EL UNIVERSO POR DESCUBRIR

Misterios, Ovnis, Mitología, Sucesos Paranormales, Historia, Leyendas, Conspiraciones, Militaria y Noticias.

Category: Sin categoría

SOCIEDADES SECRETAS – CONCEPTOS BASICOS

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
tumblr_nl4oz69kk41u7m9opo1_1280

LA MIRADA DEL ASESINO PELIRROJO DE 13 AÑOS “ERIC SMITH”

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Al niño mayor no le resultó difícil obligar al apacible Derrick, de 4 años, a que le acompañara a una zona boscosa, donde fue objeto de las perversiones de Eric Smith. Hoy en día, el joven reclama sin éxito que se le conceda la libertad condicional

A Eric Smith le gustaba pasar tiempo con sus abuelos, Red y Edie Wilson, que le tenían como un niño especialmente cariñoso y endulzado en sus rasgos por el color pelirrojo de su pelo y sus pecas. El corresponsal del diario ABC en Nueva York entonces, Juan Vicente Boo, lo definiría en su crónica como un «Tom Sawyer» en versión pelirroja con «el aspecto de no haber roto un plato» en toda su vida. Pero fueron precisamente esos rasgos dulces los que convirtieron a Smith en el blanco del acoso de los matones en la escuela. Cuando llegó a la adolescente, Smith apenas tenía amigos en Steuben, un pequeño pueblo en el oeste de Nueva York, su carácter era reprimido y se le veía constantemente pedalear solo en su bicicleta.

Durante el verano del 1993, los padres de Eric Smith quisieron que su hijo asistiera a un campamento de verano y pudiera así relacionarse con otros niños. Allí, el 2 de agosto de 1993, Eric Smith se alejó en su bicicleta por los alrededores y halló en un parque cercano a un niño de 4 años de edad. Derrick Robie también se encontraba jugando solo al fútbol, apenas a dos manzanas de su casa, equipado únicamente con un bocadillo y un refresco. «Fue la primera vez que le dejé ir solo a algún sitio», recordaría años después la madre del menor.

Al niño mayor no le resultó difícil obligar al apacible Derrick a que le acompañara a una zona boscosa. Lejos de los ojos del vecindario, Smith estranguló al pequeño con sus propias manos y, cuando el niño de cuatro años se encontraba moribundo, le introdujo en la boca la bola aplastada de lo que minutos antes fue un bocadillo envuelto en plástico.

A continuación, el niño pelirrojo levantó en el aire una piedra de doce kilos y la arrojó varias veces sobre la cabeza del menor. Una piedra más pequeña le sirvió para provocarle otra lesión en el pecho. El niño ya estaba muerto, pero Eric Smith siguió maltratando su cuerpo. Tras arrojar un refresco sobre el cadáver, el niño pelirrojo le bajó los pantalones y, «en un último acto de sadismo, introdujo un palitroque a través del recto», como describió el corresponsal de ABC en su artículo. Como si nada hubiera sucedido, Eric volvió al campamento a seguir jugando.

tumblr_nmzus2wkyr1uqe4opo4_1280

«Síndrome explosivo intermitente»

Alrededor de las 11:00 horas, la madre del niño, Doreen Robie fue al parque a recoger a su hijo, solo para descubrir que no estaba allí. Después de cuatro horas de investigación, se encontró el cuerpo y el caso se convirtió en una noticia de alcance nacional por el sadismo empleado. En los siguientes días, Eric fue uno más de los niños interrogados del campamento e incluso fue él mismo quien se dirigió primero a los agentes. La Policía concluyó que el pelirrojo había sido el último en ver con vida a la víctima y, de modo repentino, él mismo lo confesó todo sin mostrar remordimiento. El rastro dejado por el adolescente, no en vano, dejaba poco lugar a las dudas. Después del asesinato, había dejado las gafas tiradas cerca y había marcas de sangre en el espejo de su lavabo.

Un año después del crimen, Smith, de 14 años de edad, fue juzgado como un adulto según las leyes de Nueva York. Durante el juicio, el abogado defensor argumentó que su cliente no era responsable de sus actos y sufría un trastorno mental, que le llevó a matar en un arranque de rabia patológica y sin provocación; es decir, «síndrome explosivo intermitente» debido a tantos años de acoso escolar e ira reprimida. Un argumento que sus padres corroboraron. Ya en otra ocasión –narraron ante el juez– Erik había experimentado un ataque de violencia súbito en casa. El niño desató su ira golpeando un árbol hasta que le sangraron los nudillos.

Un psiquiatra explicó en el juicio que la madre de Eric tomó un fármaco antiepiléptico durante el embarazo que pudo haber causado problemas al feto. Al precoz asesino le describió como un niño de un bajo coeficiente de inteligencia, serios problemas de autoestima personal y un defecto físico en las orejas que le reportaba bromas pesadas de sus compañeros de escuela (defecto causado por el medicamento). Otros testigos de la defensa dijeron que el padrastro del muchacho lo había maltratado físicamente. Sin entrar en el origen de su comportamiento, el fiscal John Tunney se limitó a presentar al joven tal y como había actuado, un pequeño sádico, que cometió un horrendo crimen a sangre fría y «disfrutando» en el proceso.

Sin remordimiento por su crimen

Nada de lo dicho por la defensa sirvió para rebajar la pena. Los seis hombres y seis mujeres del jurado rechazaron que una posible enfermedad mental le eximiera de culpa y, aunque fuera de verdad un muchacho enfermo, lo más recomendable era limitar su libertad para evitar otros ataques explosivos. Tras siete horas deliberando, el jurado declaró a Eric Smith culpable de asesinato en segundo grado, lo que se tradujo en la pena máxima entonces disponible para asesinos menores de edad: un mínimo de nueve años a cadena perpetua en prisión.

Mientras el menor permanecía impasible escuchando que iba a pasarse la vida en la cárcel, la madre del joven asesinado lanzó un sollozo y se abrazó con su marido. La abuela se desmayó en plena sala.

smith635959128400777348-eric-smith-mug-14
Fotografías de Eric Smith.

Eric Smith cumplió parte de su condena en un reformatorio hasta que alcanzó la mayoría de edad, en 2001, momento en el que fue trasladado a una prisión ordinaria. En la prisión de seguridad intermedia de Collins, en el Condado de Erie, desde hace una década trata de que se le conceda la libertad condicional. Por octava vez consecutiva, se le negó la libertad condicional el pasado mes de abril. Su obstáculo para lograr salir es que Eric debe demostrar que siente remordimientos por lo que hizo y hasta ahora ha sido incapaz de convencer a los tribunales de ello. De lo contrario, Eric Smith seguirá indefinidamente en prisión

Smith ha basado estos años su discurso en que la ira había ido germinando en su interior a causa de los abusos sufridos en el colegio: «Empecé a creer que yo no era nada ni nadie. Sentí que cuando iba a la escuela iba al infierno, porque eso es lo que era para mí…». Sin embargo, cuando se le ha preguntado por qué cometió el asesinato la respuesta siempre ha sido igual de ambigua: «Porque en vez de herirme a mí, el daño se lo estaban haciendo a otra persona por una vez». Sobre si disfrutó durante el asesinato, la contestación de Eric no deja lugar a dudas incluso hoy: «En ese momento, sí».

Fuente ABC

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
5791d79dc36188ef078b4583

DESAPARECE DEL RADAR UN AVIÓN DE LA FUERZA ÁEREA INDIA CON 29 PERSONAS A BORDO

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Un avión An-32 de la Fuerza Aérea de la India con 29 personas a bordo, seis de las cuales son miembros de la tripulación, ha desaparecido del radar este viernes, informan medios locales. El último contacto por radar se realizó a las 8:46 de la mañana (hora local). Se reporta que la pérdida de la señal del radar pudo deberse al mal tiempo.

El avión despegó a las 9:00 de la mañana (hora local) de la base Tambaram, ubicada en la ciudad de Chennai, en el sureste de la India, en dirección a la ciudad de Port Blair, ubicada en las Islas Andamán. La hora estimada de llegada era a las 11:30 (hora local). La nave tiene una autonomía de cuatro horas.

La Armada, la Fuerza Aérea y la Guardia Costera han puesto en marcha una operación masiva de búsqueda para localizar el avión desaparecido en la bahía de Bengala a lo largo de la trayectoria del vuelo. Así, han salido en su busca aviones P-8 y Dornier 228 y cuatro barcos (Karmukh, Gharial, Jyoti y Kuthar).

Fuente RT

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
cuantico-einstein-ke0G--620x349@abc

LAS PARTÍCULAS CUÁNTICAS VUELVEN A DERRIBAR EL “MUNDO FELIZ” DE EINSTEIN

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

El genio alemán inauguró la mecánica cuántica pero nunca aceptó sus paradojas, como que las partículas pudieran estar en varios sitios al mismo tiempo. Este mes, un nuevo artículo confirma que esto ocurre hasta a una distancia de 735 kilómetros

Aunque la historia situaría a Albert Einstein como el padre de la mecánica cuántica, la física que explica el comportamiento de lo más pequeño, en realidad él mismo se resistía a aceptarla y al final acabó convirtiéndose en uno de sus más firmes críticos. No se le puede culpar. Cuando cualquiera se acerca al mundo cuántico, se encuentra con una realidad difuminada, habitada por extrañas partículas que pueden estar en varios sitios a la vez o en varios estados al mismo tiempo. Además, el estado de estas partículas solo se define cuando alguien se decide a mirarlas. ¡Es de locos!

En este sentido, cuentan que una vez Einstein le preguntó a Niels Böhr: «¿De verdad crees que la Luna no está ahí cuando dejas de mirarla?». La experiencia cotidiana y la de Einstein dicen que las cosas están ahí aunque nadie las mire, y que de alguna forma están definidas de modo objetivo: la Luna es la Luna haya o no hombres para mirarla.

Pero la mecánica cuántica viene a decir que eso no pasa con las partículas. Durante decenas de años se ha concluido, al menos hasta que una nueva teoría lo contradiga, que en el mundo de los electrones o los fotones las propiedades no están definidas. Se dice que están superpuestas, lo que significa que ocurren al mismo tiempo y que es el observador es quien las define (la Luna está ahí y no está hasta que alguien la mira). Lo interesante es que este desafío a la realidad cotidiana se ha observado cada vez que los físicos se han atrevido a estudiar de cerca a la materia.

Un estudio que se publicará este mes en «Physical Review Letters» por parte de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) se ha sumado a todas las investigaciones que desafían al sentido común y que se adentran en el mundo cuántico. Ha confirmado de nuevo que los extraños fenómenos cuánticos ocurren en unas partículas llamadas neutrinos y, por primera vez, ha concluido que este efecto ocurre incluso a distancias gigantescas de cientos de kilómetros. De hecho, este trabajo ha batido un récord, y se puede decir que ha logrado comprobar que la mecánica cuántica ocurre a la mayor distancia hasta el momento.

MINOS_complete-ke0G--510x286@abc
Detector MINOS, usado en los experimentos y localizado en Minnesota

«Durante alrededor de 100 años, los físicos han usado la mecánica cuántica para darle sentido a la materia. Esta mecánica cuántica parece aplicarse sin problemas a objetos a escalas muy pequeñas (por ejemplo, los átomos son típicamente de uno a diez nanómetros de tamaño), y sabemos que esas ecuaciones de mecánica cuántica pueden explicar el comportamieto de los átomos», ha explicado a ABC David Kaiser, el primer autor del estudio. «Pero en nuestro último trabajo, hemos descubierto que debemos seguir usando la mecánica cuántica incluso cuando analizamos el comportamiento de objetos a distancias enormes, dentro de la escala humana… ¡Hasta llegar a los 735 kilómetros!».

En opinión de Germán Sierra, profesor de investigación en el Instituto de Física Teórica UAM-CSIC, «la importancia de este estudio nace de haber logrado validar la mecánica cuántica a una distancia de 700 kilómetros». (Sierra es autor de la paradoja de los dos gatos vivos y muertos al mismo tiempo).

Los límites de la realidad

Por muy extraña que parezca, la mecánica cuántica parece ser la única «receta» que funciona para hablar de la parte íntima de la materia. Ahora solo falta averiguar hasta dónde o cuándo: «Entender dónde o cúando los efectos cuánticos dejan de ser relevantes es un gran misterio», ha reconocido el propio Kaiser. Para resolverlo, los investigadores trabajan con los efectos cuánticos cada vez a mayores distancias o implicando a números de átomos o moléculas cada vez mayores.

«La mecánica cuántica choca contra el sentido común. Y, como no nos habituamos a ello, siempre buscamos nuevas situaciones para buscar los límites», ha dicho Sierra.

Neutrinos a casi la velocidad de la luz

Por este motivo, los investigadores del MIT se centraron en investigar los neutrinos. Son unas partículas parecidas a los electrones pero sin carga eléctrica, y tienen la capacidad de atravesar la materia sin interaccionar con ella. Por ejemplo, aunque cada segundo atraviesan nuestro cuerpo cientos de millones de neutrinos, nunca se ha observado ningún efecto.

640px-MiniBooNE-ke0G--510x286@abc
Interior del detector de neutrinos MiniBooNE

Los neutrinos son inocuos, pero también son interesantes. Por ejemplo, dos investigadores recibieron en 2015 el premio Nobel por descubrir que los neutrinos oscilan entre varios estados o sabores y que viajan por el Universo a casi la velocidad de la luz.

Sabiendo esto, se podría pensar que los neutrinos no tienen un comportamiento cuántico y que se comportan de acuerdo a los principios de la realidad clásica que podemos ver con nuestros propios ojos. Esto significaría que podrían cambiar su sabor, pero que tendrían uno cada vez y no varios al mismo tiempo. Pero el equipo de David Kaiser, del MIT, ha descubierto que no es así. Los estados de los neutrinos están superpuestos (varios ocurren al mismo tiempo) y además entrelazados (a grandes distancias es imposible distinguirlos).

«Solemos pensar que la mecánica cuántica actúa a pequeñas escalas», ha dicho Kaiser en un comunicado del MIT. «Pero resulta que no podemos escapar de la mecáncia cuántica, ni siquiera cuando describimos procesos que ocurren a grandes distancias. No podemos detener nuestra descripción cuántica incluso cuando las cosas dejan un estado y entran en otro, viajando durante cientos de kilómetros. Creo que es asombroso».

El espacio no es lo que era

Y aún resulta más asombroso si se piensa en las implicaciones de este tipo de investigaciones: «Se trata de ver de nuevo la diferencia entre mundo cuántico y mundo clásico (el cotidiano e intuitivo en el que las propiedades están definidas)», ha explicado Germán Sierra. ¿Dónde están los límites entre uno y otro? ¿Por qué a cientos de kilómetros las partículas están unidas?

Para encontrar esta diferencia entre cuántico y clásico, se ha recurrido a una corriente de experimentos que comenzó en los años setenta, y cuya base es verificar que ciertas relaciones matemáticas del «mundo real» se cumplen en el mundo cuántico. Cuando esto no ocurre, la conclusión es que el sistema observado es cuántico. «Es como una industria. Siempre hay alguien que propone una nueva explicación compatible con un mundo realista (y no cuántico). Entonces, se verifica experimentalmente y se acaba descartando», ha explicado Germán Sierra.

En esta ocasión, este lento y constante avance de la ciencia se ha conseguido a través de un experimento realizado en el MINOS (Inyector Principal de Investigación de Oscilación de Neutrinos) del Fermilab (Chicago). En esta investigación, se produjeron neutrinos en Chicago y se «dispararon» hacia un detector de Minnesota, situado a una distancia de 735 kilómetros.

A través de los cálculos matemáticos, y después de descartar que los resultados no hubieran sido producidos por errores (con una probabilidad de equivocarse de uno entre cien mil millones), el equipo de Kaiser concluyó que las oscilaciones de los sabores de los neutrinos son más compatibles con la idea de que sigan un comportamiento cuántico. La implicación directa es que todo apunta a que los neutrinos no tienen ninguna identidad concreta en todo ese viaje que hacen entre los dos detectores.

Según ha dicho el investigador André de Gouvêa en una opinón recogida por el MIT, el hecho de que los neutrinos vayan tan rápido e interaccionen tan poco con la materia puede facilitar que los «efectos relativistas sean enormes, y conspiren para hacer que grandes distancias parezcan pequeñas». «El resultado final (…) es que la mecánica cuántica parece ser la descripción correcta del mundo en todas las distancias», ha añadido.

¿Por qué lo grande no es cuántico?

Pero entonces, ¿por qué la Luna o los objetos cotidianos no están en dos sitios al mismo tiempo? Tal como explica Sierra, la explicación está en la coherencia: «Los objetos macroscópicos sufren muchas interacciones con su entorno y de forma continua. No se puede observar sus propiedades de forma aislada, y se dice que pierden la coherencia. Es entonces cuando se considera que puede aplicarse la física del mundo clásico».

Pero de nuevo en el reino de lo pequeño, resulta que las partículas sí son coherentes, entre sí. Se comportan del mismo modo a la vez, incluso a grandes distancias, sufren fenómenos de superposición y entrelazamiento. Al final, no se pueden separar en dos partes, son como una especie de continuo.

El problema sigue ahí delante. Mientras que el mundo cotidiano parece ser objetivo y tener unas propiedades determinadas con independencia del observador, el mundo cuántico parece tener unas reglas totalmente contrarias. O quizás no tener reglas. El problema es unir ambos mundos, o sea, unir la relatividad general y la mecánica cuántica. Lo pequeño y lo grande. Mientras que el espacio-tiempo se entiende con la física clásica, aún no se sabe explicar con la mecánica cuántica. Dicen que podría ser granuloso, que en realidad podría no existir y emerger de las partículas. Los físicos teóricos siguen devanándose los sesos y forzando los límites de la realidad.

«Aún está abierta la pregunta de cuánta materia es necesaria o qué distancias hay que aplicar para que la descrición clásica de la realidad sea aceptable. ¿Qué hace falta para que uno pueda usar las teorías más intuitivas y familiares de Newton?», se ha preguntado Kaiser.

«El propio Einstein confiaba en que los físicos encontrarían alguna teoría de la matería que no incluyera todas estas extrañas e increíbles propiedades. Esperaba que en esa teoría las partículas tuvieran valores definidos para sus propiedades, con independencia de que alguien las midiera o no. Pero hasta ahora, cada uno de los experimentos que se han hecho ha sido consistente con la teoría cuántica y ha hecho que sea muy, pero que muy difícil reconciliar sus resultados con las intuiciones de Einstein», ha concluido Kaiser. ¿Qué opinaría de todo esto el genio alemán?

Fuente ABC

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
b214d4fcpeder_winstrup_1000x666

ESTE ES PEDER WINSTRUP, UN OBISPO DEL SIGLO XVII

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
c2ffa520peder_winstrup_1000x1288
Peder Winstrup 
Retrato de Peder Winstrup.
Foto: Gunnar Menander, Lund University

¿Qué secreto se llevó a la tumba? Un equipo de investigadores ha examinado su ataúd y ha encontrado algo inesperado

a24b7e05peder_winstrup_1100x619Peder Winstrup 
Momia de Peder Winstrup (1605-1679). 
Foto: Gunnar Menander, Lund University

Esta es una de las momias mejor conservadas de Europa. Difícilmente se puede contemplar un individuo del siglo XVII en este estado: con la nariz, las orejas y la perilla aún visibles; la mortaja con sus pliegues y sus lazos; las manos con sus uñas…

b214d4fcpeder_winstrup_1000x666
Peder Winstrup 
El estado de conservación del cadáver es excepcional. 
Foto: Gunnar Menander, Lund University

Su cadáver no fue embalsamado, se momificó de forma natural durante más de trescientos años. Sus órganos se conservan intactos… y eso que padeció todo tipo de dolencias: enfermedades cardiovasculares, cálculos biliares, enfermedad de Forestier-Rotés, gota, diabetes, caries y probablemente tuberculosis. Murió postrado en su cama, a los 74 años de edad.

fb0142c4peder_winstrup_1000x1716
Peder Winstrup 
Cadáver de Peder Winstrup. 
Foto: Gunnar Menander, Lund University

Peder Winstrup nació en 1605 en Copenhague y en 1679 fue sepultado en la catedral de Lund, al sur de Suecia. Fue nombrado obispo de la catedral y fue uno de los padres fundadores de la Universidad de Lund. Winstrup fue un hombre del Renacimiento: llevó a cabo experimentos científicos y ejerció de arquitecto e impresor de libros, entre otras cosas.

eeaeedcapeder_winstrup_1000x893Peder Winstrup 
El ataúd en la cripta de la catedral de Lund. 
Foto: Gunnar Menander, Lund University

Fue sepultado en un panteón familiar, en la catedral de Lund. En 1833 fue demolido el coro alto del templo y parte del panteón familiar. El ataúd de Winstrup fue abierto y el cuerpo resultó estar en un estado de conservación excepcional. Su féretro, y otros tantos más, fueron trasladados a las sacristías de la cripta. Después a la torre norte. Y después a la torre sur. Entonces se derribaron las torres medievales de la catedral. El ataúd de Winstrup fue trasladado finalmente a la capilla norte de la cripta en 1875. ¿Cómo diablos se ha conservado tan bien?

6f7481a0peder_winstrup_1000x630Peder Winstrup 
Momento de la apertura del ataúd, en 2013. 
Foto: Gunnar Menander, Lund University

“Por cinco motivos: porque se momificó de forma natural con aire seco; porque murió en diciembre y fue enterrado en enero, los meses más fríos del año; por la emaciación que padeció tras permanecer dos años postrado en la cama; por las plantas depositadas junto al cadáver, que probablemente lo protegieron de los insectos; y por la temperatura y humedad constantes que hay en las criptas”, explica Per Karsten, director del Museo Histórico de la Universidad de Lund, a Historia National Geographic.

3d9d2efdpeder_winstrup_1000x666Peder Winstrup 
Escaneado médico del cadáver de Peder Winstrup. 
Foto: Gunnar Menander, Lund University

El cadáver de Winstrup fue examinado en 1923 y en noviembre de 2013, noventa años después. De nuevo había que trasladar el ataúd, en esta ocasión al cementerio norte de la catedral. Un equipo de investigadores pudo examinar el cuerpo durante quince meses. “La almohada y el colchón estaban llenos de plantas y vegetales que desprendían un olor muy fuerte, probablemente para disimular el olor del cadáver, pero también para preservarlo. Había lavanda, menta, lúpulo, artemisia, hisopo, bayas de enebro…”, enumera Karsten. A continuación se realizó una tomografía computarizada… y los resultados fueron apabullantes.

deadd342peder_winstrup_1000x1399Peder Winstrup 
Modelo en 3D del cráneo de Peder Winstrup. 
Foto: Gunnar Menander, Lund University

Bajo los pies de Winstrup apareció un feto. “Probablemente perteneció a una muchacha en su cuarto o quinto mes de embarazo y seguramente se dio un caso de aborto. Creo que un miembro del obispado ocultó el feto en el ataúd durante la organización del funeral del obispo. Estamos esperando las pruebas de ADN para determinar si existe un vínculo entre el obispo y el feto”, revela Karsten.

c335bcacpeder_winstrup_634x350Peder Winstrup 
Imagen del feto que apareció bajo los pies del cadáver. 
Foto: Gunnar Menander, Lund University

Los restos de Winstrup se mostraron por primera vez al público el pasado 9 de diciembre. De las diez de la mañana a las ocho de la tarde. La expectación fue tal que el Museo Histórico tuvo que prorrogar el evento durante dos horas, hasta las diez de la noche. “El 11 de diciembre fue depositado en un ataúd metálico que después fue sellado. Fue sepultado en un un muro de la torre norte con buena ventilación y humedad. Mis últimas palabras durante el servicio funerario fueron ‘au revoir’, en vez de ‘adieu'”, expresa Karsten.

Fuente National Geographic

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
cruzadas1

BALDUINO IV EL REY “CARA CERDO” Y “MALDITO” QUE HUMILLÓ A UN EJERCITO MUSULMÁN CON 500 CRUZADOS

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Recordado como uno de los grandes adalides de la cristiandad en Tierra Santa, este monarca murió a los 24 años por culpa de la lepra, una enfermedad que sufría desde su infancia

balduino-saladino--620x349

Fue educado desde su infancia para ser rey y suceder a su padre como soberano de Jerusalén -la ciudad de mayor importancia para los cruzados en Tierra Santa en el siglo XII-. Sin embargo, Balduino IV no pudo poner en práctica durante mucho tiempo las lecciones que sus maestros tan sabiamente le habían impartido. Y es que, murió con apenas 24 años aquejado de lepra, una enfermedad que -por aquel entonces- era considerada una maldición divina que caía sobre los pecadores que habían ofendido a los cielos. Con todo, y a pesar de que solo pudo sentar sus reales posaderas en el trono durante 10 años, tuvo la oportunidad de librar grandes batallas en las que su mano llena de llagas empuñó la espada contra los musulmanes. La más famosa fue la de Montgisard, en la que -con apenas medio millar de jinetes y unos pocos miles de infantes- hizo huir al gigantesco ejército del sultán Saladino, formado por unos 30.000 hombres.

Esta victoria no le sirvió para librarse de la lepra ni de su apodo más conocido: el de «rey cerdo». Un mote que había sido extendido después de que su enfermedad le hiciese perder los dedos de los pies y las manos, le deformase la cara y se «comiese» su nariz. Para entonces, además, su cuerpo era incapaz de sentir el dolor provocado por un corte o el contacto con el fuego, un síntoma clásico de su particular maldición.

Con todo, fue un soberano sumamente querido por sus súbditos e, incluso, por el enemigo. Así queda claro cuando se leen los escritos árabes de la época: «A pesar de la enfermedad, los francos [los musulmanes llamaban a todos los cruzados francos] le eran fieles, le daban ánimos y contentos como estaban de tenerle como soberano trataban por todos los medios de mantenerle en el trono, sin prestar atención a su lepra». Estos primeros días de abril, durante el 735 aniversario de la toma de Acre (la última gran ciudad cruzada en caer en Tierra Santa) queremos recordarle como el gran líder que era.

0fbd8f7d7244aab16b5f7721558bf038

Una maldición divina

En la Edad Media la enfermedad que padecía Balduino IV era considerada una maldición enviada por Dios para castigar a los pecadores. Así queda claro en la misma Biblia, donde son múltiples los ejemplos en los que el Señor escarmienta a algún ser humano enviándole lepra. Uno de ellos fue Uzias, a quien se define en el libro sagrado como descendiente de Salomón. «Tuvo ira contra los Sacerdotes y le brotó la lepra en su frente, y al mirarlo el sumo Sacerdote vio la lepra en su frente, y así el rey Uzias fue leproso hasta su muerte. Lo sepultaron con sus padres en el campo de los sepulcros reales pero fuera de ellos porque dijeron: ‘leproso es’», señala el libro sagrado.

No obstante, estas venganzas divinas suelen aparecer en el Antiguo Testamento. En el caso del Nuevo Testamento, por el contrario, esta dolencia sirve como excusa para justificar los milagros de Jesús, a quien se le atribuye la capacidad de «limpiar» (literalmente) a varios afectados.

Pero… ¿Hasta qué punto la lepra era considerada una aberrante maldición? La respuesta la ofrece la historiadora experta en la rama de salud Diana Obregón Torres, quien explica pormenorizadamente en su obra «Batallas contra la lepra: estado, medicina y ciencia en Colombia» el estigma que suponía para todo aquel que la padecía. «La lepra era una enfermedad tanto del alma como del cuerpo. Algunos padres de la Iglesia relacionaban pecados específicos con enfermedades específicas. La lepra se asociaba con la envidia, hipocresía, lujuria, malicia, orgullo, simonía y calumnia, entre otros vicios», explica la experta. A su vez, la lepra era sinónimo de inmoralidad, decadencia ética general y símbolo genuino de la maldad.

lepra-edad-media--510x286 - copia

La lepra, una muerte en vida

Al considerar que habían sido malditos (además de porque se creía que era una enfermedad sumamente contagiosa) aquellos que padecían lepra durante la Edad Media eran expulsados de sus hogares y obligados a vivir lejos de los núcleos urbanos. Con todo, hasta llegar a ese punto había que pasar por varias fases. La primera, como bien señala el doctor Enrique Soto Pérez de Celis en su dossier «La lepra en la Europa Medieval», era estar seguro que de que el paciente padecía esta dolencia.

Esta decisión podía ser tomada por el médico de la región, por el sacerdote y hasta por el barbero. Usualmente, todos se basaban en un síntoma tan claro como era «la destrucción masiva de la cara del paciente», en palabras del experto. Al menos al principio pues, con el paso de los años, una denuncia absurda podía llegar a costar el ingreso en una leprosería o el destierro a una persona inocente. Una vez que el experto confirmaba que el paciente sufría lepra, el sacerdote del pueblo hacía participar al afectado en un oficio similar a los que se celebraban durante un funeral. Algo que no era de extrañar, pues se consideraba que el leproso era ya un muerto en vida al que solo le quedaba esperar pacientemente a que llegase su verdadero paso al otro mundo.

«El sacerdote iba a su casa y lo llevaba a la iglesia entonando cánticos religiosos. Una vez en el templo, el sujeto se confesaba por última vez y se recostaba, como si estuviera muerto, sobre una sábana negra a escuchar misa. Terminada la homilía, se le llevaba a la puerta de la iglesia, donde el sacerdote hacía una pausa para señalar “Ahora mueres para el mundo, pero renaces para Dios”», explica el experto. Luego se llevaba al leproso a las afueras de la ciudad, donde se le daba una capucha negra, unas castañuelas para que avisara de su presencia al resto de los habitantes de la región, y se le obligaba a vivir alejado de la civilización.

Además de todo ello, los leprosos tenían una larga lista de prohibiciones para, según las autoridades, evitar la propagación de la enfermedad. «Se le prohibía la entrada a iglesias, mercados, molinos o cualquier reunión de personas; lavar sus manos o su ropa en cualquier arroyo; salir de su casa sin usar su traje de leproso; tocar con las manos las cosas que quisiera comprar; entrar en tabernas en busca de vino; tener relaciones sexuales excepto con su propia esposa; conversar con personas en los caminos a menos que se encontrara alejado de ellas; tocar las cuerdas y postes de los puentes a menos que se colocara unos guantes; acercarse a los niños y jóvenes; beber en cualquier compañía que no fuera aquella de los leprosos y caminar en la misma dirección que el viento por los caminos», añade el experto. Posteriormente, con el nacimiento de las leproserías, se obligaba también a los enfermos a permanecer en uno de estos edificios hasta la muerte.

descarga

La infancia del rey maldito

El futuro rey leproso, o rey maldito, nació allá por 1161. Su padre fue Amalarico I de Jerusalén, más conocido por enfrentarse a sangre y fuego contra Nur al-Din -uno de los líderes musulmanes más destacados del siglo XII en Tierra Santa- por el control de Egipto. Su madre fue Inés de Courtenay, esposa y, a la vez, pariente lejana de Amalarico (un hecho que hizo que tuvieran que separarse, pues la ley de la época no permitía a un hombre ascender al trono si estaba casado con un pariente).

A pesar de que la separación de sus padres podría haberle dejado fuera de la carrera por el trono, a Balduino se le reconoció rápidamente su derecho a gobernar. Por ello, desde pequeño fue educado por Guillermo de Tiro para ser rey. Este, en sus memorias, afirmó que el pequeño sentía gran interés por la historia y por las letras. A su vez (y tal y como afirma el historiador M. Michaud en su obra «Historia de las cruzadas») «amaba la gloria, la verdad y la justicia». Por su parte, el investigador germano experto en las cruzadas Hans Eberhard Mayer dijo de él que poseía una gran perseverancia, paciencia y sentía gran amor hacia sus caballos.

descubrimiento-lepra--510x286

 

Todo era felicidad en la vida de Balduino hasta que, con 9 años, su tutor se percató de que el futuro rey no sentía dolor, un síntoma de que podía padecer lepra. Así lo de dejó explicado en su diario, recogido por Ángel Luis Guerrero Peral en su obra «Manifestaciones neurológicas de la lepra del rey Balduino IV de Jerusalén»: «Mientras jugaba con otros niños nobles, y mientras entre ellos se pellizcaban en manos y brazos como suelen hacer a menudo cuando juegan, los otros gritaban cuando eran heridos, mientras que Balduino lo soportaba con gran paciencia y sin muestras de dolor, como alguien acostumbrado a este, pese a que sus amigos no respetaban especialmente su condición principesca en juegos». En ese momento Guillermo de Tiro supo que, aunque no fuera totalmente seguro, era muy probable que el pequeño acabase siendo un leproso.

«Percibí que la mitad de su mano y brazo estaban muertas, de forma que no podía sentir en absoluto el pinchazo»

Algo que, por cierto, extraña a día de hoy mucho a Guerrero Peral (especializado en neurología). Y es que, este experto afirma que -tras examinar las biografías de Amalarico y su esposa- no hay constancia de que ninguno de ellos padeciese esta enfermedad. Por ello, supone que se contagió de ella por culpa de alguien. «No hay evidencia alguna de que Amalarico, Agnes o María Comnena, la segunda esposa de Amalarico, padeciesen lepra. Posiblemente Balduino contrajo la enfermedad en sus primeros años de vida de algún sirviente de la corte; en cualquier caso, ya en el siglo XXI la mitad de los pacientes de lepra no cuenta con una historia clara de exposición a la enfermedad», completa.

Independientemente de la causa, lo cierto es que -tanto los doctores de la corte como el propio Tiro- esperaron hasta que examinaron varias veces al pequeño antes de poner sobre aviso al reino, pues sabían el estigma social que conllevaría a todo un príncipe de Jerusalén aquella maldición. Esto es lo que escribió el tutor tras una de estas exploraciones: «Percibí que la mitad de su mano y brazo estaban muertas, de forma que no podía sentir en absoluto el pinchazo, o ni siquiera si era mordido». Tras llevar hasta la corte a varios médicos musulmanes para corroborar el diagnóstico, y después de que pasaran varios años, se confirmaron los peores temores de Amalarico: el futuro rey era un leproso. La dolencia se confirmó, todavía más, cuando Balduino ascendió hasta el trono a la edad de 13 años tras la muerte de su padre.

Montgisard, el comienzo

El año 1177 sería toda una prueba de valía para el rey leproso. Y es que, fue entonces cuando Saladino (el sultán de una cantidad incontable de regiones como Siria, Palestina, Yemen, Libia y otras tantas más) armó un gigantesco ejército de entre 26.000 y 30.000 musulmanes con los que invadir Jerusalén -entonces bajo dominio cruzado-. Por suerte para el «rey cerdo», los cristianos habían organizado ya un contingente que contaba con tropas de Bizancio y caballeros recién llegados de Europa con el que pensaban conquistar El Cairo.

Esto permitió al soberano reaccionar rápidamente a las amenazas de Saladino. «Balduino se enteró de los planes del musulmán y decidió ir personalmente en su búsqueda. Fue así como […] comandó a varios miles de infantes y 375 caballeros [según otras fuentes, 500] en marcha fuera de Jerusalén», explica el medievalista Michael Rank en su libro «Las cruzadas y los soldados de la cruz». Junto a ellos partió el obispo de Belén, quien portaba consigo la Vera Cruz. Una reliquia que, según se decía, estaba elaborada con los restos de la cruz en la que pasó sus últimos momentos de vida Jesucristo.

Los templarios reforzaron el ejército de Balduino tras escapar del bloqueo de Gaza

Balduino decidió dirigir a todo este contingente hasta Ascalón -una fortaleza ubicada a 74 kilómetros de Jerusalén- para defenderse allí de Saladino. El rey partió, a pesar de su debilidad, como un caballero más, dirigiendo a sus tropas y lanzándol arengas a pesar de que la lepra le acosaba. Por su parte, los caballeros templarios de la zona decidieron tomar también las armas para unirse al contingente cruzado. No obstante, los «Pobres caballeros de Cristo» se vieron obligados finalmente a retrasar su llegada a Ascalón después de que los soldados de la media luna les sitiaron en Gaza.

Cuando el «rey cerdo» llegó hasta el castillo de Ascalón, por tanto, se encontró con que -para su desgracia- los poderosos caballeros templarios no habían acudido en su ayuda. Así pues, prefirió refigurarse tras las murallas que lanzarse de bruces contra el inmenso ejército musulmán. La situación se puso de cara para el sultán, que -con el contingente cristiano resguardado en el castillo y el paso franco hasta la ciudad santa- ordenó a sus hombres dirigirse hacia Jerusalén para conquistarla. Su última decisión fue dejar un pequeño contingente para evitar que el leproso escapase.

«Saladino creyó que Balduino estaba atrapado en Ascalón y que, incluso si los cruzados lograban huir, sus fuerzas eran demasiado reducidas como para representar una amenaza a su ejército. A consecuencia de ello, Saladino permitió a sus tropas dispersarse a medida que se dirigían lentamente hacia Jerusalén. Avanzó despreocupadamente, deteniéndose en ciertas ocasiones para saquear villas a su paso, como Ramla, Lydda y la costa en dirección sur y formando un trayecto en círculo de regreso para interceptar el paso de Saladino», explica Rank.

mapa-de-las-cruzadas (1)

La lógica de Saladino era innegable, pero lo que el musulmán no conocía era el arrojo de Balduino. Y es que, a pesar de no poder tenerse en pie por la lepra, el rey escapó con su ejército del bloqueo musulmán de Ascalón y dirigió a sus huestes tras la retaguardia de los hombres de la media luna. Su objetivo no era otro que atacar al gigantesco contingente enemigo cuando estuviese desprevenido y causar el desconcierto entre sus combatientes.

La idea no era mala, y aún fue considerada mejor cuando un centenar de caballeros templarios se unieron al ejército de Balduino después de haber logrado burlar a los enemigos ubicados en las fuerzas de Gaza. «Este pequeño grupo de caballeros tenía un poder formidable. Iban bien acorazados y eran expertos en el uso de sus armas», explica el divulgador histórico Martin J Dougherty en su dossier «Montgisard» (ubicado en la obra coral «Batallas de las cruzadas»). Con más tropas y una energía renovada, los cristianos partieron decididos a arrasar a los musulmanes y evitar la conquista de Jerusalén.

A finales de noviembre, el ejército cruzado dio alcance a las tropas de Saladino a la altura del castillo de Montgisard (cerca de Ramala). La situación no podía ser mejor para los cruzados pues, motivados por el sultán, las tropas musulmanas se habían diseminado a lo largo de kilómetros para saquear todo aquello que pudieran a los principales pueblos católicos. Cuando se percató de que Balduino estaba a su espalda, el árabe trató de reunir a sus combatientes y formar con ellos una línea de batalla aceptable. Pero ya era demasiado tarde y solo pudo lograr que sus combatientes crearan un desigual frente en el que reinaba la descoordinación.

Además, el ejército de la media luna estaba totalmente agotado por haber aprovechado hasta la última brizna de energía en robar. «La mayoría de los soldados de Saladino estaban cansados a consecuencia de la marcha desde Egipto y los posteriores saqueos, lo que los dejaba muy mal parados para luchar contra los cruzados», determina Rank. El día 25, los cristianos formaron filas para atacar a sus enemigos de la mejor forma que sabían: lanzándose de bruces con sus caballeros totalmente acorazados (al modo europeo) contra la formación contraria hasta que esta huyera. En sus filas se sumaban entre 375 y 500 jinetes, 80 templarios y varios miles de infantes. Por su parte, Saladino tenía desperdigado a su gran ejército de entre 26.000 y 30.000 combatientes.

batalla--510x286

La gran victoria de Balduino

En las cercanías de Montgisar, y bajo el sol abrasador de Tierra Santa, Balduino hizo los preparativos para lanzarse sobre los musulmanes mientras estos todavía trataban desesperadamente de organizarse. Apenas podía tenerse en pie por lo avanzada que estaba su enfermedad, pero sabía que su mera presencia inspiraba a los cristianos. Por ello, hizo un esfuerzo para postrarse sobre la Vera Cruz y rezó para que Dios le ayudase a expulsar de aquellas tierras sagradas a los enemigos más odiados de los cruzados. Acabado el rezo y -según Dougherty- con cierto temor ante la visión de un contingente tan grande como el comandado por el sultán, el rey maldito dio la orden de atacar. Así fue como el medio millar de jinetes que portaban sobre su armadura la cruz de Cristo se lanzaron a voz en grito contra los invasores.

large - copia

 

La primera carga fue devastadora, pues las lanzas de caballería aplastaron las primeras líneas de la formación enemiga. Además, fue más efectiva todavía gracias a que Saladino no pudo recurrir a una táctica habitual entre los generales musulmanes. «Una razón por la cual los cruzados muchas veces fracasaban cuando arremetían contra las fuerzas enemigas era la inteligente forma en que maniobraban estas últimas, de modo que los cruzados se encontraban con un espacio vacío en su embestida. A continuación, cuando los caballeros salían en persecución de sus objetivos, que se batían en retirada, se acercaban otras unidades y les disparaban una lluvia de flechas para luego acabar con los agotados supervivientes en un asalto final cuerpo a cuerpo», añade el anglosajón. En este caso, sin embargo, no pudieron más que tratar de resistir la embestida de los jinetes de la cruz. Fue una masacre.

Mientras la carga se sucedía, Balduino rompió los esquemas de todos sus combatientes al no apartarse de la lucha. Por el contrario, prefirió ponerse unos gruesos guantes sobre sus manos llenas de llagas y, al poco, lanzarse también a la carga. Renovados por el ímpetu del monarca de Jerusalén, los caballeros siguieron combatiendo con gran valor hasta que, como si sus lanzas hubiesen sido bendecidas por el mismísimo Dios, atravesaron la formación enemiga. Según cuentan las crónicas, Saladino vio tan mal la situación que huyó a lomos de su camello. Al parecer estuvo a punto de ser asesinado por los cristianos, pero logró huir gracias a la intervención de su guardia personal.

«La victoria de Balduino fue total. Su ejército capturó a la mayor parte de sus fuerzas, incluido a su guardaespaldas mameluco , y mató a su sobrino, Taqi al-Din. Solo el 10 por ciento de las fuerzas de Saladino regresó a Egipto después de la aplastante derrota. Por el lado de Balduino, los registros señalan que murieron alrededor de 1.100 hombres y 750 resultaron heridos», explica Rank. Aquella fue la gran victoria del rey. Una de las últimas, pues la lepra terminó con su vida allá por 1185.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
descarga (1)

HALLAN EN COLOMBIA RESTOS DEL METEORITO QUE HIZO DESAPARECER A LOS DINOSAURIOS

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Un equipo de científicos ha encontrado en la isla colombiana de Gorgonilla, en el Pacífico, fragmentos del meteorito que hace unos 66 millones de años provocó la extinción de los dinosaurios, han informado fuentes de esa investigación. “Son evidencias del choque del meteorito, unas partículas milimétricas que son el resultado de cuando chocó”, ha señalado uno de los miembros de la expedición científica, Hermann Bermúdez.

Esos restos, denominados esferulitas, tienen parte del material de la plataforma continental de lo que actualmente es la Península del Yucatán que se fundieron con fragmentos del meteorito. Estas esferulitas tienen dos centímetros de espesor y aspecto similar al de unas canicas, porque son de vidrio.

En el microscopio pueden apreciarse unos pequeños cristales que son del meteorito y que muestran la composición de lo que era. Al impactar con la superficie del planeta, originó un cráter de 200 kilómetros de diámetro, el Chicxulub, que está en la Península de Yucatán. El choque ocasionó tsunamis y una catástrofe ambiental que produjo la extinción masiva de especies y el fin de la era de los dinosaurios.

Según ha detallado Bermúdez, “el hallazgo es único” porque grandes expertos mundiales que colaboraron con él y que “conocen todas las localidades del mundo donde hay evidencia del impacto” aseveraron que “nunca habían visto una preservación como esta”.

Todavía no tienen claro por qué los fragmentos están tan bien conservados, pero sospechan que se debe a que Gorgonilla “estaba muy profundo en el mar” y solo millones de años después emergió a la superficie. “En otros sitios los materiales estuvieron muy cerca de la superficie desde hace millones de años”, ha destacado.

Primeros restos en Sudamérica

Este es también el primero de los fragmentos que se han descubierto en Sudamérica, ya que hasta el momento solo se habían hallado secciones del meteorito en el centro y norte del continente. Eso permitirá, además de conocer mejor de qué estaba formado el meteorito, saber más de lo que sucedía en la región hace 66 millones de años.

Bermúdez ha señalado que se puso tras la pista de estos restos cuando una compañera le habló de unas muestras que habían encontrado en la isla. En 2004, el investigador estuvo estudiando acerca del meteorito en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y se dio cuenta de que eran muy similares a los de Gorgonilla.

Fue entonces cuando comenzó a trabajar en un proyecto para ir a la isla y “con esfuerzo privado porque no hay apoyo a la investigación” en Colombia, consiguió formar una expedición. Finalmente, el año pasado pudo regresar a Gorgonilla en octubre y hacer nuevos análisis en una segunda fase que fue posible de nuevo por “más por apoyo internacional”.

“Sería muy bueno que gente como la que está en (el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación) Colciencias por ejemplo le diera un apoyo más grande a la investigación en Colombia”, ha asegurado Bermúdez. Sin embargo, ha agregado con resignación que “ni siquiera” buscó apoyo “porque se pierde en la burocracia” y ha subrayado que no guarda “mucha expectativa del asunto”.

Megaterremoto de magnitud 13

Pese a la falta de financiación, el científico espera continuar trabajando para, en base a los restos hallados en Gorgonilla, demostrar que cuando cayó el meteorito hubo un “megaterremoto de magnitud 13 (en la escala de Richter) que sacudió el Hemisferio Occidental”.

A esa conclusión ha llegado al basarse “en las observaciones de los afloramientos de los cuerpos de roca que hay en Gorgonilla” y que se aprecia que “debajo del depósito donde está la secuencia de roca que está muy deformada”. “Queremos enlazar esto con otros vectores de México y el sur de Estados Unidos para plasmar la presencia de este terremoto con evidencias de Gorgonilla, donde está muy bien preservado”, concluyó.

Fuente RTVE

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest
nostradamus635

LAS PREDICCIONES DE NOSTRADAMUS PARA EL 2016

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

0001011571

Hoy os traemos algo de lo que tanto se está hablando, las predicciones de Nostradamus para el 2016. ¿Verdad, Mentira? espero a ver que pasa en el transcurso de este año.

Elena G.

Son diez las predicciones más importantes de Nostradamus para este 2016. Una de ellas, ya está cumpliendose, es el calentamiento global, y las otras tienen que ver con una tercera guerra mundial, una gigantesca erupción volcánica y terremotos, lo mismo que una crisis económica mundial.

Además, los humanos aprenderán a hablar con los animales y desaparecerán las diferencias entre los idiomas, lo que significa el retorno de la humanidad a los días anteriores a la torre de Babel.

Muchas de las profecías de Nostradamus, nacido el 14 de diciembre de 1503, se han cumplido en el pasado, de acuerdo con las interpretaciones que se han hecho de su obra principal: “Las verdaderas centurias astrológicas y profecías”, publicada por primera vez en 1555.

Todas sus predicciones son materia de interpretación porque Nostradamus escribía con metáforas y sin especificar años exactos. Los estudiosos de ellas le han asignado fechas.

En efecto, entre las predicciones que han tenido cabal cumplimiento se reseña el ataque criminal contra el Papa Juan Pablo II, ocurrido el 13 de mayo de 1981 en la Plaza de San Pedro, obra de un sujeto de nacionalidad turca.

Otra más reciente, los atentados perpetrados el 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York. Sobre este último hecho, Nostradamus ilustra su vaticinio con una gran torre en llamas y explica que “el cielo arderá y el fuego se extenderá sobre una gran ciudad”. Para este año, el adivino francés aventuró una gran guerra, desastres naturales y la muerte de los ricos.

Nostradamus, quien falleció en 1566 y cuyo verdadero nombre era Michel de Nôtre-Dame, nacido en Francia e hijo de un comerciante, fue boticario, astrologo y matemático. Su fama como vidente comenzó al predecir varios hechos de la vida de la Reina Catalina de Médici, entre ellos, la muerte del Rey Enrique II.

En la fecha todos los medios del mundo hacen reseñas sobre las 10 profecías de Nostradamus para este nuevo año que ya ha comenzado.

Algunas de las profecías de Nostradamus para el 2016

1- La Tercera Guerra Mundial.

Según Nostradamus en 2016 habrá una gran guerra que durará 27 años. En esta predicción señala que este evento llegará a su apogeo cuando un cometa sea visible en el cielo. Este suceso vendrá acompañado de otros eventos como un combate nuclear y desastres naturales.

2- La erupción del Vesubio.

El monte Vesubio es un volcán activo situado frente a la bahía de Nápoles y a unos nueve kilómetros de distancia de la ciudad de Nápoles. Según su predicción esta erupción podría suceder a principios de 2016 y sería la peor de su historia. Esta catástrofe natural vendrá acompañada por varios terremotos que podrían matar a 16 mil personas.

3- Gran terremoto en Estados Unidos

Según la profecía, será el más fuerte de toda la historia en territorio estadounidense.

4- Gran crisis económica.

Se derrumbará la economía mundial, según Nostradamus, los hombres ricos morirán muchas veces.

5- Adiós a los impuestos.

Una gran revuelta pondrá fin a toda clase de impuestos para siempre. El vidente escribe: “Las personas se niegan a pagar el impuesto al rey. Ese día muchos van a celebrar la libertad en un país que grava sin piedad”.

6- La radiación quemará al mundo.

Nostradamus vaticinaba un tipo de calentamiento global en el que los campos acababan quemados por el calor.

7- 200 años de vida.

La medicina ayudará a alargar la vida de los humanos hasta los 200 años.

8- No se podrá ser padre en libertad.

Para poder ser padre o madre necesitarán de un permiso o licencia.

9-Los humanos aprenderán a hablar con los animales.

“Los cerdos se convertirán en un hermano para el hombre”, dice el profeta, haciendo alusión que los avances en la ciencia de la telepatía harán posible que las personas hablen con sus mascotas

10-Las diferencias entre idiomas desaparecerán.

“Después de la invención de un nuevo motor, el mundo será como en los días antes de Babel”, escribió Nostradamus. Tal vez se refería a una máquina de traducción universal, el ordenador. Él aseguró que este desarrollo provocará el fin de las Naciones.

Elena G.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest

Blog implementado por C&M