EL UNIVERSO POR DESCUBRIR

Misterios, Ovnis, Mitología, Sucesos Paranormales, Historia, Leyendas, Conspiraciones, Militaria y Noticias.

Month: julio 2016 (Page 1 of 3)

1-13-15_flare_171-131-kwM--620x349@abc

LAS TORMENTAS MÁS INMENSAS DEL SISTEMA SOLAR

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Dejan en ridículo a los huracanes, ciclones y tifones de la Tierra. Se forman en planetas gigantes y sus vientos pueden llegar a ser supersónicos. Las más intensas se originan en el Sol y podrían acabar de golpe con los sistemas eléctricos.

Las más pequeñas: los huracanes

huracan-patricia-kwM--510x287@abc
Imagen de satélite del temido huracán Patricia, de categoría 5 y formado en 2015-Jeff Schmaltz/NASA

El Sistema Solar es un lugar extraordinario. Está habitado por planetas que llevan los nombres de poderosos dioses, como Júpiter, Saturno o Neptuno, y la naturaleza parece empeñada en hacer justicia a nombres tan rimbombantes. Cuando no están sacudidos por extraordinarios fenómenos meteorológicos, los planetas experimentan fuerzas asombrosas y curiosas que nos recuerdan lo afortunados que somos por vivir en la Tierra.

Ni siquiera el mismo Sol, del que dependen todos los planetas, está tranquilo. En el pasado era una fuente furiosa de radiación y fuego capaz de arrasar planetas enteros, y aún hoy en día estalla con cierta frecuencia y libera al espacio energías descomunales.

Por eso, el Sistema Solar es un lugar donde es frecuente que haya poderosas tormentas. Desde la pequeña Tierra, con sus favorables condiciones, a gigantes gaseosos, todos aquellos planetas en los que hay atmósfera experimentan la formación de vórtices, depresiones en las que los vientos se aceleran y los gases se sacuden. Y eso sin contar con la furiosa estrella que los alumbra; un Sol que a veces estalla en súpertormentas de plasma y radiación.

Vapor y viento frío

La Tierra, normalmente considerada como un edén para la vida en el que las temperaturas son suaves y las condiciones estables, está a salvo de la furia de los «dioses».

El 23 de octubre de 2015, el océano Pacífico fue testigo de ello. Una combinación explosiva de agua oceánica caliente y vientos capaces de elevar el vapor hasta cotas superiores, se convirtieron en aquella fecha en el combustible para un monstruo: el huracán Patricia.

huracan-patricia-gigante-kwM--510x286@abc
El poderosísimo huracán Patricia perdió fuerza al llegar a tierra- NASA

Pronto alcanzó la máxima categoría en la escala Saffir-Simpson, la 5, en la que se incluyen a los huracanes «catastróficos» capaces de derribar árboles y postes de luz, llevarse los tejados y tirar muros y dejar zonas enteras inhabitables durante semanas o meses. Las tormentas entran en esta categoría cuando sus vientos superan los 250 kilómetros por hora, pero Patricia llegó a los 325.

Además, según la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos) se convirtió en el huracán más intenso nunca registrado en el Pacífico Norte oriental y en las cuencas del Atlántico Norte. Con todo, la longitud máxima de la tormenta osciló entre los 2.000 y los 3.000 kilómetros.

Si bien es cierto que el registro de grandes huracanes, tifones y ciclones es muy incompleto y que no se remonta a muchos años atrás, Patricia parece ser una de las mayores tormentas que se han podido ver por el planeta al menos en la era actual.

tamano-planetas-kHGC--510x286@abcComparativa de los tamaños de los planetas del Sistema Solar. De izquierda a derecha: Júpiter, Urano, Saturno, Tierra, Marte, Mercurio, Venus y Neptuno- Planetary Lunar Institute

Pero, ¿es Patricia la mayor tormenta que ha sufrido el Sistema Solar? La respuesta puede empezar a intuirse si se echa un vistazo al tamaño de los demás planetas que pueblan el vecindario de la Tierra.

Neptuno: la oscura tormenta

neptunecompared-580x435-kwM--510x287@abcComparativa entre el Gran Punto Oscuro de Neptuno y la Tierra- NASA

Puede que el huracán Patricia fuera inmenso y que amenazara con ser catastrófico en la Tierra, con sus 2.000 o 3.000 kilómetros de longitud, pero en la escala del Sistema Solar no resulta impresionante en absoluto.

Tan solo hay que ir al más pequeño de los planetas gaseosos, Neptuno, para encontrarse una tormenta que lo supera con creces. Se trata del Gran Punto Oscuro, una depresión cuya longitud osciló entre los 6.600 y los 13.000 kilómetros y que, grosso modo, tuvo un tamaño comparable al de la Tierra entera, según la NASA.

punto-oscuro-kHGC--250x140@abc
El Gran Punto Oscuro, fotografiado por la Voyager 2 en 1989- NASA/JPL

Fue descubierta en 1989 gracias a la Voyager 2, y desde el principio se consideró que estaba acompañada por el «Scooter», una formación brillante en la base de la parte oscura.

Solo cinco años después, el Hubble no pudo encontrarla y se consideró que se había desvanecido. Pero en su lugar, se encontró otro punto oscuro en el hemisferio Norte de Neptuno,al que, con el tiempo, se incorporaron nuevos puntos oscuros.

Pero, ¿qué son estas tormentas en Neptuno? Según se cree, las tormentas oscuras son como agujeros en las partes bajas de la atmósfera y que tienen capacidad para permanecer estables durante meses, formando estructuras de tipo vórtice. Parecen estar asociadas a nubes más claras, compuestas de metano y formadas en capas más altas, que a su vez parecen adquirir forma cuando el gas asciende y se congela en las capas más altas, formando cristales.

Aunque son estables, los vórtices oscuros parecen disiparse cuando se acercan al ecuador y a través de mecanismos aún desconocidos. El último de ellos fue descubierto en mayo de este año, y por primera vez desde el año 2000. Gracias al telescopio Hubble, la NASA confirmó el hallazgo de un nuevo vértice oscuro en el hemisferio sur de Neptuno.

Vientos supersónicos

Gracias a estas grandes tormentas, Neptuno es el lugar donde se han medido, de forma indirecta, los vientos más rápidos del Sistema Solar. En teoría, alcanzan velocidades de hasta 2.000 kilómetros por hora, muy lejos de los 350 del huracán Patricia.

El rugido de Júpiter

p50142-kHGC--510x287@abc
Imagen de la Gran Mancha Roja tomada por la Voyager 1 en 1979- NASA/JPL

Si el sonido de las tormentas en la Tierra puede ser aterrador, ¿cómo será en Júpiter donde la gravedad es 2,5 veces superior a la terrestre y donde los vientos pueden llegar a los 640 kilómetros por hora?

En el interior de la Gran Mancha Roja, que recientemente fue noticia cuando se descubrió su papel como fuente de calor de la atmósfera del planeta, seguramente sea ensordecedor.

Se trata de una gran tormenta que mide entre 3 y 3,5 veces más que el diámetro de la Tierra. Por lo que sabemos, podría ser «eterna», porque ha estado ahí desde hace al menos 150 años, aunque ya en el siglo XVII los astrónomos a hablaban de un punto rojo en Júpiter.

Está formada por una masa giratoria de nubes que están más altas que el gas de los alrededores. Pero, por algún motivo, en las últimas décadas ha comenzado a encoger.

Jupiter-HST-A-1024x454-kHGC--510x286@abc
Proyección cilíndrica de la atmósfera de Júpiter, con la Gran Mancha Roja a la derecha- ASA, ESA, A. Simon (GSFC), M. Wong (UC Berkeley), and G. Orton (JPL-Caltech)

En algunos momentos su forma ovalada ha pasado a ser más circular, y a veces aparecen filamentos de gas en el interior del vórtice. El origen de su color parece estar en la presencia de compuestos de azufre o fósforo, y parece formarse a causa de la condensación de amoniaco en las capas más bajas de la atmósfera.

El hexágono del caos en Saturno

Saturno-kHGC--510x287@abc
Tormenta blanca formada en Saturno, en 2010- NASA/JPL

Incluso la Gran Mancha Roja del gigantesco Júpiter palidece ante una tormenta que amenazó con atravesar de lado a lado a Saturno. Ocurrió en diciembre de 2010 y duró hasta agosto de 2011. Se formaron claras y brillantes nubes a partir de un enorme vórtice y seis meses después se observó una intensa liberación de energía y de gas de etileno.

Apenas tres semanas después de la erupción de la tormenta, ya medía cerca de 9.700 kilómetros de alto y casi 18.000 de largo.

s2-1280-kHGC--510x286@abc
La tormenta fue evolucionando y aumentando su longitud. En 2011 se desvaneció- NASA/JPL

En otras ocasiones, se han registrado tormentas similares pero de menor tamaño, caracterizadas por vientos muy rápidos, de hasta 550 kilómetros por hora y normalmente más cercanas al polo norte del planeta. Parecen ocurrir con una periodicidad de 20 o 30 años.

SATURNO-HEXAGONO-kHGC--510x286@abc
Imagen tomada por la nave Cassini en 2012 de la tormenta hexagonal- NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

Aparte de estas, el polo Norte de Saturno está habitado por una gigantesca tormenta hexagonal, cuyo ojo del huracán mide, él solo, 2.000 kilómetros de ancho. Alrededor de él, se forman y circulan vórtices gigantescos que giran en sentido contrario al del vórtice principal.

Súpertormentas solares

640px-Magnificent_CME_Erupts_on_the_Sun_-_August_31-kHGC--510x287@abcRepresentación de una eyección de masa coronal y de una llamarada solar ocurridas el 31 de agosto de 2012- NASA Goddard Space Flight Center

Richard Carrington apenas tenía 33 años cuando contempló un evento que le cambió la vida. Era un astrónomo aficionado a dibujar las manchas solares que veía proyectadas en una pantalla que recogía la luz a través de un telescopio. Pero el 1 de septiembre de 1859, pudo ver cómo el Sol cambiaba.

Primero dos destellos luminosos aparecieron sobre un grupo de apelmazadas manchas solares. Los destellos crecieron rápidamente y adquirieron una forma curvada. Asombrado y con el pulso latiendo con fuerza, salió corriendo para buscar a algún testigo de aquel extraño espectáculo.

Justo antes del amanecer del día siguiente, los cielos de la Tierra despertaron con una sinfonía de colores rojos, verdes y morados. Las auroras boreales eran tan intensas que los periódicos podían leerse al amanecer como si fuera de día, tal como recoge la NASA. Este fenómeno, que suele darse cerca de los polos, por ser estas las regiones en las que el campo magnético es más fino, en esta ocasión llegó a latitudes tropicales, y pudo verse en Cuba, Bahamas o Jamaica.

Los telégrafos se estropeaban, y los operarios sufrían descargas. El papel se chamuscaba y, aunque se desconectara el suministro de electricidad, los aparatos podían seguir transmitiendo.

Esto, que la historia luego conoció como evento Carrington, fue la primera observación de una súpertormenta solar, una potentísima erupción que hoy en día pondría en apuros a una Tierra extremadamente dependiente de aparatos eléctricos.

Llamaradas

Aquel fenómeno fue causado por una Eyección de Masa Coronal (CME en inglés). Se trata de un fenómeno habitual en el Sol durante ciertos momentos de su vida, (durante los máximos de actividad solar, que se alcanzan cada 11 años) en los que su campo magnético se sacude y libera la tensión en ciertos puntos. Cuando eso ocurre, el plasma solar se libera de la superficie y sale despedido hacia el espacio, a unas velocidades que pueden ir desde los 20 kilómetros a los 3.200 por segundo.

Esta energía y esta materia pueden tardar en llegar a la Tierra normalmente unos cuatro días, pero durante el evento de Carrington apenas necesitaron unas 17,6 horas.

Normalmente, las CMEs ocurren a la vez que otro fenómeno, el de las llamaradas solares. Pero ambos tienen distintos efectos y naturaleza. Cuando el campo magnético libera en un punto la energía solar, se produce un intenso destello capaz de liberar cantidades abismales de energía, es lo que se conoce como llamarada solar. Estas llamaradas viajan a la velocidad de la luz y tardan ocho minutos en llegar a la Tierra. Son precisamente las que Carrington pudo ver en la pantalla situada bajo su telescopio.

Mientras que una llamarada puede afectar a las ondas de radio y a la pérdida de los sistemas de comunicación y navegación, las CMEs pueden crear auroras y provocar distorsiones magnéticas que pueden generar corrientes eléctricas y sobrecargas en redes de suministro o incluso destruir aparatos.

De momento, los científicos no pueden prevenir cuándo va a ocurrir una de estas súpertormentas, pero al menos pueden observarlas y avisar a las compañías eléctricas para que traten de evitar la sobrecarga de sus sistemas. Parece que hay que seguir atento al tiempo que hace ahí fuera.

Fuente ABC

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
5796ab97c36188f52f8b4608

DESCUBREN EN BOLIVIA LA HUELLA DE UN GRAN DINOSAURIO CARNÍVORO DE 80 MILLONES DE AÑOS

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

La huella, que fue hallada a 64 kilómetros al noreste de la ciudad de Sucre, pertenecía a un dinosaurio carnívoro y bípedo de unos 15 metros de altura.

Un grupo de paleontólogos ha descubierto en el sureste de Bolivia una huella de dinosaurio de unos 80 millones de años, informa ‘La Razón’. Se trata de una marca de 1,2 metros de diámetro que califican como “uno de los mayores hallazgos de este tipo” en Bolivia.

5796ab97c36188f52f8b4608

El dinosaurio que dejó la huella es un terópodo Alebisaurio, un dinosaurio “carnívoro, bípedo, característico del cretácico superior de hace unos 80 millones de años que debió haber tenido una altura de unos 15 metros”, según indica el investigador Omar Medina, de la Sociedad de Paleontólogos del departamento de Chuquisaca (Bolivia).

El científico precisó que el descubrimiento se produjo a 64 kilómetros al noreste de la ciudad de Sucre, una zona considerada como la meca de la paleontología. Según precisa Medina, en los últimos meses se hallaron en la misma área otros rastros de terópodos del tipo megaraptor.

5796b904c4618810228b4636Huellas de dinosaurio en Sucre, Bolivia, 29 de Abril de 2015.David MercadoReuters

El investigador boliviano señala que el hallazgo podrá ayudar a “determinar la ruta migratoria de los dinosaurios por Sudamérica y por nuestro país, así como conocer la megafauna de la zona”.

Fuente RT

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
578e3e2cc461880e0e8b4627

“AGARRADOS DE LA MANO DURANTE 5.000 AÑOS” ARQUEÓLOGOS RUSOS DESCUBREN UNOS RESTOS INUSUALES

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Los investigadores suponen que la pareja recibió sepultura junta en señal de amor, aunque existen dudas sobre si esas personas eran cónyuges o vivían en concubinato.

Un grupo de arqueólogos rusos ha encontrado enterrados a un hombre y una mujer que se encuentran agarrados de las manos y están engalanados con unos anillos y una daga de jade, informa ‘The Syberian Times’. Los investigadores suponen que la pareja recibió sepultura junta en señal de amor, aunque existen dudas sobre si esas personas eran cónyuges o vivían en concubinato.

578e3e2cc461880e0e8b4627

Los restos del hallazgo se encuentran en Canadá para realizar la datación por radiocarbono y determinar la fecha exacta en que se produjo el soterramiento. Sin embargo, los especialistas rusos estiman que las muertes tuvieron lugar hace 4.500 o 5.000 años y que esas personas vivieron durante la cultura Glazkov, en la Edad del Bronce.

Junto a los esqueletos, en la tumba había varias joyas. Así, el hombre tenía cuatro anillos de jade blanco —uno sobre su ojo izquierdo y otros tres sobre su pecho—, mientras que la mujer tenía a su lado una daga de 13 centímetros de largo y siete de ancho. Además, alrededor del cráneo y de los pies del varón había colgantes hechos con dientes de ciervo, que podrían haber decorado su sombrero y su calzado, y entre sus rodillas había una bolsa de cuero con un objeto metálico.

Screenshot

La fosa se encuentra cerca del lago Baikal, en una localidad a unos 250 kilómetros de la ciudad de Irkutsk (Siberia, Rusia). Los arqueólogos tienen la intención de continuar los trabajos porque esperan encontrar más tumbas. Presuntamente, ese lugar acogía ritos religiosos y tenía un significado sagrado para las personas que vivían en la región.

Fuente RT

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
hydrothermalvent_1024-kyzB--620x349@abc

ASÍ ERA LUCA, EL PRIMER SER VIVO DE LA TIERRA

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Fue un microorganismo muy simple y que probablemente vivió hace unos 4.000 millones de años junto a una chimenea hidrotermal

Su nombre es LUCA («Last Ultimate Common Ancestor», el último antepasado común) y es el organismo del que descendemos todos los seres vivos de la Tierra. Durante décadas, los investigadores han tratado de determinar las características de este ser excepcional, y los mecanismos que le permitieron “estrenar” y propagar la vida tal y como la conocemos.

hydrothermalvent_1024-kyzB--620x349@abc

Ahora, y gracias a un estudio recién publicado por un equipo de investigadores alemanes en «Nature Microbiology», estamos más cerca que nunca de tener un «retrato genético» de LUCA. Aunque no todos están del todo convencidos de su exactitud. Según el estudio, nuestro primer antepasado fue un microorganismo muy simple y que probablemente vivió hace unos 4.000 millones de años junto a una chimenea hidrotermal en el fondo de los primitivos océanos terrestres.

El «retrato» se obtuvo tras el estudio y clasificación sistemática de más de seis millones de genes, de los que los investigadores extrajeron los 355 que creen que pudieron pertenecer a LUCA. Los genes, en efecto, cambian en el tiempo de una forma que puede preveerse y calcularse, lo que significa que comparar secuencias genéticas de organismos vivientes puede permitir a los científicos formular hipótesis sobre criaturas que no hay forma de estudiar directamente.

Por eso, el equipo dirigido por William Martin, de la Universidad alemana Heinrich Heine, se centró en los genes de los dos mayores (y más antiguos) grupos de organismos unicelulares que existen: bacterias y arqueas. Según afirman en «Nature Microbiology», es muy probable que LUCA perteneciera a una de estas dos grandes familias.

Con todo ese material en la mano, los investigadores construyeron árboles filogenéticos (similares a un árbol genealógico) para cada uno de los genes evaluados, y determinaron cuáles de ellos estaban presentes tanto en bacterias como en arqueas. De ese modo, identificaron hasta 355 genes comunes y que, por lo tanto, debieron pertenecer a un antepasado común de ambos grupos.

Un organismo muy simple

Los 355 genes sugieren que LUCA fue un organismo muy simple que podía sobrevivir sin oxígeno, obteniendo energía a partir del dióxido de carbono, hidrógeno y otros gases calientes expulsados por la Tierra a través de fisuras en la corteza terrestre en el fondo del océano. LUCA, además, poseía una enzima que le permitía sobrevivir a temperaturas muy elevadas, incluso de varios cientos de grados, y que la hacía dependiente de los elementos metálicos, como el hierro. Organismos parecidos abundan aún en la actualidad, y resulta curioso pensar que su existencia se consideraba imposible hasta hace apenas cuarenta años, cuando aún se pensaba que todas las formas de vida necesitaban luz y oxígeno para sobrevivir.

Sin embargo, y aunque LUCA es nuestro antepasado más antiguo, no tuvo por qué ser, necesariamente, el primer ser vivo de la Tierra, sino el más afortunado de todos los que había, el que consiguió sobrevivir y perpetuarse para llegar a ser el «padre» de todos los seres vivientes que hoy pueblan nuestro planeta.

Otros investigadores, aún más escépticos, no creen que la vida pudiera surgir espontáneamente alrededor de las fuentes hidrotermales oceánicas, y apuestan más bien por la posibilidad de que surgiera en pozas de agua superficiales, donde los rayos ultravioleta pudieron poner en marcha las reacciones químicas necesarias.

Martin, por su parte, afirma que el genoma reconstruido de LUCA no incluye ninguna de las codificaciones genéticas necesarias para la síntesis de energía a partir de la luz, sino solo las que se necesitan para alimentarse, exclusivamente, de energía química, cosa que hacía sin problema en la oscuridad de las profundidades marinas.

Comprender la historia de los organismos

Y sobre la cuestión de si pudo haber otros organismos anteriores a LUCA que no lograron perpetuarse, Martin responde con un simple «sí, es posible, pero no estoy seguro de que podamos hacer investigación de ningún tipo a partir de preguntas como esa». Sin evidencia fósil ni herencia genética alguna, lo que pudiera suceder antes de LUCA es algo que jamás podremos averiguar.

«El objetivo de la biología evolutiva -concluye Martin- es comprender la historia de los organismos que conocemos. Solo cuando hayamos terminado con eso podremos empezar a preocuparnos de los que podemos imaginar».

Fuente ABC

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
foto-imagenes-escalofriantes-kQSC--620x349@abc

DIEZ ESCALOFRIANTES IMÁGENES QUE NADIE HA SIDO CAPAZ DE EXPLICAR

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Un monstruo marino, un misterioso astronauta, rostros que aparecen de la nada…

En una época en que los montajes y el Photoshop están a la orden del día, cualquier fotografía o vídeo que muestre un fenómeno extraño queda automáticamente bajo sospecha. Sin embargo, esto no siempre ha sido así. Antes de la explosión del desarrollo tecnológico, no hace tanto tiempo, las imágenes eran más difíciles de manipular, por lo que de algún modo eran más fiables, más creíbles. De ahí el interés hacia ciertas fotos, tomadas años atrás y que exponen misterios a los que nadie ha logrado dar explicación.

El blog The Richest ha utilizado su canal de YouTube para publicar y difundir un vídeo en que presenta diez de las imágenes indescifrables más conocidas. La recopilación que se ha convertido en todo un clásico de la red, con más de 57 millones de reproducciones y 11.500 comentarios. Seguro que un escalofrío recorre tu cuerpo al ver algunas de ellas, mientras que otras no harán más que despertar tu escepticismo.

En primer lugar conocemos a Lady Babushka, una mujer que presuntamente filmó un vídeo durante el asesinato de John F. Kennedy en 1963 y que nunca llegó a ser encontrada ni identificada. A continuación están las luces de Hessdalen, un curioso fenómeno que tiene lugar en un valle noruego. En las fotografías tomadas allí aparecen con frecuencia curiosas luces cuyo origen está todavía por aclarar. En tercera posición tenemos a un primo lejano de Nessie, el monstruo marino de Hook Island.

También es famoso el astronauta del fiordo de Solway, una singular figura que surgió de la nada en la foto que un padre tomó a su hija en Burgh Marsh, Inglaterra. Más antiguos son los fantasmas del SS Watertown, dos marineros de un barco petrolero que murieron en 1924 y supuestamente aparecieron ante la tripulación durante los días siguientes. En 1960 están los orígenes de la historia del satélite Caballero Negro, que para muchos no es más que un mito alimentado por los amantes de las teorías de la conspiración.

Lo mismo sucede con la foto de la familia Copper y el cuerpo colgante, muy probablemente una falsificación moderna. Alguna duda más existe en torno a la Geophone Rock, una fotografía tomada en la luna por el Apolo 17, en la que se ve algo similar a una pirámide. En el célebre retrato del escuadrón Goddard encontramos otro presunto fantasma. Y por último, el relato más reciente, el de la muerte de Elisa Lam, con un vídeo de una cámara de seguridad que te hará contener la respiración.

Fuente ABC

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
5791d79dc36188ef078b4583

DESAPARECE DEL RADAR UN AVIÓN DE LA FUERZA ÁEREA INDIA CON 29 PERSONAS A BORDO

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Un avión An-32 de la Fuerza Aérea de la India con 29 personas a bordo, seis de las cuales son miembros de la tripulación, ha desaparecido del radar este viernes, informan medios locales. El último contacto por radar se realizó a las 8:46 de la mañana (hora local). Se reporta que la pérdida de la señal del radar pudo deberse al mal tiempo.

El avión despegó a las 9:00 de la mañana (hora local) de la base Tambaram, ubicada en la ciudad de Chennai, en el sureste de la India, en dirección a la ciudad de Port Blair, ubicada en las Islas Andamán. La hora estimada de llegada era a las 11:30 (hora local). La nave tiene una autonomía de cuatro horas.

La Armada, la Fuerza Aérea y la Guardia Costera han puesto en marcha una operación masiva de búsqueda para localizar el avión desaparecido en la bahía de Bengala a lo largo de la trayectoria del vuelo. Así, han salido en su busca aviones P-8 y Dornier 228 y cuatro barcos (Karmukh, Gharial, Jyoti y Kuthar).

Fuente RT

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
Xgalaxia-k0II--620x349@abc

¿POR QUÉ EL CENTRO DE NUESTRA GALAXIA ESTÁ “MARCADO” POR UNA ENORME X?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Un equipo formado por dos astrónomos ha logrado aportar la mayor evidencia hasta ahora de su existencia.

Un equipo formado por dos astrónomos ha logrado aportar la mayor evidencia hasta ahora de la existencia de una enorme “X” hecha de estrellas en el centro de la Vía Láctea, nuestra galaxia. Una serie de observaciones previas ya sugerían que esta extraña marca en forma de “X” existía, pero nadie había conseguido observarla directamente. Otros astrónomos habían incluso negado su existencia, afirmando que la misteriosa “X” de nuestro centro galáctico podría explicarse de otras formas.

“Había una auténtica controversia sobre si esta estructura en forma de X existía realmente -afirma Dustin Lang, del Instituto Dunlap de stronomía y Astrofísica de la Universidad de Toronto y coautor del estudio-. Pero nuestro trabajo permite tener una excelente visión del centro de nuestra galaxia. Y creo que aporta una evidencia excelente de que esa enorme X es real”.

Los resultados de la investigación aparecen en el número de Julio de Astronomical Journal. La autora principal, Melissa Ness, es investigadpra del Instituto Max Planck de Astronomía en Heildelberg, Alemania.

La Vía Láctea es una galaxia del tipo espiral barrada, un enorme disco de cerca de 100.000 años luz de diámetro hecho de polvo, gas y cientos de miles de millones de estrellas individuales. Pero no se trata de un simple disco en rotación. De hecho, cuenta con dos grandes brazos espirales que le confieren su aspecto de barra con dos prolongaciones que giran alrededor de un abultamiento central repleto de estrellas. Igual que sucede en otras galaxias, la zona central de la Vía Láctea se asemeja a una caja rectangular, o a un cacahuete, cuando se ve (como lo vemos) desde dentro del plano de la propia galaxia. Y la enigmática estructura en forma de X forma parte, precisamente, de esa protuberancia.

Xgalaxia-k0II--620x349@abc

Proceso de formación

Los astrónomos creen que el bulbo central pudo formarse de dos formas diferentes: bien cuando la Vía Láctea se fusionó con otras galaxias; o sin necesidad de ayuda externa y como consecuencia de la dinámica de la propia “barra” en el disco galáctico. Lang y Ness se quedan con la segunda opción, que cuadra mejor con la presencia del abultamiento en forma de cacahuete y con la gigantesca X galáctica.

Los investigadores han conseguido obtener la visual más clara hasta ahora del núcleo de la Vía Láctea, tras analizar exhaustivamente los datos del Wide Field Infrared Survey Explorer (WISE), un telescopio espacial lanzado por la NASA en 2009. Antes de terminar su misión en 2011, WISE dedicó mucho tiempo a observar el cielo en infrarrojos, y obtuvo imágenes de unos 750 millones de galaxias, estrellas y asteroides.

“La protuberancia central es una de las pistas más importantes sobre la formación de la Vía Láctea -asegura Ness-. Si logramos entenderla, también entenderemos los procesos clave que formaron y modelaron nuestra galaxia. De hecho, la forma del abultamiento nos habla de cómo la Vía Láctea llegó a formarse. Y en nuestras imágenes vemos con toda claridad tanto ese abultamiento como la estructura en forma de X”.

Ness fue quien vio primero la marca de la X y reconoció de inmediato su importancia. De hecho, lo primero que hizo fue enviar un tweet a Lang. “Organizamos un encuentro en una conferencia a la que ambos asistiríamos -explica el investigador- Y nuestro trabajo surgió de ese encuentro”.

Fuente ABC

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
120159-kQ--620x349@abc

DOS PLANETAS EXTRASOLARES, MÁS CERCA DE SER HABITABLES

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Son rocosos, tienen atmósferas compactas y giran alrededor de una estrella enana y fría a «solo» 40 años luz de la Tierra.

Hace poco más de un mes, el pasado 2 de mayo, científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y de la Universidad de Lieja, en Bélgica, anunciaban el hallazgo de tres planetas del tamaño de la Tierra potencialmente habitables que orbitan una estrella enana y muy fría a solo 40 años luz de nosotros. Ahora, en un artículo publicado en la revista Nature, ese mismo grupo informa de que los dos planetas interiores del sistema son principalmente rocosos, como el nuestro, un dato que refuerza aún más la posibilidad de que esos mundos puedan albergar vida. Los investigadores también han determinado que las atmósferas de ambos planetas parecen compactas, similares a las de la Tierra, Venus y Marte.

Los científicos, dirigidos por Julien de Wit, del Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del MIT, llegaron a esta conclusión apenas unos días después de anunciar el descubrimiento del sistema planetario.

El 4 de mayo, el equipo aprovechó la oportunidad de poder utilizar el telescopio espacial Hubble de la NASA y apuntó a la estrella del sistema, Trappist-1 -llamada así por el telescopio con el que fue descubierta originalmente, Trappist-, para observar un evento raro: un doble tránsito, el momento en el que dos planetas pasan casi simultáneamente frente a su estrella. «Ahora, por primera vez, tenemos observaciones espectroscópicas de un doble tránsito, lo que nos permite obtener una visión sobre la atmósfera de ambos planetas (Trapist-1 b y c) al mismo tiempo», dice De Wit.

«Los datos resultaron ser prístinos, absolutamente perfectos, y las observaciones fueron las mejores que podríamos haber esperado. Sin duda, la fuerza estaba con nosotros», bromea.

120159-kQ--620x349@abc

Una señal rocosa

Los científicos observaron los descensos en la luz de la estrella sobre un estrecho rango de longitudes de onda que resultó no variaban mucho. Si los descensos hubieran variado significativamente, habrían demostrado que los planetas tienen atmósferas ligeras, grandes e hinchadas, similares a las del gigante gaseoso Júpiter.

Pero ese no era el caso. En lugar de ello, los datos sugieren que ambos planetas en tránsito tienen atmósferas más compactas, similares a las de los planetas rocosos como la Tierra, Venus y Marte.

«Los escenarios posibles son: algo similar a Venus, donde la atmósfera está dominada por el dióxido de carbono; una atmósfera similar a la de la Tierra con nubes pesadas, o incluso algo parecido a Marte con un ambiente empobrecido. El siguiente paso es tratar de desentrañar todos estos posibles escenarios que existen para estos planetas terrestres», dice el investigador.

La estrella del sistema planetario, Trappist-1, es conocida como una estrella enana muy fría, un tipo de estrella que es típicamente mucho más fría que el Sol. Los científicos creen que los sistemas planetarios alrededor de estas pequeñas estrellas son los únicos en los que pueden detectar vida con la tecnología disponible. Así que ahí es donde hay que empezar a mirar.

Los investigadores han formado un consorcio llamado Speculoos (Search for habitable Planets Eclipsing ULtra-cOOl Stars) para construir cuatro versiones más grandes del telescopio Trappist en Chile, con el objetivo de centrarse en las estrellas enanas ultra frías más brillantes en el cielo sobre el hemisferio sur. Los investigadores también están tratando de recaudar dinero para construir telescopios en el cielo del norte. «Cada telescopio cuesta aproximadamente 400.000 $, el precio de un apartamento en Cambridge», dice De Wit.

Estos telescopios se utilizarán para identificar candidatos a planetas que podrían ser habitables, para luego pasar a observaciones más detalladas usando otros «ojos» de gran alcance, como los espaciales Hubble o el futuro James Webb de la NASA, que verá su primera luz en octubre de 2018. Con esos instrumentos, no solo se sabrá qué tipo de atmósfera tienen planetas como los de Trappist-1, sino también que es lo que esconden en su interior. Y eso, como bien dice De Wit, «es muy emocionante».

Fuente ABC

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
puenting-irun-kU0-U2016963322605G-490x578@Diario Vasco

UNA BROMA DE UNA DESPEDIDA DE SOLTERO EN IRUN QUE ARRASA EN LAS REDES SOCIALES

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Si te quieres divertir un rato te animamos a que veas el vídeo ya que la risa es saludable.

Dejar la vida de soltero para iniciar una vida de casado no es fácil. Se deben cambiar muchos hábitos, amoldarse a otra persona, aprender a convivir, etcétera. Por ello las personas más allegadas quieren mostrar su apoyo al futuro novio, o novia. ¿Y cómo lo hacen? Saliendo de fiesta. Esta es la, temida, despedida de soltero. Los amigos creen que este es el mejor método para ayudar a dar el salto, el empujón final. Y nunca mejor dicho. (¿Se acuerdan de ‘Resacón en Las Vegas’?).

Es exactamente eso lo que una pandilla de Irún (Guipúzcoa) le organizó a su amigo. Los compañeros decidieron organizarle una despedida de soltero fuera de lo común. ¿Qué mejor manera de ayudarle a dar el paso final que empujándole, literalmente, debieron de pensar?

El grupo de amigos decidió vendar los ojos y cubrir el rostro del novio, para desubicarle. Además de colocarle unos calzoncillos rojos con estrellas y una capa verde, como si de Superman se tratase. Hasta ahí todo normal.

POR MOMENTOS, MÁS NERVIOSO

La excepción de esta despedida consistió en que el novio debía hacer puenting. Los amigos organizaron, con toda profesionalidad, los preparativos oficiales de ese deporte de alto riesgo: arnés, cuerdas, etcétera. Mientras el inocente novio se iba poniendo nervioso, por momentos. El joven se agarraba fuertemente a la barandilla y suplicaba a sus amigos presentes que no le soltaran. Pero el salto al vacío era inminente. Los compañeros iniciaron la cuenta atrás.

El novio, pensándoselo muy mucho, y esgrimiendo un grito de terror, saltó. Cayendo, de golpe, en el pavimento. Todo era una broma. El salto en realidad lo había realizado desde el bordillo de la acera, hasta el asfalto. Y no desde un puente muy alto.

Después de la arriesgada pericia, las carcajadas del grupo de amigos inundan la calle de la ciudad de la comarca del Bidasoa. El pobre novio se queda inicialmente, estupefacto, en el suelo. Pero una vez pasado el susto empieza a reírse también sin parar.

 Fuente El Periódico
Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
578f85d2c36188fb0f8b45f9

¿PERTENECE A UN EXTRATERRESTRE LA EXTRAÑA CALAVERA HALLADA EN DINAMARCA?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Los investigadores del Colegio Veterinario de Copenhague concluyeron que, aunque “tiene mucha similitud con mamíferos, unos rasgos hacen imposible catalogarlo entre los animales del taxonomía de Linneo”.

578f85d2c36188fb0f8b45f9

En la isla danesa de Sealand fue hallada una extraña calavera, un 50% más grande que el cráneo humano y con enormes cavidades orbitarias. Unos trabajadores que estuvieron realizando excavaciones en el año 2007 bajo una antigua casa, de hace unos 100 años, hicieron el inesperado descubrimiento.

Hasta el año 2010 el cráneo, “similar la calavera de un extraterrestre” seguía sin estudio científico, informa el diario ‘Express’. Más tarde los investigadores del Colegio Veterinario de Copenhague concluyeron que, aunque “tiene mucha similitud con mamíferos, unos rasgos hacen imposible catalogarlo entre los animales del taxonomía de Linneo”.

La posterior datación por radiocarbono, realizada en la Universidad de Niels Bohr en la capital danesa, comprobó que el cráneo tiene unos 800 años, lo que solo añadió más misterio a la historia. Las excavaciones posteriores en el lugar del hallazgo no aportaron nada a la resolución del enigma: solo encontraron huesos de animales y herramientas del período Neolítico.

Afirman también, que el hallazgo “extraterrestre” puede ser vinculado con la orden secreta denominada ‘Pegasus Light’, radicada en la misma isla danesa. Establecieron la organización en el siglo XIV y entre sus miembros se mencionan a William Shakespeare y Thomas Jefferson.

Fuente RT

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Page 1 of 3

Blog implementado por C&M