de Gea, del que se creía que derivaba el nombre del río Hilo. Aparentemente los griegos le identificaban con Gerión.
Hopladamo reclutado por Rea cuando estaba embarazada de Zeus, para protegerla de Crono.
Orión un hermoso gigante que podía caminar sobre el agua. Le mató Gea enviándole un Escorpión por amenazar con acabar con todas las bestias de la tierra con su destreza en la caza o Apolo por atreverse a amar a Artemisa.
Talos  el gigante de bronce que patrullaba la isla de Creta para guardarla de los piratas. Le mató la bruja Medea cuando los argonautas intentaban desembarcar en la isla.
Ticio  gigante lujurioso que intentó violar a Leto. Fue derrotado por Apolo y Artemisa y encadenado en el Tártaro, donde dos buitres comían eternamente su hígado.
Turios, un gigante que luchó con Heracles.

Hidra

hidra

La Hidra o Hidra de Lerma es un monstruo gigante que tiene apariencia reptiliana y múltiples cabezas.
Las hidras tienen la piel color pardo y el vientre amarillo blanquecino. Su aspecto es el de un reptil con los ojos color ámbar y dientes muy afilados. El número de cabezas es variable, pero suele estar entre 5 y 12. Miden unos 10 metros de alto.
Son seres carnívoros, de inteligencia algo escasa, lo que dificulta que puedan ser entrenadas. Además, son seres solitarios y no les gusta agruparse con otros de su especie.
El hecho de que tenga un gran número de cabezas le permite hacer ataques múltiples, bien a distintos enemigos con cada cabeza, o bien con todas las cabezas a un solo enemigo. Si una hidra pierde una cabeza, se produce un proceso de sellado rápido para evitar la pérdida de sangre. Las cabezas perdidas se regeneran tras unos días.
Tenía su guarida en el lago de Lerna, en el golfo de la Argolida, bajo estas mismas aguas, la Hidra cuidaba la entrada al inframundo.
Los mitógrafos cuentan que la Hidra y el cangrejo fueron subidos al cielo después de que fueran asesinados y convertidos en constelaciones. Ella fue aniquilada por Hércules en uno de sus 12 trabajos.
Se dice que es hermana de Quimera y del Cancerbero. Descendencia: Tifon, Equidna y de la diosa de la tierra Gea.
La leyenda cuenta….
Al llegar al pantano donde estaba la Hidra, Hércules cubrió su boca y nariz con un paño, para así poder protegerse de la respiración venenosa de la Hidra. Hércules le tiró flechas de fuego para sacar a la bestia de su guarida. La enfrentó, pero todo resultaba en vano.
Cuando Hércules se convenció que no podía vencer a la bestia con ninguno de los métodos convencionales, pidió ayuda a su sobrino, éste le propuso quemar los cuellos de la misma, que fueron decapitados para así impedir que crezcan. De esta manera, mientras Hércules cortaba cada cabeza de la Hidra de Lerna, el sobrino las iba quemando una por una, hasta terminar con la última, la cual era la principal, llamada “la inmortal”, la cual aplastó con una gran roza que estaba en el camino sagrado situado entre Lerna y Elea. Luego hércules quemó todas las cabezas caídas para evitar que vuelvan a crecer.

Existen otros 3 tipos de hidras:
Hidra Lernaeana:
Esta hidra regenera dos cabezas por cada una que pierde, y puede obtener así hasta un máximo de 12 cabezas. La forma de evitar que sigan regenerándose es mediante una llama aplicada al cuello, justo después de perder la cabeza, cauterizando así la herida. Hércules venció de esta forma a una hidra de 9 cabezas a la que se enfrentó, enterrando después la cabeza central debajo de una roca.
Pirohidra:
Es rojiza y tiene 8 cabezas. Esta hidra es especialmente peligrosa porque es capaz de lanzar fuego desde todas sus cabezas, aunque esta hazaña la deja muy débil durante unas horas.
Criohidra:
Esta hidra púrpura lanza un frío aliento de escarcha con el que congela a sus enemigos al instante.

LICÁNTROPO

licantropo
Los licántropos son seres humanos que pueden transformarse en animales total o parcialmente.
Se pueden distinguir 3 tipos de licántropos:
Licántropos auténticos: para los que la licantropía es un rasgo genético.
Licántropos infectados: su licantropía aparece al ser heridos por un licántropo auténtico.
Licántropos artificiales: pueden controlar su licantropía mediante objetos mágicos.
Los licántropos más conocidos son:

Hombre Lobo

hombre lobo

Hombre Oso

hombre oso

Hombre Tigre

hombre tigre

Mujer Cisne

mujer cisne

Los licántropos suelen tener dos formas; la del humano y la híbrida. La forma híbrida posee rasgos del animal al que se asemeja, y posee también rasgos humanos. La forma híbrida es del tamaño del animal, y no del humano. Algunos licántropos presentan una tercera forma, que se corresponde únicamente con la del animal, sin ningún rasgo humano.
Cualquier criatura que haya sido herida por un licántropo, pero no muerta, puede contraer su licantropía. La probabilidad de que esta licantropía pase a la víctima es mayor cuanto más fuerte sea el licántropo auténtico.
Para extirpar la maldición es necesario lanzar el conjuro adecuado durante una noche de luna llena, aunque este sistema no es infalible. Esta aflicción sólo puede ser extirpada a los licántropos infectados.
Los licántropos auténticos tienen absoluto control sobre su cuerpo, pueden cambiar de forma a voluntad y no sufren alteraciones con las fases de la luna o la oscuridad. Estas situaciones sólo afectan a los licántropos infectados. Éstos son humanos por el día y suelen cambiar de forma al llegar la noche y, más, con la luna llena.
Un licántropo infectado que adopta la forma híbrida ve cómo se incrementa su fuerza a la vez que pierde el control de sus actos. Los deseos de matar y cazar se hacen muy fuertes. Al regresar a la forma humana, suelen tener amargos recuerdos de los actos realizados.
Según la tradición, la mayoría de los hombres lobo no se transforman en tales voluntariamente (sólo los magos y los hombres lobos auténticos, es decir, no malditos, pueden hacerlo); son víctimas de una maldición, y sufren enormemente a la hora de su metamorfosis. Lo que es peor, al transformarse pierden completamente la conciencia humana y se vuelven peligrosos, incluso para sus seres queridos. La única manera de librar a un hombre lobo de su maldición es dándole muerte, lo cual no es nada fácil; debe hacerse con un instrumento de plata, ya sea un bastón, un cuchillo o una bala, aunque en algunas zonas de la península Ibérica hay un ritual consistente en cortarle la cabeza y arrancarle el corazón.

El grupo de los licántropos artificiales es bastante más complejo. Sólo algunos miembros de ciertas hermandades pueden ser honrados con el objeto mágico causante de su licantropía. Cuando tocan el objeto se transforman en un licántropo, y pueden volver a la forma humana cuando lo deseen siempre que lleven el objeto.
Para terminar, decir que un licántropo muerto vuelve a la forma humana independientemente de su estado al morir.
El mito de los licántropos parece (o es) originario de Europa, y estaba muy vinculado con otras supersticiones y la magia negra. El mito es esencialmente masculino y, entre las causas de que un ser humano se convirtiera en hombre lobo, las más frecuentes eran las siguientes:
Ingerir ciertas plantas vinculadas tradicionalmente con los lobos y la magia negra.
Beber en el mismo lugar donde lo hubiera hecho un lobo.
Cubrirse con la piel de un lobo.
Dormir desnudo a la luz de la luna llena.
Usar una prenda hecha de piel de lobo.
Adquirir la capacidad de transformarse en lobo mediante magia y sortilegios.
Ser mordido por otro hombre lobo (ésta última forma era la más común).
Tener relaciones sexuales con un hombre lobo.
Nacer después de mellizos o gemelos siendo hijo varón.

MINOTAURO

minotauro

El Minotauro era un monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro que había nacido de la unión de la reina cretense Pasifae y el fabuloso toro blanco que Poseidón había entregado a su marido el rey Minos. Pese a la orden de sacrificarlo en su honor, Minos desobedeció al dios y lo mantuvo en su corte con desastrosas consecuencias. Minos se avergonzó tanto de la existencia de esta criatura, cuyo nombre significaba «toro de Minos», que lo encerró en un complejo llamado Laberinto construido por Dédalo. Allí, la criatura tenía siete jóvenes y siete doncellas atenienses para devorar cada nueve años. Teseo, con la ayuda de la hija de Minos, Ariadna, acabó con esta práctica cuando buscó a la bestia en el Laberinto y acabó con ella, encontrando luego la salida gracias al hilo que su amante le había dado al entrar en el complejo.

Aunque existen dos versiones conocidas acerca de la frecuencia de este tributo. Según una historia, las catorce vírgenes eran enviadas anualmente; en cambio, otra versión dice que los siete muchachos y siete doncellas eran llevados cada nueve años Los catorce jóvenes eran internados en el laberinto, donde vagaban perdidos durante días hasta encontrarse con la bestia, sirviéndole de alimento.
Su creación es desconocida, aunque se sospecha que fueron creados por una maldición.
La naturaleza de un minotauro es más próxima a la de un animal que a la del hombre; son menos inteligentes que los humanos pero sus sentidos son más agudos. Tienen muy desarrollado el olfato y la infravisión y son, además, seres muy astutos.
Los minotauros son siempre machos y se reproducen con mujeres humanas. Su vida media está en torno a los 200 años. Su alimentación es carnívora y tienen preferencia por la carne humana.
Son enemigos naturales de los Gnolls, aunque pelean con cualquier intruso sin sentir ningún temor. Pueden atacar de dos formas: a los seres pequeños con mordedura, y a los más grandes mediante embestida con la cabeza. Ésta última es su forma más poderosa de ataque. También se pueden ayudar de una gran hacha.
Si durante un combate resultan heridos entran en un estado de furia llamado Berserk, en el cual pierden su capacidad de esquivar, pero sus golpes son más fuertes y se hacen inmunes al cansancio, a la inconsciencia y al dolor.
Algunos minotauros viven en laberintos subterráneos donde, por complejos que sean, no se sienten desorientados como el resto de los intrusos. Su excelente sentido de la orientación hace que cualquier ser que entre en el laberinto sea encontrado rápidamente por el minotauro.

NAGA

^0FA2ED257819565C398B3D64C684E9E3C972AA993D13593A98^pimgpsh_thumbnail_win_distr

Las nagas son entidades entre lo terrenal y lo divino que poseen aspecto mitad humano (la mayor parte de las veces de apariencia femenina) y mitad serpiente de mar, que proceden de las Extrañas criaturas de sangre fría. Dotadas de relucientes escamas y grandes ojos que parecen desprender luz propia, sus cuerpos pueden medir entre los 3 y los 6 metros de largo.

A pesar de contar con medio cuerpo de animal las Nagas se caracterizan por su aguda inteligencia y encanto, que utilizan para atraer o despistar a los posibles enemigos, y aunque aparenten dormir nunca están del todo inconscientes, por lo que sorprenderlas es una tarea prácticamente imposible. Las Nagas prefieren las aguas cálidas para vivir y rara vez se alejan demasiado de sus hogares, que pueden estar bajo el agua o bien en algún lugar oscuro y poco transitado, y es frecuente que elaboren trampas para cazar a los incautos que se acerquen demasiado a su terreno.

Si una de estas criaturas debe atacar a un humano primero utilizará la magia, y acto seguido tratará de morderle e inyectarle su letal veneno. A pesar de lo que se pueda pensar en un principio las nagas no son necesariamente malas ni buenas, simplemente es cuestión o bien de esquivarlas o bien de no provocar su ira.

Las nagas tienen un gran encanto, cualidad que las hace muy poderosas sin necesidad de recurrir a la violencia. Son enormemente inteligentes, sabias y pacientes. Prueba de ello es que son capaces de pasar horas inmóviles vigilando a un enemigo. Además, descansan en un estado semiconsciente por lo que difícilmente pueden ser sorprendidas.

Habitan en climas cálidos. No suelen alejarse de sus guaridas, que son agujeros profundos o alguna ruina oscura. Preparan en su territorio trampas para los intrusos, a los que primero atacan con magia y, una vez agotados sus poderes, atacan con su mordedura venenosa.
Existen 3 tipos de nagas:

Naga acuática:
Suelen presentar un brillante color verde en su piel, tiene dibujos reticulados marrones y ojos verdes, habitan en lagos y pantanos de agua dulce y sólo atacan cuando se sienten amenazadas o perseguidas.

Naga guardiana:
Las nagas guardianas tienen un color entre verde y dorado y ojos dorados. Posee un carácter noble aunque inflexible, dando una oportunidad de huir a sus enemigos antes de atacar con su poderoso veneno, por lo que suele avisar a los intrusos e incluso los entierra después de la batalla. Es capaz de escupir veneno y matar así, aunque también puede usar la mordedura y la constricción.

Naga espíritu:
De todas las nagas, ésta es la que posee los rasgos faciales más humanos. Tiene pelo y ojos castaños y sus escamas son de color negro y rojizo. Son perversas, siendo las más crueles y despiadadas de su especie y atacando a cualquier ser vivo que se les acerque después de paralizarlo con su furiosa mirada.

Ninfa

ninfa

Las ninfas son seres mágicos procedentes de las fuerzas de la naturaleza.
Su creación es simple; la esencia natural de ninfa crea un cuerpo y lo “habita”. Este cuerpo es siempre el de una mujer de enorme atractivo y encanto. Además, conservan el aspecto de mujer joven durante el paso de los años.
La ninfa es un ser muy inteligente, de mente rápida e ingeniosa. Aumentan su encanto hablando en su propio lenguaje musical. Cualquier animal que esté cerca de una ninfa se acercará para ser acariciado por ella, sin importarle tener cerca incluso a su peor enemigo.

Las ninfas son seres mágicos procedentes de las fuerzas de la naturaleza.
Su creación es simple; la esencia natural de ninfa crea un cuerpo y lo “habita”. Este cuerpo es siempre el de una mujer de enorme atractivo y encanto. Las ninfas tienen su propio lenguaje musical.

Una ninfa tiene la apariencia de una mujer siempre joven y de gran belleza. Es muy inteligente, y de mente rápida e ingeniosa. Cualquier animal que esté cerca de una ninfa se acercará para ser acariciado por ella, sin importale tener cerca incluso a su peor enemigo. Las ninfas sólo habitan en los lugares más hermosos; palacios de hielo, grutas oceánicas, lagos y arroyos cristalinos, y los más maravillosos bosques.

Estos encantadores seres no agresivos, al contrario, intentarán huir siempre que noten el peligro cerca. Tienen la capacidad de escapar creando una puerta dimensional. A pesar de que no son seres violentos, son pocos los que se atreven a enfrentarse a una ninfa, ya que el simple hecho de contemplarla produce en la mayoría de los casos una ceguera irreversible. Si alguien contempla a una ninfa desnuda puede morir en el acto.

Las ninfas odian la fealdad y el mal. Su condición de seres mágicos procedentes de la naturaleza, las convierte en defensoras de bosques, lagos, ríos y océanos. Curan animales heridos, reparan flores y árboles rotos.
Una ninfa puede vivir durante varias generaciones, por lo que suelen conocer bien su entorno y donde se encuentran la mayoría de lugares secretos y entradas ocultas.
Existe una variedad de ninfas de agua conocidas como ondinas.

Las ninfas son espíritus femeninos asociados a la naturaleza en la mitología clásica. Están relacionadas con la fecundidad y la vida. Son hermosas jóvenes que, a menudo, forman parte de los cortejos de dioses como Pan, Dionisio o Artemisa. Según algunas versiones son, todas ellas, hijas de Zeus. Sin embargo, otros autores consideran que descienden de otros personajes.

Hay ninfas en los océanos, los ríos, los lagos, las fuentes, los bosques, las montañas, las cuevas… Suelen ser consideradas deidades benévolas y protectoras.
Cada grupo se llama de modo distinto en función del lugar que habitan:
las náyades son las ninfas de los ríos y fuentes, pueden profetizar y curar; las dríades y las hamadríades son las protectoras de los bosques, su vida está ligada a un árbol, las oceánidas son unas tres mil, se las considera hijas del Océano y de Tetis, son las ninfas del mar; también son ninfas del mar las nereidas, hijas de Nereo y Doris, protegen a los marineros, las oréades viven en la soledad de las montañas, las antríades viven en cuevas, las permélides protegen al ganado, las limónides habitan los prados…

En la mitología griega, una ninfa es cualquier miembro de un gran grupo de espíritus femeninos de la naturaleza, a veces unidos a un lugar u orografía particular. Las ninfas solían acompañar a varios dioses y diosas, y eran con frecuencia el objetivo de sátiros lujuriosos. Las ninfas son pájaros. Las ninfas son las personificaciones de las actividades creativas y alentadoras de la naturaleza. Son pocos los que se atreven a enfrentarse a una ninfa ya que el simple hecho de contemplarla produce, en la mayoría de los casos, una ceguera irreversible. Si alguien contempla a una ninfa desnuda puede morir en el acto.

El hogar de las ninfas está en las montañas y arboledas, en los manantiales y ríos, en los valles y las frías grutas. Con frecuencia son el séquito de divinidades superiores: de Artemisa la cazadora, de Apolo el profeta, del juerguista y dios de los árboles Dioniso, y también de dioses rústicos como Pan y Hermes, dios de los pastores.
Agrónomos (campos)
Alseides (flores)
Antríades (cuevas)
Auloníades (pastizales)
Corícides o coricias (cuevas, son las musas clásicas)
Dríades (bosques)
Hamadríades (árboles)
Melíades o melias (fresnos)
Hespérides (jardines y del ocaso)
Híades (lluvia)
Limónides o hénides (prados)
Napeas (valles de montañas, cañadas)
Oréades u orestíades (montañas, montes; forman el cortejo de Diana)
Ninfas de las aguas («Efidríades»)
Oceánides (hijas de Océano; cualquier agua, normalmente salada)
Néfeles (Ninfas de las nubes y las lluvias)
Nereidas (hijas de Nereo; del mar Mediterráneo)
Náyades(normalmente al agua dulce)
Creneas o crénides (fuentes)
Limnátides o limníades (lagos)
Pegeas (manantiales)
Potámides (ríos)
Otras
Perimélides (ninfas del ganado menor)
Epimélides (ninfas de las ovejas)
Trías (ninfas proféticas de la miel)
Uranias (ninfas celestes)

OGRO

^B5431FCA36DF19E9DA44E4ECF181A21AE714E69DD3FEF7D383^pimgpsh_thumbnail_win_distr

Los Ogros son seres humanoides de gran tamaño, aspecto tosco y desagradable, mal carácter y muy guerrilleros, que se alimentan de carne humana. Se le describe como un monstruo de forma humana de gran tamaño, pero más pequeño que un gigante (aproximadamente 3m). Se les representa también con una cabeza muy grande, cabello y barba larga y abundante, además son fornidos y tienen un abdomen prominente, Su olor fétido es perceptible a bastante distancia.
A pesar de su tamaño y fortaleza, no son seres muy inteligentes, por lo cual es muy fácil engañarlos y escapar. Viven en las montañas más altas, donde pueden vigilar sus tierras y preparar emboscadas para capturar humanos que utilizarán como alimento.

Por otro lado, cuando la etnia de los magiares llegó a Europa, se dedicaron a saquear lo poblados, ganando fama de crueles y sanguinarios, entonces se les comenzó a llamar ugri

La palabra ogro significa temido, autoritario y abusivo, de hecho, estas son las actitudes características de los ogros; de ahí su mala fama y la precaución que cualquier persona debe tener para evitar toparse con un ogro, pues además de malvados gustan de la carne humana, especialmente la de los niños.

Los ogros conviven en tribus y se adaptan bien a cualquier clima, por lo que se les puede encontrar en montañas, llanuras y secarrales.
Un ogro vive de emboscadas, incursiones y pillajes. Su inteligencia no es demasiado elevada, por lo que no se puede esperar que usen muchas tácticas de combate. Los ogros más listos de su tribu serán considerados como líderes.
Son seres muy avariciosos, por lo que siempre están a la caza y captura de humanos, elfos o enanos para mantenerlos como prisioneros y robarles todas sus pertenencias. Los prisioneros de los ogros suelen ser usados como esclavos o como alimento.
Existen, además de los ogros comunes, dos tipos más de ogros:
Ogros Mago (Ogro oriental)
Estos ogros tienen la piel azul, verde o marrón, pero siempre en tono claro. Su pelo también suele ser de color azul o verde, pero más oscuro. Son más altos e inteligentes que los ogros comunes. Visten con ropas orientales y algunos son verdaderos expertos en las artes marciales. Los ogros orientales evitan usar la fuerza física siempre que les sea posible, por lo que atacarán o se defenderán usando la magia. Pueden lanzar conjuros para crear oscuridad, polimorfizarse en humanos, hacerse invisibles, adoptar forma gaseosa (muy útil cuando necesitan huir) y crear un cono de frío. Si tienen que luchar lo harán con una nagatana o con una cimitarra, o incluso con el látigo.
Merrow (Ogro acuático)
Estos ogros habitan las cuevas en las aguas dulces y, aunque pueden vivir fuera del agua durante algunas horas, pocas veces suben a la superficie. Tienen un color verde azulado que les permite camuflarse totalmente entre las aguas. Su cuerpo está cubierto de escamas, y tienen las manos y los pies palmeados. Su naturaleza es malvada y son mucho más agresivos y feroces que los ogros comunes.
No saben ser confundidos con los merrow de la mitología irlandesa; seres acuáticos más parecidos a un tritón o un elfo de agua.

Orco

orco

Un orco es una especie degenerada de los elfos, malvada y oscura, provenientes de la mitología celta.
Son humanoides de largos brazos y piernas arqueadas, figura encorvada, con piel entre grisácea y verde, hocico y dientes caninos muy desarrollados. Miden entre 1.6 y 1.8 metros y suelen vivir unos 40 años. Son seres de las montañas que viven de la caza y de los saqueos.

Son humanoides de largos brazos y piernas arqueadas, figura encorvada, con piel entre grisácea y verde, hocico y dientes caninos muy desarrollados. Los orcos son carnívoros y pueden llegar a practicar canibalismo. Su sociedad está formada por distintas razas, siendo las más débiles esclavas de las fuertes.

Una de sus habilidades es la minería, además, suelen ser buenos herreros de armas.
Son seres nocturnos que suelen verse debilitados, incluso moralmente, por la luz del sol. Han desarrollado una especial capacidad de visión nocturna, lo que les permite atacar por sorpresa en la noche.
Un orco es un ser que, a menudo, se deja llevar por el odio y prefiere guerrear a usar una buena táctica. Aunque se sabe de razas superiores de orcos que han conseguido mantener guerras durante años gracias a sus excelentes estrategias.
Son enemigos, entre otros, de los elfos y de los humanos, pero también lo son de otras muchas razas. Si se alían con otros seres no suelen ser leales.
Las principales razas de orcos son:

Orogs:
Son orcos de élite, procedentes de una mezcla entre orcos y ogros. Su altura es mayor (unos 2 metros) que la de los orcos comunes, y llegan a ser guerreros muy fuertes y altamente disciplinados por lo que van encabezando el ejército orco.
Semiorcos:
Son una mezcla de orcos con otros humanoides como goblins, humanos… Forman una serie de razas mestizas que tienen sus propias creencias y adoran a sus propios dioses. Además, su mestizaje con humanos les proporcionan mayor habilidad en sus movimientos y en la lucha, cualidad de la que siempre alardean.

RAKSHASA

rakhasa

Los Rakshasa son demonios o espíritus malévolos pertenecientes a la mitología hindú.
Se les conoce también como “Devoradores de Hombres” es decir, caníbales.
Las mujeres rakshasa son llamadas rakshasi, o manushya-rakshasi cuando adoptan forma humana.
Según muchas leyendas los rakshasa habrían sido humanos malvados en vidas anteriores.

En el Mahabharata (otro de los libros de la épica y la mitología hindú más importante, junto con el Ramayana) son descritos además como una raza de poderosos guerreros y hechiceros. Se dice que los rakshsha pueden adoptar cualquier forma que deseen y realmente no se sabe cuál es su verdadera apariencia física, si es que la tienen.
A los rakshasas se les atribuye la práctica del canibalismo, el perturbar los sacrificios, profanar tumbas, hostigar sacerdotes, poseer cuerpos humanos.
A menudo aparecen en el campo de batalla para darse un banquete cuando ha habido una gran matanza.

El Señor de todos los Rakshasa es Ravana, quien posee diez cabezas y veinte brazos, los cuales vuelven a crecer si son cercenados, el cuerpo surcado de cicatrices y heridas aún abiertas, recibidas en sus interminables batallas contra los dioses, pues es el mayor enemigo de Rama (héroe hindú del Ramayana).
Extendiendo la maldad
Con la cabeza de un depredador, generalmente un tigre, y el cuerpo de un musculoso humano, los rakshasas son toda una manifestación del mal y la crueldad más salvaje, y caminan siempre en busca del caos.
Su propio nombre, rakshasa, proviene de la palabra “rakshas” que significa “guardián” aunque, quizás, la expresión “algo de lo que guardarse” sea más acertada, dada su ansia de destrucción de comunidades humanas.
Conocidos por ser caníbales devoradores de hombres, han ganado su fama destruyendo templos, profanando tumbas y atormentando tanto a vivos como a muertos. Y es que los pishacas, un tipo de rakshasa menor propio de los cementerios, impiden el descanso de los difuntos, arrancando su carne podrida y extendiendo enfermedades que afectan también a los vivos.

Los pishacas tienen la forma de un goblin diabólico y apestan a putrefacción. Su actividad es mayoritariamente nocturna ya que la luz del día los debilita y aturde. Se asocian con los grahas, demonios de la enfermedad, también presentes en cementerios, para sus malvados planes y sólo responden ante los rakshasas más poderosos, a los que consideran sus superiores.

El rakshasa hindú

Según los textos del Ramayana, los rakshasa tenían forma humana y surgieron de los pies del dios Brahma. Este dios eligió a algunos rakshasa para convertirlos en sus guerreros de élite. Seleccionó a los más crueles y a los que se habían reencarnado varias veces siendo malvados, y les proporcionó dotes especiales.

Entre los más poderosos destacaba Ravana, el líder de los rakshasas, que poseía 10 cabezas y 20 brazos. Este formidable guerrero era prácticamente indestructible, ya que cuando se le cortaba un brazo volvía a brotar uno nuevo. Las enormes cicatrices de su cuerpo daban fe de las batallas libradas contra los dioses y los humanos.
Los rakshasas dominaron los bosques, territorio en el que se encontraban cómodos, dada su habilidad para trepar, saltar y camuflarse. Según la leyenda, controlaban la zona geográfica perteneciente a la actual Sri Lanka, y lo hicieron masacrando aldeas y retando a la autoridad de los dioses. La ofensa fue tal, que Vishnú, el jefe de la tríada suprema de dioses hindúes, se encarnó en el rey Rama y asesinó a Ravana. Tras su muerte se restauró la paz en la zona.

Las leyendas indias son numerosas, tanto como las luchas de los dioses con los rakshasas. Son luchas eternas en las que unas veces los dioses salen victoriosos y otras veces son los rakshasas los que se imponen. Un ejemplo es el caso de la leyenda de Durga, un terrible rakshasa con cuerpo humano y cabeza de toro de quien se dice que consiguió derrotar a todos los dioses, desterrándolos al exilio.

La parte animal

La forma más común del rakshasa es la de felino. Un cuerpo humanoide cubierto de una fina capa de pelaje con el color y los moteados típicos de su raza (tigre, leopardo, pantera, etc). Otras de las formas que suele adoptar, aunque más raramente, son de la de toro y la de mono.
Sus garras suelen tener la forma inversa a la de los humanos, es decir, tienen las palmas en la parte superior y no la inferior. Brotan de ellas unas afiladas uñas negras con veneno. Lo mismo ocurre con sus colmillos, que también son venenosos, por lo que es muy común que ataquen con mordiscos o con zarpazos.

Pensé que eras mi amigo

No es habitual que un rakshasa luche cuerpo a cuerpo ya que tiene otras muchas formas de acabar con un enemigo, por ejemplo, la capacidad de transformarse en cualquier figura humana. Así, puede convertirse en una figura conocida por el contrincante, como un familiar o un amigo. Además, puede interceptar los pensamientos y leer la mente, con lo que el engaño es total.
Son muy hábiles con la magia, sin embargo, los conjuros no les afectan. Es inútil intentar dar caza a un rakshasa con artes arcanas. Solamente su naturaleza demoníaca es vulnerable al agua bendita, por lo que usada en un proyectil, a modo de dardo venenoso, puede acabar con ellos instantáneamente.
La sociedad rakshasa

Son seres solitarios pero muy organizados y leales entre ellos. La mujer rakshasa, conocida como rakshasi, es un miembro igual de importante en la sociedad que su contrapartida masculina.
Se dice de los rakshasas que todo el mal y el rencor que guardan dentro se han acumulado durante varias vidas, ya que siempre se reencarnan en otro rakshasa que conserva los recuerdos de vidas pasadas. Es por esto que los rakshasas son, en cierto modo, inmortales. No importa que sea destruido, volverá a la vida como otro rakshasa con más odio.

SÁTIRO

^4D2DF6818CCACB9AF77D60E6461A3F31F9326A99DB522A3CB8^pimgpsh_thumbnail_win_distr
Los sátiros son para la mitología griega aquellos seres con cabeza y torso humano, piernas, cuernos y pies de cabra, además de cola de cabra o de caballo. Su piel y su pelo son de un color marrón oscuro o pardo rojizo. Pueden medir hasta 3 metros de alto.

Más recientemente se les representa con un aspecto más humano, aunque siguen siendo mitad humano y mitad animal, así que también han llegado a conservar la cola de caballo que los identifica como sátiros. Físicamente son como humanos con la cabeza y los brazos muy peludos. Tienen unos pequeños cuernos negros y las extremidades inferiores de macho cabrío. Les encanta retozar por los campos, cazar, tocar el caramillo y perseguir ninfas.
Son posiblemente hijos de Sileno (dios griego de la embriaguez) el padre adoptivo de Dionisio (Dios del Vino) a quién siempre acompañaban; los primeros hijos de Sileno son tres Sátiros de nombre Marón, Leneo y Astreo a los que también se les conoció como silenos.

Los sátiros son además eternos acompañantes de Pan (semidios de los pastores y rebaños) y suele representárseles sosteniendo copas llenas de vino, también aparecen en algunas vasijas y vinajeras.
Vagan por los bosques y montañas y representan la fuerza de la naturaleza, se caracterizan además por su alegría desenfrenada, que en algunas ocasiones llega a convertirse en violencia. Sobra decir que son amantes del vino y por su desenfreno gustan de los bailes, las mujeres, los jóvenes y especialmente las ninfas a quienes nunca dejan de perseguir.
Los sátiros son criaturas salvajes propias de los montes y los bosques que se caracterizan por su carácter despreocupado, cruel y lascivo.

Los sátiros presentan un especial interés por la música y el baile. Su danza es conocida como sikinnis y, a menudo, organizan improvisados conciertos de caramillo con los que atraen a las ninfas.
Estos seres son conocidos por su afición al vino y a las borracheras. Aprovechan cualquier ocasión para organizar ruidosas orgías y saciar así sus incontrolables deseos sexuales.

Según las leyendas griegas, los sátiros formaban parte del cortejo de Dionisio, Dios del vino y la fertilidad agrícola. Dionisio descubrió el vino y quiso dar a conocer la embriagadora bebida, así que recorrió las aldeas y pueblos acompañados por su cortejo formado por sátiros, centauros y algunas ninfas seducidas por la música y el vino.

Los pastores y ganaderos temían la llegada de los sátiros ya que sus fiestas espantaban a los rebaños y animales domésticos de la zona.
Existen unos seres conocidos como faunos que, posiblemente, estén emparentados con los sátiros, aunque poseen un carácter muy diferente. Durante muchos años, los faunos han sido el símbolo de la fertilidad agrícola, sobre todo en cosechas de grano y uva.

Los faunos tienen el cuerpo y la cara de un hombre, y las patas, la cola y las orejas de un ciervo. No son seres hostiles ni agresivos y comparten la pasión de los sátiros por el caramillo.

TROLL

troll
Un troll es un horrible humanoide que se caracteriza por su capacidad de adaptación y regeneración.
Los Trolls son seres naturales de orígenes nórdicos que generalmente se llegan a distinguir por tener un aspecto sucio, descuidado y que emanan un mal olor, se caracterizan por tener una enorme nariz, pueden llegar a medir hasta los cuatro metros, pero la mayoría son de estaturas diminutas Físicamente es un engendro bastante desagradable. Su piel es un pellejo irregular de color azul, gris o verde. Sus ojos son oscuros y hundidos. Mide entre 2 y 3 metros y puede desarrollar una enorme fuerza.

Los Trolls pueden caminar erguidos pero ligeramente inclinados y, a pesar de su postura, son seres muy ágiles y unos excelentes escaladores. Además de su destreza y enorme fuerza, los Trolls tienen más ventajas sobre otros seres, como la infra visión y su desarrollado sentido del olfato.
Su punto débil es la luz. Los Trolls viven en la tierra, los podemos encontrar en los bosques y alejados de los hombres y de la luz del sol, Si se exponen durante unos minutos a luz solar se transforman en piedra, por lo que no suelen ser una amenaza en pleno día, aunque sí por la noche.
Son conocidos por llevar consigo grandes cantidades de oro y riquezas abundantes las cuales son celosamente cuidados por ellos pero son capaces de dar todo lo que traen consigo para salvar a sus pares o en todo caso a ellos mismos si se sienten en peligro alguno.
Por lo regular estos seres no tienen contacto con los humanos, pero son agradecidos y favorecen a quienes les dan obsequios.
Las hembras son más fuertes, de mayor tamaño y más listas, cosa que no es muy difícil puesto que un troll tiene una inteligencia bastante escasa.
Los Trolls son enemigos nada despreciables que atacan siempre con sus garras o con la boca, sin importarle el tamaño y fuerza de su adversario. Un troll nunca tiene miedo. Este hecho es comprensible si se tiene en cuenta la asombrosa capacidad de regeneración que poseen.
Su piel presenta propiedades plásticas excepcionales que les permiten regenerarse rápidamente, incluso cuando caen moribundos. Su algún miembro de su cuerpo es amputado sigue la lucha por su lado y, al final de la batalla, se une de nuevo al tronco para regenerarse. Solamente el ácido y el fuego pueden provocar heridas permanentes.
Los Trolls habitan en cuevas cuya entrada rodean de peñascos para dificultar el paso a intrusos. Si no encuentran una cueva se instalan en agujeros subterráneos tapados con hojas y ramas, de tal manera que quedan imperceptibles.
Estos seres viven en grupos de 3 a 10 Trolls, con un líder que suele ser una hembra troll. Este liderazgo se determina mediante numerosas luchas. El troll que no gana el combate es amputado de alguna parte de su cuerpo, a modo de castigo.
COMO SON LOS TROLLS
Estos seres los podemos en contra más común mente en Noruega, Suecia, Dinamarca y hasta en Finlandia, pero hay quienes dicen haber visto Trolls en Liberia, (es un dato no confirmado aún), como ya se dijo antes sus facciones son toscas y grotescas, su cabello por lo regular esta enmarañado y despeinado, no tienen ningún rasgo de belleza a diferencia de otros seres, y estos no usan barba.
Sus piernas y brazos son muy cortos y solo tienen cuatro dedos en cada uno, algunos tienen rabo, otros no, se dice que pueden llegar a tener más de una cabeza  o solo tener un solo ojo como los ciclopes, su olor es intensamente maloliente, y como son poco higiénicos suele crecer musgo en su pelo o hasta en su nariz.
La altura de los Trolls es de un metro, aunque varía según el tipo y forma de su comuna, son traviesos, juguetones, pero tienen la sensibilidad de un niño.
Estos seres se rigen bajo el poder de la luna, pues de aquí sacan su fuerza y su energía positiva, también usan esa energía para transformarse o transformar algo que ellos quieran., su organización es grupal nunca andan solos por el bosque, y disfrutan mucho estar con su pareja, llegan a formar familias tan grandes que suelen tener hasta más de quinientos miembros.
Los Trolls suelen robar joyas y monedas para guardarlas en cajas cerradas y que son enterradas en el bosque y las cuidan mucho para que nadie las pueda encontrar, rara vez se puede encontrar un tesoro de algún troll.
Se alimentan de agua pura de manantiales, o ríos, de vino que sirve para depurar las energías negativas, y de semillas de girasol para obtener energías positivas de ellas.
Los Trolls son enemigos de los gnomos, normalmente los Trolls no salen de sus cuevas ya que si se alejan mucho de sus territorios pierdes sus poderes por eso tyratan de mantenerse lo más cerca posible de sus guaridas. Si un gnomo llega a ser atrapado por un troll este lo amarrará de un árbol y le hará todas las maldades posibles.
Los Trolls solo se clasifican en dos GRANDES Y PEQUEÑOS, aunque en realidad no se sabe mucho sobre ellos ya que como ya se mencionó son seres que difícilmente se dejan ver ante el hombre, pero nos hemos dado a la tarea de describirlos lo mas preciso posible por si te llegaras a encontrar con alguno, también el hombre se ha enfocado a clasificarlos así.

UNICORNIO

^ECE49C87145D76D14188BF405522268C39AD08287CEDC5E9A6^pimgpsh_thumbnail_win_distr

El unicornio, animal mitológico, mágico de carácter noble, puro y muy espiritual, fabuloso, indomable y noble, símbolo de  pureza y fuerza e icono desde la edad media de versos y poemas  de los más grandes amores que, entre leyendas, magias y sortilegios, transformaron su primigenio sentido místico y hasta su aspecto, trastocando a la antigua bestia, esquiva, salvaje y capaz de traspasar a tres elefantes a la vez con su poderoso cuerno, en un ser dócil y amoroso, más dispuesto a posar con su majestuoso porte en escenarios oníricos para ser inmortalizado en tapices y grabados, único modo, por cierto, de satisfacer los deseos de posesión de nobles y monarcas que, durante siglos, persiguieron a este mítico ser en pos de la supuesta magia y del inconmensurable poder que atesoraba en su legendaria asta.

Su aspecto es el de un caballo joven, generalmente blanco, con un cuerno en espiral, patas de antílope, barba de chivo y una cola de aspecto leonino. Sus ojos son de un azul intenso y su inteligencia es comparable a la de un humano.

Es un ser independiente y solitario que permite pocos contactos. Solamente se muestra ante doncellas de corazón puro, generalmente humanas o elfas. Este hecho ha sido aprovechado por los villanos para capturar unicornios. Una vez que el unicornio permite ser tocado se convierte en una montura tan leal que protegerá a su jinete incluso con su propia vida.

Ha sido símbolo en varias culturas de la santidad, la virginidad y la fuerza, de hecho, aparece ya descrito en el libro de Job  Sin embargo, a pesar de los numerosos textos que nombran al unicornio, su procedencia no está clara. Una posibilidad es que tenga su origen en la India, como un asno hindú, de colores muy distintos al blanco.

También se piensa que puede ser originario de África, y que estaríamos ante un antílope con un sólo cuerno. Otra teoría es que puede tratarse de una descripción algo exagerada de un animal real del Tibet que, posiblemente, se extinguió.

El unicornio presenta una especial resistencia a la magia; es inmune a los hechizos, a los conjuros de muerte y al veneno. Su cuerno mágico detecta el veneno y cura las heridas con un simple roce. Además, su magia les permite teleportarse si se ven en la necesidad de huir de algún peligro.

El cuerno del unicornio es el recipiente de su magia y de sus pensamientos y experiencias. Del mismo modo, en él se encuentra un extraño sentido, similar a lo que nosotros llamaríamos “sexto sentido”, o una poderosa intuición, que le lleva a brillar ante el peligro. Además, hay animales que lo presentan más liso o con rugosas espirales. Si tiene las espirales muy marcadas, es un animal viejo, que ha acumulado gran cantidad de conocimientos, vida, sensaciones. Si el cuerno está liso, casi intacto, es un unicornio recién nacido o con pocos días. En realidad en esto no es muy distinto de nosotras, las personas, que también con el paso de los años las huellas de lo vivido se dejan ver en nuestro rostro como pequeñas arrugas…

Se cree que son inmortales, pero posiblemente sea el hecho de que su vida media es superior a los 1000 años lo que haga pensar esto. Su longevidad es debida a la magia de su cuerno, que les hace tener siempre un aspecto juvenil. Al cuerno también se le supone poderes curativos o venenosos según la intención con que se use. También había leyendas que decían que si se le cortaba el cuerno a un animal vivo, de este nunca dejarían de brotar alimentos y riquezas sin fin. Eso sí, casi todas las historias también coinciden en que arrancarle el cuerno supondrá la muerte irremediable del unicornio…

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

NINFAS Y SUS SIGNIFICADOS

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

^4E2807DF2F989AF960E9C6BAD6424CE15C0719D18D0619AB9F^pimgpsh_thumbnail_win_distr^6024AE9889A33B5B3F5BA7B13C1F7D6455DC499FEF626C4E5B^pimgpsh_thumbnail_win_distr

NINFAS
Las ninfas son seres mágicos procedentes de las fuerzas de la naturaleza.
Su creación es simple; la esencia natural de ninfa crea un cuerpo y lo “habita”. Este cuerpo es siempre el de una mujer de enorme atractivo y encanto. Las ninfas tienen su propio lenguaje musical.
Una ninfa tiene la apariencia de una mujer siempre joven y de gran belleza. Es muy inteligente, y de mente rápida e ingeniosa. Cualquier animal que esté cerca de una ninfa se acercará para ser acariciado por ella, sin importarle tener cerca incluso a su peor enemigo. Las ninfas sólo habitan en los lugares más hermosos; palacios de hielo, grutas oceánicas, lagos y arroyos cristalinos, y los más maravillosos bosques.
Estos encantadores seres no agresivos, al contrario, intentarán huir siempre que noten el peligro cerca. Tienen la capacidad de escapar creando una puerta dimensional. A pesar de que no son seres violentos, son pocos los que se atreven a enfrentarse a una ninfa, ya que el simple hecho de contemplarla produce en la mayoría de los casos una ceguera irreversible. Si alguien contempla a una ninfa desnuda puede morir en el acto.
Las ninfas odian la fealdad y el mal. Su condición de seres mágicos procedentes de la naturaleza, las convierte en defensoras de bosques, lagos, ríos y océanos. Curan animales heridos, reparan flores y árboles rotos.
Una ninfa puede vivir durante varias generaciones, por lo que suelen conocer bien su entorno y donde se encuentran la mayoría de lugares secretos y entradas ocultas.
Existe una variedad de ninfas de agua conocidas como ondinas.
Las ninfas son espíritus femeninos asociados a la naturaleza en la mitología clásica. Están relacionadas con la fecundidad y la vida. Son hermosas jóvenes que, a menudo, forman parte de los cortejos de dioses como Pan, Dionisio o Artemisa. Según algunas versiones son, todas ellas, hijas de Zeus. Sin embargo, otros autores consideran que descienden de otros personajes.

CLASES DE NINFAS
En la mitología griega, una ninfa es una deidad menor femenina típicamente asociada a un lugar natural concreto, como puede ser un manantial, un arroyo, un monte o una arboleda. Las ninfas solían acompañar a varios dioses y diosas, y eran con frecuencia el objetivo de sátiros lujuriosos.
Las ninfas son las personificaciones de las actividades creativas y alentadoras de la naturaleza. La palabra griega Ninfa significa ‘novia’ y ‘velado’ entre otras cosas; es decir, una mujer casada y, en general, una en edad casadera. Otros hacen referencia a esta palabra (y también a la latina nubere y a la alemana Knospe) como una raíz que expresa la idea de ‘crecer’ (según Hesiquio de Alejandría, uno de los significados de Ninfa es ‘capullo de rosa’). El hogar de las ninfas está en las montañas y arboledas, en los manantiales y ríos, en los valles y las frías grutas. Con frecuencia son el séquito de divinidades superiores: de Artemisa la cazadora, de Apolo el profeta, del juerguista y dios de los árboles Dioniso, y también de dioses rústicos como Pan y Hermes, dios de los pastores.
El matrimonio simbólico de una ninfa y un patriarca, a menudo el epónimo de un pueblo, se repite sin fin en los mitos funcionales griegos; su unión otorgaba autoridad al rey arcaico y su linaje.
La mayoría de las veces identificadas con el flujo dador de vida de los manantiales. Como señala Walter Burkert, «la idea de que los ríos son dioses y las fuentes ninfas divinas está profundamente arraigada no solo en la poesía sino en las creencias y rituales; la adoración de estas deidades está limitada solo por el hecho de que se identifican inseparablemente con una localidad concreta.»
Las ninfas griegas eran espíritus invariablemente vinculadas a lugares, no muy diferentes de los genii loci latinos, y la dificultad de transferir su culto puede verse en el complicado mito que llevó Aretusa a Sicilia. En las obras de los poetas latinos educados en griego, las ninfas absorbieron gradualmente en sus categorías a las divinidades indígenas italianas de los manantiales y los cursos de agua (Juturna, Egeria, Carmenta, Fonto), mientras que las Linfas o diosas del agua italianas, debido a la similitud fortuita de sus nombres, pudieron ser identificadas con las ninfas griegas. Es improbable que las mitologías de los poetas romanos clasicistas influyeran en los ritos y cultos de las ninfas
Las ninfas suelen considerarse espíritus divinos que animan la naturaleza, aunque eran designadas por el título de olímpicas, convocadas a las reuniones de los dioses en el Olimpo y descritas como hijas de Zeus. Se representan en obras de arte como hermosas doncellas, desnudas o semidesnudas, que aman, cantan y bailan. Poetas posteriores las describen a veces con cabellos del color del mar. Se creía que moraban en la tierra: en árboles, en las cimas de montañas, en ríos, arroyos, cañadas y grutas. Homero las describe con más detalle presidiendo sobre los juegos, acompañando a Artemisa, bailando con ella, tejiendo en sus cuevas prendas púrpuras y vigilando amablemente el destino de los mortales. Los hombres les ofrecían sacrificios en solitario o junto con otros dioses, como por ejemplo Hermes. Según el lugar que habiten, se les llama: Agrónomos, Orestíades y Naiades
Aunque nunca envejecen ni mueren por enfermedad, y pueden engendrar de los dioses hijos completamente inmortales, ellas mismas no son necesariamente inmortales, pudiendo morir de distintas formas.
Las diferentes especies de ninfas se distinguen según las diferentes esferas de la naturaleza con las que están conectadas.
Ninfas terrestres («Epigeas»)
Agrónomos (campos)
Alseides (flores)
Antríades (cuevas)
Auloníades (pastizales)
Corícides o coricias (cuevas, son las musas clásicas)
Dríades (bosques)
Hamadríades (árboles)
Melíades o melias (fresnos)
Hespérides (jardines)
Híades (lluvia)
Limónides o hénides (prados)
Napeas (valles de montañas, cañadas)
Oréades u orestíades (montañas, montes; forman el cortejo de Diana)
Ninfas de las aguas («Efidríades»)
Oceánides (hijas de Océano; cualquier agua, normalmente salada)
Néfeles (Ninfas de las nubes y las lluvias)
Nereidas (hijas de Nereo; del mar Mediterráneo)
Náyades (normalmente al agua dulce)
Creneas o crénides (fuentes)
Limnátides o limníades(lagos)
Pegeas (manantiales)
Potámides (ríos)
OTRAS
Perimélides (ninfas del ganado menor)
Epimélides (ninfas de las ovejas
Trías (ninfas proféticas de la miel)
Uranias (ninfas celestes)
Después se utilizó entre la gente con creencias paganas a ciertas deidades subalternas que representaban bajo la forma de mujeres jóvenes y según los poetas todo el universo estaba lleno de estas ninfas y se dividían en:
·  Uranias o celestes.
·  Terrestres o epigeas, que se subdividían en:
·  De las aguas, estaban subdivididas en muchas clases como las siguientes:
·  Oceánidas
·  Nereidas
·  Melias
·  Las de las fuentes o náyades, creneas, pegeas
·  Las de los ríos y de las ribereas o las potánidas
·  Las de los lagos o estanques o limniades
·  De la tierra, que estaban subdivididas en muchas clases como las siguientes:
·  Las de las montañas que se llamaban oreadas, orestiadas u orodemniadas
·  Las de los valles y florestas o las napeas
·  Las de los prados o limniades
·  Las de los bosques o las driadas y hamadríadas
·  Además había ninfas con nombres sacados de su país natal o de su origen como las:
·  Tiberíades
·  Pactolidas
·  Cobiridas
·  Dodónicas
·  Ciferonidas
·  Esfragitidas
·  Coricidas
·  Anigridas
·  Ismenidas
·  Otras
La idea de las ninfas nació tal vez de la opinión común entre los paganos de que las almas permanecían cerca de los sepulcros o en los jardines y florestas deliciosas que habían frecuentado durante su vida y eran mirados con un respeto religioso, invocándose allí las sombras de los que creían que los habitaban con el fin de hacérselos gratos por medio de votos, libaciones y sacrificios.
Después se creyó que los astros eran animados y sucesivamente se extendió la misma creencia a los:
·  Ríos
·  Fuentes
·  Montaña
·  Valles
En una palabra a todos los seres inanimados a los cuales se señalaron como tutelares ciertas divinidades terrestres.
Se consideraba a las ninfas como adictas o dependientes de alguna divinidad de uno u otro sexo por ejemplo:
·  Las musas eran ninfas de Apolo
·  Las orcades las de Diana
·  Así las demás
Se les tributaba un culto especial y se les ofrecía en sacrificio aceite, leche y miel y algunas veces cabras y en algunos parajes llegaron a instituirse fiestas solemnes en su honor como cuenta Virgilio que sucedió en Sicilia.
Todas las ninfas, cuyo número es casi infinito, pueden ser divididas en dos grandes clases. La primera abarca todas aquellas que pueden ser consideradas como un tipo de divinidad inferior, reconocida en el culto de la naturaleza. Los griegos antiguos veían en todos los fenómenos ordinarios de la naturaleza alguna manifestación de la divinidad. Fuentes, ríos, grutas, árboles y montañas; todos les parecían cargados de vida y no eran más que las encarnaciones visibles de otros tantos agentes divinos. Los saludables y beneficiosos poderes de la naturaleza eran, pues, personificaciones y considerados otras tantas divinidades, y las sensaciones producidas en el hombre por la contemplación de la naturaleza (sobrecogimiento, terror, alegría, placer) se atribuían a la acción de diversas deidades de la naturaleza. La segunda clase de ninfas son personificaciones de tribus, razas y estados, tales como Cirene y otras.
Las ninfas de la primera clase deben ser de nuevo divididas en varias especies, según las diferentes partes de la naturaleza de las que sean representativas:
Ninfas del elemento acuático: Deben mencionarse primero a las ninfas del océano, las Oceánides; o ninfas marinas, que son consideradas hijas de Océano, y a continuación a las ninfas del Mediterráneo o del mar interior, que son consideradas hijas de Nereo, por lo que son llamadas Nereidas. Los ríos eran representados por las Potámides, quienes, como divinidades locales, eran bautizadas según sus ríos como Aqueloides, Anígrides, Amnisíades o Pactólides. Pero las ninfas del agua dulce, ya sea de ríos, lagos, arroyos o pozos, son también designadas por el nombre general de Náyades, aunque tengan además sus nombres específicos, como Creneas, Pegeas, Limnátides o Limnades. Incluso los ríos de las regiones inferiores (el Inframundo) se describen con sus ninfas, de ahí las (‘ninfas del pantano infernal’) y las Avernales. Muchas de estas ninfas presidían sobre las aguas o las fuentes, creyéndose que inspiraban a quienes bebían de ellas, por lo que se pensaba que las propias ninfas estaban dotadas de poderes  proféticos u oraculares y los inspiraban a los hombres, otorgándoles así el don de la poesía.
Los adivinos o sacerdotes inspirados eran por esto llamados a veces ninfileptos. Sus poderes, sin embargo, varían con los de la fuente sobre la que presiden, considerándose así que algunas tenían el poder de devolver la salud a las personas enfermas, y como el agua es necesaria para alimentar a la vegetación así como a todos los seres vivos, las ninfas acuáticas (Hidríades) eran también adoradas junto con Dionisio y Démeter como dadoras de vida y bendición a todas las criaturas, y este atributo es expresado por una variedad de epítetos, tales como nomias, curótrofas y otros. Como su influencia era de esta forma ejercida sobre todas las secciones de la naturaleza, aparecen con frecuencia relacionadas con divinidades superiores, como por ejemplo con Apolo, el dios profético y protector de las manadas y rebaños; con Artemisa, la cazadora y protectora del juego, pues ella misma fue originalmente una ninfa arcadia; con Hermes, el fructífero dios de los rebaños; con Dioniso y con Pan, los Silenos y los Sátiro, a quienes se unían en deleites y bailes báquicos.
Ninfas de las montañas y grutas, llamadas Oréades  y Orodemníades  pero a veces también por nombres derivados de las montañas concretas que habitaban, como Citerónides, Pelíades, Coricias etc.
Ninfas de los bosques, arboledas y praderas, donde se creía que a veces se aparecían y asustaban a los viajeros solitarios. Eran designadas por los nombres Alseides, Autoníades y Napeas.
Ninfas de los árboles, de las que se creía que morían junto con los árboles en los que vivían y con los que habían llegado a existir. Eran llamadas Dríades, Hamadríades o Adríades, que significa no sólo ‘roble’ sino también cualquier árbol silvestre que crece majestuoso. Las ninfas de los árboles frutales eran llamadas  Mélides, Melíades, Epimélides o Hamamélides. Parecen ser de origen arcadio y nunca aparecen junto con los grandes dioses.
La segunda clase de ninfas, que estaban relacionadas con ciertas razas o localidades tienen normalmente un nombre derivado de los lugares con los que estaban asociadas, como Nisíadas, Dodónidas o Lemnias
Los sacrificios ofrecidos a las ninfas solían consistir en cabras, corderos, leche y aceites, pero nunca vino. Eran adoradas y honradas con santuarios en muchas partes de Grecia, especialmente cerca de las fuentes, arboledas y grutas, como por ejemplo cerca de una fuente en Cirtones, en Ática, en Olimpia, en Mégara, entre  Sición y Fliunte y en otros.
A las ninfas no se les atribuía la inmortalidad pero se creía según Hesiodoque vivían muchos miles de años y Plutarco fija su vida en nueve mil setecientos veinte y en los monumentos antiguos se representa a las ninfas bajo la forma de unas jóvenes medio desnudas pero creían los antiguos que era una de las mayores desgracias ver una ninfa desnuda y que esta imprudencia podía costar muy caro.
^A5063F2B03DF4A3A10D014FA9B8EC61891056054D641C80623^pimgpsh_thumbnail_win_distr
NINFAS DE LOS BOSQUES
No sé si has ido ya antes a sentarte junto al mar y soñar con las hermosas sirenas que en él habitan, pero en todo caso, en este paseo mágico seguro que te apetecerá aquí y ahora adentrarte en el bosque y sentir muy cerca de ti la presencia de algún hada o duendecillo…

Porque estos seres fantásticos, llamados genéricamente ‘Espíritus o Elementales de la Naturaleza’, pueblan los bosques, el aire, el agua de ríos y mares…; es decir, la Naturaleza entera. Ya sea en esta dimensión nuestra, la de los humanos, o bien en su propio mundo tejido con hebras sutiles de materia pero en todo caso muy cercano al nuestro, lo cierto es que ahí están, compartiendo su existencia con nosotros en mayor o menor medida y, sobre todo, lo que es más importante: avivando y alegrando nuestros sueños y manteniendo despiertas nuestra fantasía y nuestra imaginación.
En este pequeño recorrido por ese mundo de magia y hechizo, te propongo pues conocer un poco más y mejor, leyendo su historia y contemplando hermosas imágenes e ilustraciones, a algunos de los seres que llevan siglos alimentando nuestras fantasías, y ojalá que sigan haciéndolo aún mucho tiempo más.

Estos pequeños seres mágicos, dotados con alas de libélula o de mariposa, habitan en los bosques, ríos o montañas, de las que son sus cuidadoras y reinas indiscutibles de su elemento.
Las ninfas viven en tres de los cuatro elementos: las ninfas del aire son los llamados Silfos; las del agua son las Ondinas y las Salamandras, las que viven en el fuego…
Hay mucha tendencia a confundirlas con sus parientes las hadas, pero quitando la capacidad de volar en poco se parecen a ellas, ya que las ninfas, a diferencia de las hadas, no tienen por costumbre ayudar al ser humano, sino que su misión básica y fundamental es proteger su elemento. Pero a veces pueden convivir con los hombres si estos respetan sus normas y leyes de amor y respeto hacia la Naturaleza, algo que lamentablemente en nuestro planeta, cada vez sucede con menos frecuencia.

Las ninfas son dulces y risueñas, brillan como las luciérnagas y tienen el poder de curar a las plantas y animales, ya que conocen todos los secretos y virtudes que guardan celosamente los ríos, las plantas, las flores… y gracias a estos conocimientos, pueden elaborar cientos de remedios contra enfermedades.
Viven en palacios de ensueño, cerca de hermosas y cantarinas cascadas, y se rigen tan sólo por el amor, la bondad y la fantasía.
Adoran a los niños, y son sus guías cuando éstos pasean por el bosque; los cuidan para quenada les haga daño, espantan a los animales que puedan herirles o asustarles, y les indican el camino de vuelta en casa. A veces se transforman en dulces abejitas, o luminosas luciérnagas, para estar cerca de ellos.
Agrupaciones de Dioses menores
NEREIDAS (hijas de Nereo; del mar mediterráneo)
Personifican las olas del mar. Hijas de Nereo con Dóride y nietas de Océano. Su número varía entre cincuenta y cien.
Viven con su padre en un palacio que se encuentra en los abismos marinos. Se sientan en tronos de oro y pasan el día hilando, cantando o nadando. En general actúan como un conjunto, por ejemplo cuando le informan a Heracles de donde podía encontrar a Nereo, o cuando piden a Poseidón que castigue a Casiopea. Pero hay ocasiones en las que aparecen como una individualidad, como en el caso de Tetis, de Anfítrite o de Galatea.
Se las representa como jóvenes de gran belleza, con largas cabelleras nadando y jugando entre delfines y Tritones. Normalmente van vestidas con un quitón corto o una túnica larga y con un himatio. Tocadas con saccos, especie de redecillas que sostienen el cabello, y engalanadas con joyas diversas.
NÁYADES (normalmente del agua dulce)
Personifican el agua de manantiales, lagos y fuentes. Se les considera hijas de Zeus, de Océano o del dios del río a la que sus aguas se unen.
Son divinidades menores femeninas. Como todas las ninfas poseen una gran longevidad, pero son mortales. Se les atribuyen cualidades curativas bebiendo o bañándose en sus aguas. Aunque en ocasiones, bañarse en las aguas de una Náyade se considera un sacrilegio, y las Ninfas tomaban represalias contra el ofensor. Verlas también podía ser motivo de castigo. Normalmente por esta falta, las Náyades provocaban la locura del infortunado testigo.
Las leyendas de las Náyades son innumerables, pues todas las fuentes y manantiales célebres tienen su Náyade con leyenda propia, a veces hay varias Náyades, en estos casos se consideran hermanas entre sí.
Son jóvenes y hermosas, amantes de la danza y de la música. Frecuentemente las encontramos unidas a dioses o Sátiros, dan origen de genealogías como la de Icario, Erictonio o Tiestes.
HAMADRÍADES (árboles)
Ninfas de los Árboles. Son espíritus femeninos que representan el poder divino del árbol.
Son parecidas a las dríades, salvo porque están relacionadas con un único árbol y mueren si éste se corta. Por esta razón, las dríades y los dioses castigaban a los mortales que dañaban a los árboles. Nacen con el nacimiento del árbol, viven compartiendo las dichas y sin sabores del árbol que las cobija y mueren con él. Son felices cuando el cielo riega sus raíces y languidecen cuando el árbol pierde sus hojas. Son consideradas espíritus bienhechores, por lo que a menudo se solicita su intervención.
Aparecen en leyendas como la de Reco. Cierto mito tardío nos relata el origen de las Hamadríades. Según él, una doncella llamada Hamadríade se casó con su propio hermano, Oxilo. De esta unión nacieron las ninfas de los árboles: Caria, Bálano, Crania, Morea, Egiro, Ptélea, Ámpelo, Sice, estos nombres evocan a árboles como el nogal, la morera, la vid y la higuera.
HESPÉRIDES (jardines)
Ninfas del ocaso. Según el autor son consideradas hijas de Nicte, de Zeus y Temis, de Forcis y Zeto o de Atlante con Hespéride. Normalmente son tres: Egle, la brillante; Eritia, la roja y Hesperaretusa, la Areusa del poniente. Estos son nombres que hacen alusión a la puesta de sol.
Viven en un jardín maravilloso, dedicado a Hera, repleto de fuentes de las que mana ambrosía. Las Hespérides eran las ninfas que cuidaban un maravilloso jardín en un lejano rincón del occidente, situado según diversas fuentes en las montañas de Arcadia en Grecia, cerca de la cordillera del Atlas en Marruecos, o en una distante isla del borde del océano. Su misión es cuidar, junto al dragón Ladón, de unas manzanas de oro que proporcionan la inmortalidad y que han sido regaladas a Hera por Gea, con motivo de los esponsales de Hera con Zeus. Este jardín estaba situado cerca de las islas de los Bienaventurados, al pie del monte Atlas o en el país de los hiperbóreos, según las distintas versiones.
MUSAS
Protectoras e inspiradoras de todas las manifestaciones de la inteligencia: elocuencia, sabiduría, matemáticas, historia, arte, etc. Su genealogía varía según el autor, son hijas Zeus y Ménmosine, de Urano y Gea o de Harmonía y Epicarmo.
En Grecia en un principio había una única musa, pero Pausanias nombra tres, según Cicerón las musas son cuatro y en Lesbos veneraban a siete. Tanto el número como el nombre de las musas varía según él autor a través del cual han llegado a nuestros días. En sus orígenes eran consideradas solo espíritus de las aguas, relacionadas con los ríos y las fuentes. Se les atribuyen dones proféticos.
Nacen en Pieria, en Macedonia, por lo que se las llama Piérides. Viven en el monte Helicón, por lo que se las denomina Heliconias. Pertenecen a la corte de Apolo, aunque a veces también se las relaciona con la corte de Dionisio. Están presentes en todas las grandes fiestas de los dioses. No poseen leyendas propias, pero aparecen frecuentemente en leyendas ajenas.
La más famosa clasificación de musas nos la da Hesíodo, según él las musas son nueve:
Calíope- Musa de la poesía épica.
Atributos: la trompeta, la tablilla de escritura y estilo, los libros. Lleva una corona de laurel.
Clío- Musa de la historia.
Atributos: los libros, el rollo de pergamino, la tablilla de escritura y estilo, el cisne y la trompeta. Lleva una corona de laurel.
Erato- Musa de la lírica coral y poesía amorosa.
Atributos: el tamboril, la lira, la viola y a veces el cisne.
Euterpe- Musa de la música.
Atributos: la flauta simple o doble principalmente, también la trompeta u otro instrumento musical.
Melpómene- Musa de la tragedia.
Atributos: la máscara de tragedia, la trompa musical, la espada y el cetro a sus pies. Lleva corona.
Polimnia- Musa de la pantomima.
Atributos: pequeño órgano u otro instrumento musical.
Talía- Musa de la comedia.
Atributos: rollo, máscara de comedia, viola u otro instrumento musical.
Terpsícore- Musa de la danza.
Atributos: viola, lira o instrumentos musicales de cuerda.
Urania- Musa de la astronomía.
Atributos: la esfera y el compás. Lleva una corona de estrellas.
MOIRAS (Parcas)
Personalización del destino. Moira significa “la porción asignada”. Reparten al azar las dichas y desgracias que le corresponden a cada persona a lo largo de su vida. Son hijas de Zeus y Temis o según otras versiones de Nicte, la Noche. Hermanas de las Horas. Al ser deidades antiguas no reconocen la autoridad de los Olímpicos. En su origen eran unos espíritus relacionados con el nacimiento. En ese momento, decidían cual iba a ser la vida del nacido y predestinaban sus actos y el momento de su muerte. Posteriormente evolucionan hasta convertirse en tres hermanas: Cloto, la hilandera; Láquesis, la suerte y Átropo, la inflexible. Las tres miden la vida con un hilo de lana que la primera hila, la segunda devana y la tercera corta.
Se las representa como a tres viejas hilanderas o como a unas melancólicas doncellas. Sus atributos son un cesto con husos, el huso, la rueca y tijeras o cuchillos. No tienen mito propio. Son símbolos de una concepción del mundo.
HORAS (Horae)
Rigen el orden social y el orden de la naturaleza. Hijas de Zeus y Temis, hermanas de las Moiras. Originalmente personifican a la primavera, al verano y al invierno, más tarde evolucionaron hasta ser asociadas con las horas del día.
Habitualmente se las conoce como a tres hermanas: Eunomía, órden; Dice, justicia e Irene, paz. Desempeñan diversas funciones. Crían a Hera, aparecen en el séquito de Afrodita, acompañan a Perséfone y al dios Pan, enganchan y desenganchan los caballos del carro del sol, custodian las puertas del Olimpo, acumulan o disipan las nubes con lluvia.
Se las representa como a unas doncellas con largas túnicas que sujetan con una mano, mientras bailan, a menudo con las Cárites.
CÁRITES (Gracias)
Personifican el encanto y la belleza. Hijas de Zeus y con la oceánide Eurínome o con Hera. Esparcen alegría por el mundo.
Son tres: Áglaye, esplendor; Eufrósine, mirra y Talía, buen ánimo. Forman parte del cortejo de Apolo. Acompañan a dioses como Atenea, Afrodita, Eros y Dionisio. Cantan y bailan en los banquetes de los dioses. Ellas tejieron el vestido o velo de Harmonía. Se las representa frecuentemente como hermosas jóvenes formando un círculo donde dos miran a una dirección y la tercera en otra dirección. Sus atributos son las rosas, el mirlo y el dado de juego.
ERINIAS (Furias)
Personifican el castigo. Hijas de Urano y Gea, nacieron de las gotas de sangre que cayeron sobre Gea cuando el hijo de ambos, Cronos, le cortó los Testículos a Urano. Son fuerzas primitivas, anteriores a los Olímpicos, por lo que no reconocen la autoridad de éstos. Protegen el cosmos y el orden universal contra el caos. Persiguen a todo aquel susceptible de desestabilizar el orden establecido. Castigan al asesino, porque una mancha de tipo religioso, puede cambiar el orden social. También castigan el Hibris o exceso. Prohíben a los adivinos rebelar fielmente el futuro, para que el saber, no disminuya la distancia entre hombres y dioses. Al final de su evolución, se convierten en divinidades que llevan a cabo los castigos infernales, atormentando y torturando a los muertos.
Son tres: Alecto, siempre encolerizada; Tisífone, la vengadora del crimen y Mégara, la de los celos. Se las representa como genios halados femeninos, con serpientes entre el cabello y portando antorchas o látigos. Son llamadas Semnai, las venerables o Euménides, las bondadosas, pero dado su carácter violento, estos son nombres solo destinados a adularlas. Habitualmente viven en el Érebo, de donde salen cuando son conjuradas o en respuesta a una maldición. Vengan los especialmente los asesinatos contra la propia familia. Normalmente, el asesino es desterrado y vaga de ciudad en ciudad hostigado por las Erinias, que acaban enloqueciéndolo, hasta que encuentra a alguien que le purifique de sus crímenes.
Aparecen con frecuencia en las leyendas mitológicas: Inspiran la venganza de Altea contra su hijo Meleagro. Impulsan a Clitenmestra a matar a su marido Agamenón. Persiguen a Orestes por el asesinato de su madre Clitemnestra, etc.
SÁTIROS (Faunos)
Genios de la Naturaleza. Son manifestaciones primitivas del culto que se otorgaba a la Naturaleza.
Su representación más frecuente les pinta con la parte superior del cuerpo con forma humana, aunque con unos cuernecillos de cabra y orejas puntiagudas, patas de macho cabrio, larga cola y un miembro viril siempre erecto, de desproporcionado tamaño. Suelen desplazarse sobre asnos. La iconografía cristiana de los demonios está claramente inspirada en los Sátiros.
Poseen un desenfrenado apetito sexual, que les obliga a estar siempre al acecho de ninfas y doncellas. Les gusta el vino, la danza y la música. Pertenecen a la corte de Dionisio. Cuando son viejos se les llama Silenos.
Meramente acompañantes de los dioses, rara vez desempeñan un papel predominante en las leyendas, aunque hay excepciones como la de Marsias, que era un Sileno.
MELIAS O MELÍADES
Las melias o melíades eran las ninfas de los fresnos  de flor de las montañas de Grecia. Estas dríades fueron engendradas por Gea, la Tierra, al ser fertilizada por los genitales de Urano, el Cielo, arrojadas por Cronos. Eran, por tanto, hermanas de las Furias, de los Gigantes y de la propia Afrodita. La más importante y conocida de todas ellas era Melia.
Habría que destacar también que de los fresnos de las melíades surgiría la raza de la llamada Edad de Bronce.
Las melias pertenecían a una clase de hermandades cuya naturaleza era aparecer en conjunto, y son invocadas en plural, aunque los mitos genealógicos (especialmente la Teogonía de Hesíodo) solían darles nombres individuales, como Melia, pero éstos son claramente secundarios.
Los fresnos de muchas especies exudan una sustancia azucarada que los antiguos griegos denominaban méli (“miel”). Segín el Himno a Zeus de Calímaco, estas ninfas de los Montes Dikti ayudaron a cuidar al pequeño dios poco después de haber nacido.
Las melias solían considerarse, además, ninfas protogonas por haber sido hijas del Cielo y la Tierra. En ocasiones se alude a ellas como las “ninfas más antiguas”, y por ser una de las primeras entidades en errar libremente en la naturaleza salvaje.
Melia era la más célebre de todas ellas. Con su hermano, el dios-río ínaco fue madre de Ío y Foroneo. En otras versiones también se defendía que fueron los padres de Egialeo, Micena, Argos, Pelagos y Caso. Y aún en otras, se decía que era la madre de Ámico con el gran Poseidón.
ALSEIDES (flores)
En la mitología griega se le llama alseides a las ninfas que habitan las flores. Este tipo de ninfas suelen verse identificadas con la imagen típica de las hadas, aunque las alseides muestran una actitud vengativa cuando sus espacios naturales son profanados por humanos.
DRÍADES (bosques)
En la mitología griega, las Dríades son las ninfas de los robles en particular y de los árboles en general.
NÉFELES (ninfas de las nubes y la lluvia)
En la mitología griega las Néfeles eran las ninfas de las nubes y la lluvia. Se las representaba, al igual que a sus hermanas las náyades, como hermosas jóvenes que vertían el agua de sus cántaros desde el cielo.
OCÉANIDES (hijas de Océano; cualquier agua, normalmente salada)
En las mitologías griega y romana las Oceánides eran unas ninfas hijas de Océano y Tetis. Cada una de ellas estaba asociada a una fuente, estanque, río o lago. Eran hermanas de las Oceánidas (o Potamoi), dioses de los ríos.
AULONÍADES (pastizales)
Las auloníades (del griego clásico aulon, ‘valle’, ‘quebrada’) eran las ninfas que podían hallarse en los pastos de las montañas y los valles, a menudo en compañía de Pan, el dios de los pastores y los rebaños.
ORÉADES (montañas, montes; forman el cortejo de Artemisa)
Según la mitología griega, las Oréades son las ninfas que custodian y protegen las grutas y las montañas. Una de las oréades más famosas fue Eco que, privada por la diosa Hera, de la facultad de hablar, sólo podía repetir las últimas palabras de lo que se le decía.
LIMNÁTIDES (lagos)
En la mitología griega, las Limnátides o Limnades eran un tipo de ninfa. Vivían en lagos y ciénagas peligrosos.
TRÍAS (ninfas proféticas de la miel)
En la mitología griega, las Trías eran las tres ninfas hermanas que vivían en el Parnaso y eran las ninfas que presidían la adivinación mediante guijarros que se arrojaban a una urna. En el Himno homérico IV a Hermes, Apolo dice haber tenido como maestras de adivinación a tres muchachas-abejas, que los estudiosos del tema identifican con las Trías. En un principio estas ninfas criaron al dios Apolo, a cuyo servicio quedaron luego… Son ninfas aficionadas a la miel, que les ofrecían quienes venían a consultarlas.
CORÍCIDES O CORICIAS (cuevas, son las musas clásicas)
En la mitología griega las musas eran, según los escritores más antiguos, las diosas inspiradoras de la música y, según las nociones posteriores, divinidades que presidían los diferentes tipos de poesía, así como las artes y las ciencias. Originalmente fueron consideradas ninfas inspiradoras de las fuentes, cerca de las cuales eran adoradas, y llevaron nombres diferentes en distintos lugares, hasta que la adoración tracio-beocia de las nueve Musas se extendió desde Beocia al resto de las regiones de Grecia y al final quedaría generalmente establecida.
LAS PARCAS
Las parcas son las diosas del destino. Son tres hermanas hilanderas que personifican al nacimiento, el matrimonio y la muerte. Escribían el destino de los hombres en las paredes de un enorme muro de bronce y nadie podía borrar lo que ellas escribían. Se llamaban Cloto, Láquesis y Atropos. Las tres se dedicaban a hilar. Luego cortaban el hilo que medía la longitud de la vida con unas tijeras. Ese corte fijaba el momento de la muerte. Ellas hilaban lana blanca y entremezclaban hilos de oro e hilos de lana negra.
Los hilos de oro significaban los momentos dichosos en la vida de las personas y la lana negra significaban los períodos tristes.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

EL UNIVERSO POR DESCUBRIR

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Quisiera presentar mi blog, en el cual voy a adentrarme en el mundo digital del Misterio exponiendo mis ideas, noticias y sobre todo queriendo compartir con todos ustedes mis inquietudes y mis conocimientos sobre algunos temas que me apasionan los cuales hago un llamamiento para intercambiar impresiones y conocimientos, pondré toda clase de artículos relacionados con el mundo del Misterio, videos, fotos y un largo etc… No dudéis en comentar cualquier post y gustosamente se leerán y se intercambiaran conocimientos. Quiero poner en conocimiento de todos que es un blog para disfrutar de lo que nos apasiona y nos distrae, así que dejo por escrito que una de las normas será que cualquier comentario con ofensas hacia las personas que comenten o hacia cualquier persona que escribe en el blog será eliminado instantáneamente, así mismo rogaría se abstengan de escribir comentarios no relacionados con los post que se irán poniendo, creyendo que esto nos puede beneficiar a tod@s sin entrar en temas personales, recordar que es un blog sobre temas del Misterio es eso SOLO Misterio.
Muchas gracias y espero que disfrutéis con todos los post y podamos crecer juntos. Disfrutarlo como yo, al hacerlo.

¡Feliz blogueo!

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Blog implementado por C&M